Instituto Juan de Mariana: Terrorismo y cambio climático, según ZP
2005 Instituto Juan de Mariana
Instituto Juan de Mariana has received the Dorian & Antony Fisher Venture Grant
.
Instituto Juan de Mariana
Reducir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra

Artículos


Home - Artículos - Terrorismo y cambio climático, según ZP

2006/11/05 - Gabriel Calzada - Libertad Digital

Terrorismo y cambio climático, según ZP

ZP ha aprovechado la XVI Cumbre Iberoamericana para superarse a sí mismo y dejarnos una de esas frases que a simple vista parece el producto de un perfecto idiota pero que en realidad lo que revelan es una completa falta de principios éticos. La hazaña de Rodríguez consistió en afirmar que "el cambio climático ha provocado más muertos que el terrorismo internacional".
Incluso suponiendo que fuera cierto que la actividad humana es la principal responsable de un cambio climático que estuviese provocando muchas más muertes de las normales, la comparación es totalmente obscena. La reacción de un hombre decente debería de ser: "¿y qué?". Mientras que el supuesto incremento de las muertes por el cambio del clima no serían intencionales y se parecerían mucho a las que tienen lugar en los accidentes de carretera, el terrorista mata conscientemente a sus víctimas para conseguir algún tipo de fin político; en el caso de ETA la sangre derramada hasta ahora tiene el propósito de establecer un estado socialista en el País Vasco. Comparar lo uno con lo otro es fruto de una mente retorcida y perversa capaz de obviar la gigantesca diferencia que hay entre la decisión de asesinar y la ocurrencia de una accidente. Es precisamente lo que ha hecho el entorno de ETA durante años comparando el número de asesinatos con los muertos en accidentes de tráfico para concluir que tampoco es para tanto lo que hacen.

La comparación es todavía más detestable si tenemos en cuenta que los científicos todavía no tienen nada claro en qué medida la actividad del ser humano puede estar contribuyendo al cambio del clima, a través de las emisiones de CO2, en comparación con otros factores como el vapor de agua o la actividad solar. Lo que sí parece que reúne cierto consenso científico es el hecho de que, aunque congelásemos las emisiones de dióxido de carbono como pretende el Protocolo de Kyoto, el calentamiento apenas se reduciría en 0,07 grados centígrados.

Pero es que además, ¿cómo puede Rodríguez culpar al cambio del clima de la muerte de tanta gente si el clima siempre ha estado cambiando? Sospecho que el calentamiento que se produce desde la última era glaciar hasta la actualidad ha salvado millones de vidas. Si se refiere sólo al calentamiento que ha tenido lugar en los últimos cien años, en los que el planeta se ha calentado en torno a los 0,6 grados centígrados, éste puede haber sido malo para algunas personas pero, sin duda alguna, está siendo buenísimo para otras muchas. No olvidemos que, según los modelos usados por las Naciones Unidas, el calentamiento tiende a darse sobre todo en las regiones más frías del planeta. ¿Quién decide qué es más valioso? ¿El mal o el bien que causa el cambio actual del clima? ¿O es que vamos a renunciar a pensar que el calentamiento –tenga la causa que tenga– tiene efectos positivos sobre el ser humano? Detrás de las palabras de ZP también se esconde la peligrosa idea de un óptimo climático que deberíamos de estar persiguiendo continuamente.

Sin embargo, hay un aspecto del que no nos habla ZP en el que el cambio climático y el terrorismo se parecen extraordinariamente. Esa similitud no es otra que la reacción de los gobernantes ante dos fenómenos tan distintos. Y es que tanto el terrorismo como el continuo cambio del clima les sirven de coartada para concentrar más poder político en manos del Estado. Cada mensaje ecológico catastrofista y cada alarma por acciones terroristas están sirviendo a los gobiernos para reducir las libertades económicas y civiles de los individuos. Si no decimos "basta ya" a tiempo, un día nos encontraremos vagando por una sociedad donde un gran hermano vigila todos nuestros movimientos "con el fin de protegernos" mientras que un comité de planificación central ordena cómo producir y cómo resolver los problemas medioambientales con los que nos vayamos encontrando.


© 2005-2014. Instituto Juan de Mariana. All rights reserved.