2005 Instituto Juan de Mariana
El Instituto Juan de Mariana gana el Fisher Venture Grant, un programa para apoyar los think tanks jóvenes
.
Instituto Juan de Mariana
Reducir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra

Comentarios

Portada - Comentarios - En defensa del voto censitario

10/05/2013 - Pablo Carabias

En defensa del voto censitario

Nos lo inculcan ya en clase de sociales en el colegio, está constantemente presente en los medios de comunicación, como una verdad irrefutable, como la quintaesencia de la democracia... Sin duda, la consecución del sufragio universal, la realización del principio "un hombre, un voto" es considerado uno de los logros más importantes de la sociedad, la plenitud de la democracia... El no va más del poder del pueblo.

Por contra, el voto censitario, característico en muchas sociedades de finales del Dieciocho y que se mantuvo en diferentes variantes hasta bien entrado el Siglo Veinte, está absolutamente desprestigiado. Así, plantear hoy en día el concepto de voto censitario es una forma segura de ser tildado de cualquier cosa acabada en "ista": fascista, racista, machista..., incluso capitalista.

Pero yo voy a plantearlo.

Realmente, el voto censitario puede (y, de hecho, lo ha estado a lo largo de la historia) estar basado en muchos tipos de restricciones.

Desde el sexo, como en Suiza, donde, hasta 1971, el voto era un derecho solo para varones, hasta la raza, como en los Estados del Sur de los Estados unidos, con los negros fuera del censo electoral (perdón, afroamerican@s..., seamos políticamente correctos), pasando por el estado civil, casados y "cabezas de familia" en las elecciones al tercio familiar de la España franquista, hasta la edad, como el voto a los 18 años de nuestra moderna y superguay democracia (y que los partidos de izquierda, conscientes de que cuanto más inmaduros e irresponsables sean los votantes más van a sentirse atraídos por sus insensateces, estarían encantados de bajar a 16...).

Sin duda, muchas de estas restricciones son absolutamente indefendibles. Pero hay una restricción, una restricción basada en la riqueza de las personas, el voto ponderado basado en la aportación económica de cada uno al erario común, que me parece absolutamente clave para un ejercicio sano de la democracia.

Porque en el fondo, la democracia no es más una forma de decidir la gestión y el control del dinero que aportamos cada uno. Y lógicamente, por un elemental sentido de la justicia, quien más aporte debería tener más que decir sobre el destino que se da al fondo común, de forma proporcional a lo aportado.

Así, creo que el derecho a voto, libre y voluntario, debería tener un precio. Pongamos un ejemplo. Cada papeleta de voto, 100 €, 200 €. Cada persona decidiría cuántos derechos a votos quiere y/o puede comprar y, de esta forma, con el dinero que cada persona, de forma voluntaria, aporte, se financiaría el Estado, pues este dinero, estas digamos "participaciones" serían el único y exclusivo capital estatal con el que se financiaría... y, por supuesto, nada de impuesto adicionales.

Es decir, todo aquel que crea en el Estado, que ponga la pasta que considere y decida en función de ella... Básicamente, como si comprase acciones de una empresa.

Yo, personalmente, no me dejaría un euro en derechos de voto, pues se me ocurren muchas otras opciones más interesantes donde gastar mi dinero...

 

Opinión de los lectores

Fernando

El estado es un ente opresor por naturaleza. Incluso aunque las aportaciones monetarias para su sustento fuesen voluntarias, sus leyes seguirían siendo arbitrarias e impuestas.

Al final todo se resume a una cuestión de fuerza. La democracia es el sistema más extendido actualmente porque existe una mayoría que tiene la capacidad y el deseo de robar e imponer a la minoría más productiva.

Hasta que el equilibrio de fuerzas cambie y surjan mecanismos que hagan más fácil para la minoría productiva conservar su patrimonio que para la mayoría democrática arrebatárselo, no veremos una sociedad más justa y basada en transacciones voluntarias.

Buenaventura

Estoy de acuerdo en líneas generales con la idea de asemejar el funcionamiento de los estados al de las empresas anónima, pero creo que en vez de comprar los votos, se deberían tener más o menos opciones de voto en virtud de la cuota que se paga en impuestos. Es decir el que paga un 40% de impuestos sobre la renta debería tener cuatro veces más opciones de voto que el paga un 10% y cada contribuyente debería tener la libertad de aumentar su cuota de contribución para tener más opciones de voto. Al establecer las opciones de voto en función del porcentaje sobre la renta y no en un precio fijo, se equilibraría el poder entre los distintos niveles de renta. Los más comprometidos con el bien común tendrían más poder de decisión que los menos comprometidos.

Luis

Vamos a ver, que los ricos, por el hecho de serlo, no tienen por qué ser gente buena ni tampoco productiva. Sólo la riqueza obtenida conforme a derecho es socialmente beneficiosa. (Los ladrones ricos no son socialmente beneficiosos, y en la situación que planteas podrían hacerse con el poder)

Incluso alguien muy productivo y cumplidor, respetuoso de la propiedad ajena, trabajador incansable que haya obtenido éxito en sus negocios podría pensar en comprar esos votos para hacerse con el poder estatal y acto seguido dejar de hacer todas esas cosas y convertirse en un dictador populista amante de lo ajeno y liberticida.

carmen

No me ha gustado el planteamiento de "comprar votos" que ha hecho Pablo Carabiasa para defender el voto censitario. Por el contrario, prefiero el planteamiento que dáe Manuel Ayau en el 17 minuto de la conferencia: http://newmedia.ufm.edu/gsm/index.php?title=Ideas_esenciales_del_liberalismo

Me encanta cuando Manuel Ayau dice: "la verdadera democracia económica se vota con 'pisto'" (refiriendose el 'pisto' al dinero).

Últimamente están prosperando las financiación de iniciativas bajo el crowdfunding y pienso que es una
manera de que prosperen proyectos que el pueblo quiere. En definitiva, espero que pronto tengamos menos impuestos, más dinero para el ciudadano y empezar a acostumbrarnos a que las iniciativas de nuestro entorno se deban al crowdfunding

Carlos

Suelo leer con agrado y sumo interés muchos de los artículos que se publican en esta web, precisamente porque me gusta su tono a contracorriente y polemista frente a la corrección política. Sin embargo, esta reflexión a favor del voto censitario no me parece acertada. No votamos a nuestros representantes políticos únicamente para que gestionen con acierto nuestros impuestos, sino también para que adopten otras decisiones que, sin ser de carácter monetario, afectan igualmente a nuestras vidas.

Enrique

Suelo estar bastante de acuerdo con las entradas de este autor, hoy discrepo, creo que hay sistemas mejores que limitar el voto en función de lo que pagamos de impuestos, más que nada porque si Botín mandara en España, más de lo que ya lo hace (que es mucho), apaga y vamonós...es la descentralización política, al menos te permite vivir en CA más coherente con tus principios. En mi caso prefeiría no estados, porque creo que es precisamente lo que los ricos poderosos (NO LOS RICOS RICOS) detestan, pero es una utopía hoy. Me parece más equilibrada una especie de confederación y si en mi CA deciden el tipo de voto como el que propone el autor, con el que siento discrepar (soy ancap pero si hay estado debe ser para todos, con darle menos poder problema solucionado) pues me tendría que ir a otra, aunque fuera más socialista, hoy no tengo esa opcion, quizas eñ sistema suizo sea la solución...http://loquenoseven.blogspot.com.es/2013/05/podriamos-parecernos-los-suizos-en.html

Anonimo

yo si pienso que el límite de edad es legítimo. Es más debe elevarse en lo mínimo, y hasta reducirse en lo máximo: 21 o 25 años en lo mínimo y 65 en lo máximo (edad productiva?).

Jose Perez

El voto censitario ya existe, y está disponible para aquéllos que de verdad deseen ejercerlo. Se llama votar con los pies, y es lo que hacen los emprendedores que se van a otro país porque es más fácil, o que mueven sus fondos a Luxemburgo o Singapur porque sienten que serán fiscalmente menos maltratados.

De cualquier otra manera, mientras la casta vive parasitando a la sociedad (estos días se comenta el sueldo y el CV, por decir algo, del nuevo secretario general del IVAJ, otro de la casta y por la casta..).., y una mayoría ignorante aspira a malvivir con las migajas que dejen no hay una gran perspectiva en este país...

Saludos

john silver

Nada que ver con Pablo Carabias ni con el voto censitario, pero sí con el voto a secas si me perdonan la digresión… Lo que me pregunto yo es qué diríamos a aquellos que piensan que las clases “de sociales” y el cole (noten que ambas son gratis total) son simples instrumentos de propaganda diseñados para enmarcar los límites del pensamiento correcto y así evitarnos el horror de cuestionar “la democracia” y lo que esta conlleva. Creo que por ahora la única opción de los demócratas a estas reticencias es seguir machacando “hasta que mejore la moral”; esperemos que si no obtienen los resultados deseados ningún demócrata proponga hacer exámenes “de sociales” para poder entrar en el alimerka…

Enrique

Jhon, solo una aclaración, nada de gratis, otra cuestión es que usted las pague o no (impuestos), pero de gratis nadA...

pablo

Es interesante comprobar cómo la idea central del artículo, que quién más aporte (de forma voluntaria) al fondo común tenga más que decir sobre el el destino que se da a dicho fondo, tenga tantos detractores…

Sin duda, es muy humano el querer disponer del dinero de los demás para los propios fines e intereses, de hecho muchos creen que tienen un derecho natural a ello y consideran la democracia como un buen método para conseguir arrebatar la riqueza a sus legítimos propietarios.

Yo no…

heliogabalo

El voto censitario es una buena idea. De hecho, siendo coherentes con ese aristocratismo democrático a lo antigua polis griega, deberíamos asimismo defender que fueran las grandes fortunas, los grandes privilegiados quienes lucharan en las guerras. Así podríamos escribir una nueva Ilíada en el que el furibundo Botín, haciendo las veces de Agamenón, persiguiera sin tregua a ¿quizá Güemes? por el rapto de su mujer. He mencionado a Güemes, porque no se me ocurre ningún otro patricio con aire ligoncete, aunque estoy abierto a sugerencias.

Erik

Creo que su principal problema es que no entiende que el estado de derecho es algo más que economía. Qué triste la gente que pide retroceder en vez de avanzar. Lo peor es que la historia se olvidará de ustedes, y seguirá habiendo gente que quiera mirar atrás, en vez de enseñarnos lo absurdo de sus peticiones o propuestas.

Txemari

Un gran facepalm para usted, señor Carabias. Un artista, si señor.

Eugenio Martín Velázquez

Lo que me sorprende es que los elegidos por la gente, en la democracia nunca apechugan con lo que hacen. Es como si democracia significará hacer lo que uno quiera sin apechugar personalmente jamás con las consecuencias de sus actos. Además de estar de acuerdo con el autor de este magnífico artículo siempre me pregunto porque la democracia es entendida como puedo hacer lo que quiera sin pagar jamás por mis errores. En España 365 elegidos deberían apechugar con sus consecuencias, pero en mi vida jamás he visto que uno de esos haya pagado por nada.

Cisne Negro

Yo no me molestaría ni en contestar la estupidez que defiendes, Pablo.

Javier

Comprendo, por las entradas que veo en esta página web, que los comentarios publicados son esencialmente de un corte liberalmente en lo respectivo a la economía. Sin embargo, en una opinión como esta -que me parece esperpéntico que se clasifique en estado de derecho en lo referente a los temas- demuestra que el liberalismo económico no tiene por qué ir de la mano con el político. Aparte de conceptos contradictorios, como el ir pidiendo respeto a quien defiende el voto censitario, y sin embargo, calificar de insensatez lo que dicen los partidos de izquierda, la defensa de este voto censitario no sólo iría ya contra la Constitución Española de 1978 (que es el estado de derecho por el que nos regimos), sino que además es un movimiento de inmovilización social, que no permitiría a gente con menos renta poder medrar en la escala social aunque sus ideas y gestión puedan ser mejores respecto a la economía que uno que tenga el doble o el triple de renta, pero que con su voto no se preocupe por la sociedad. La sociedad no es una empresa, no somos máquinas, somos seres humanos. Y desde luego que es indefendible el voto censitario, pero no en su mayoría, sino en su totalidad. Atacar a la igualdad de los seres humanos, si que se podría considerarse, como el señor Carabias dice, una palabra terminada en -ista.
Y desde luego, no me extraña que escribiendo artículos de este corte, sea capaz de renunciar a su voto por simple dinero.

alvaro

Este artículo me chocaría por antiliberal en cualquier sitio, pero en la web del IJM me choca mucho más.

Sr. M.

Con todo el respeto que me exige el web master, que no este artículo al cual me abstendré de calificar, si usted piensa que el ejercicio de la democracia se limita a decidir en que se emplea el dinero público, está usted de más en un instituto que se dedica a debatir ideas políticas. Su sola concepción de esta aberrante forma de democracia "al peso" debería ser suficiente para descalificarle y expulsarle de cualquier institución medianamente seria.

Un respetuoso saludo, desde la distancia

Juan Pablo de la Cruz G.

El criterio de aportación monetaria me parece fundamentalmente equivocado. Me parece más justo que vaya en relación a las horas trabajadas.
Hay mucha gente que gana mucho por pertenecer a organizaciones como sindicatos o partidos políticos. Por lo general, me pone los pelos de punta pensar que esa gente debería tener mayor capacidad de decisión que yo.

Ángel

Pocas cosas son más estatistas que el voto censitario. Me avergüenza leer esto publicado aquí.

Pablo

Sin duda, con este sistema electoral, el que más aportara ganaría las elecciones y se lo llevaría todo. Además tendría todo el poder ejecutivo y legislativo para exprimir a todo el mundo y quedarse con la renta de todos los competidores nacionales (y de los trabajadores, si se me permite nombrarlos aquí). Así, siempre sería el ganador en adelante. Como no podemos presuponer que el que más dinero tenga además tendrá buenas ideas sobre cómo organizar la convivencia o algún tipo de vocación altruista (ya saben, "los empresarios no somos hermanitas de la caridad" y todo eso), sino antes bien, un saludable deseo de maximizar su beneficio, se organizaría un sistema esclavista y un estado opresor como nunca se vió desde los faraones. Para las personas y para los negocios. Resumiendo, como idea política me parece un disparate.

Alex

Mucho mejor hacer un examen antes de votar. Tampoco muy complicado, pero saberse las ideas generales de TODOS los partidos que se presentan a las elecciones debería ser algo muy sano democráticamente, ya que así la gente vota con conocimiento y no sólo con lo que ve en un par de 'slogans'.
El que suspenda es porque no se interesa por la política y se queda sin su derecho a votar, ya que no se lo ha ganado.

alexwing

Como dijo Ayn Rand: "¡Dios salve al capitalismo de los defensores del capitalismo!"
Nota: Ayn Rand, a pesar de ser atea, mencionaba frecuentemente a Dios. Cuando habla en esta cita de "los defensores del capitalismo", se refiere a los que tratan de defenderlo sin una buena base filosófica y que, por ello, tienen la lucha intelectual perdida antes de empezar.

No puede haber un arbitrio justo, si un hombre esta por encima de otro a la hora de elegir a los dirigentes que deben defender la leyes que salvaguarden la igualdad de todos ante la ley

Renato

¿Por qué no lo llamáis directamente plutocracia y dejáis de disimular? No sois demócratas, por mucho que intentéis zurcir el traje que tan mal os sienta y tanto os incomoda.

Emilio

Yo propongo que las personas con ingresos superiores a los 60.000 €anuales no puedan votar. De esta forma se estará primando el voto de la gran mayoría , y por tanto del bien común .... Puestos a que sólo mande un tipo de personas que manden los que son inmensa mayoría, no???

bokebasa

Hombre con tu sistema de que el que quiera compre muchos votos es que entonces los superricos del mundo cuando quieran se compran un pais. También por muy libertarios que sean si aqui por ejemplo lo compra Amancio Ortega, a traves de un partido politico financiado también por el. Pues podrá poner todos los impedimentos que quiera a otras empresas de su sector para hacerse con el monopolio total, si es que no lo tiene ya, o impedir que los ciudadanos lleven otro tipo de ropa. En fin solo veo problemas y abuso en este tipo de democracia, ya ves que la historia evolucionó a un sistema más justo, aunque tu no seas capaz de verlo.

The real pablo

Al otro Pablo. Voy a aprovechar tu incisivo comentario para contestarte:

“Sin duda, con el sistema electoral actual , el que más votos consiguiese ganaría las elecciones y se lo llevaría todo. Además tendría todo el poder ejecutivo y legislativo para exprimir a todo el mundo y quedarse con la renta de todos los competidores nacionales (y de los trabajadores, si se me permite nombrarlos aquí). Así, siempre sería el ganador en adelante. Como no podemos presuponer que el que más votos ( universales) saque además tendrá buenas ideas sobre cómo organizar la convivencia o algún tipo de vocación altruista (ya saben, "los póliticos no somos hermanitas de la caridad" y todo eso), sino antes bien, un saludable deseo de maximizar su poder, se organizaría un sistema esclavista y un estado opresor como nunca se vió desde los faraones. Para las personas y para los negocios. Resumiendo, como idea política me parece un disparate “ .

Realmente no veo la diferencia entre la supuesta capacidad de hacer el mal entre el ganador de unas elecciones con voto censitario / ponderado y unas elecciones con voto universal…
Bueno, si la veo… Según las condiciones que propongo en mi artículo, el ganador con el sistema censitario solo podría usar como capital estatal el dinero que la gente que ha decidió votar de forma voluntaria haya pagado por su voto, empezando por el suyo propio…Y como señalo, no se podrán poner impuestos adicionales…

En el modelo actual, con ese voto universal que tu consideras la gran salvaguarda de la libertad, un tal Rajoy puede imponer unos impuestos confiscatorios y un nivel de opresión fiscal que está bastante más próximo al sistema esclavista ( en España somos esclavos fiscales del Estado hasta el 3 de Julio) y faraónico ( las obras públicas absurdas que se han hecho en nuestro país con dinero expoliado a los obligados contribuyentes dejan pequeñas a las pirámides) . Sin duda, un verdadero problema como tú dices “ para las personas y los negocios” .

Y para cerrar, voy a aprovechar por segunda vez tus palabras…

Resumiendo, como idea política, (el modelo actual, de voto universal y el que más votos saque pueda poner los impuestos que desee al resto de sus conciudadanos) me parece un disparate…

Un saludo, tocayo…

antoniol

Yo propongo que a los profesores de tenis se les excluya del derecho al voto, y si puede ser, se les impida escribir columnas. Gravias

Luis

Es coña ¿¿¿no????

Juan J. S.

Siempre es interesante debatir alternativas a lo que tenemos en la actualidad, pero la propuesta de sustituir los impuestos por venta de votos me parece absurda. Y es absurda incluso desde la óptica más liberal o más anarcocapitalista. No tendría sentido un Estado "privado", en el que solo vota el que paga y su peso vale en función de lo que paga (como si fuera una organización privada más), que sin embargo legisle para todos y mantenga atribuciones como la administración de la Justicia, la Seguridad, etc. Tiene mucho más sentido abogar por un Estado liberal con muy bajos impuestos pero de voto universal en el que luego los ciudadanos se asocien libremente en organizaciones y sociedades anónimas en las que el voto sí depende del número de acciones.

Francisco Cervera

El bueno de Tiberio, me ha pasado el siguiente enlace.
Creo que es lo suficientemente "poco reflexionado", como para merecer un comentario.

A modo de chiste, puestos a que una élite gobierne, me quedo con el sistema Starship Troopers... "El servicio (militar) da la ciudadanía. ¡Alístate!" XD

Sin embargo la propuesta de este señor, cae por su propio peso y es inviable, ya que viola la DUDH. No creo que el "poniente" de dicha hipótesis, haya tenido en cuenta otras tesituras.... Puestos a discriminar el voto, hagámoslo por CI, u obligemos a la población a aprenderse la constitución, el código penal y el civil y todo lo relacionado con la convivencia ciudadana. Y de paso obliguemos a estudiar un poco de economía, medicina, historia, etc... Vería mas lógico discriminar el voto en función a tu capacidad de razonamiento.
Ya puestos a decir animaladas, podríamos seguir el sistema de educación Espartano, royo "agogé" adaptado al siglo XXI. "Los mas inteligentes sobreviven.... Si no superas la selectividad, eres descartado!" :P

Ahora bien.
Algo de razón si que lleva este señor... Quien paga manda.
Evidentemente este pobre señor, no se ha dado cuenta aún de ello, porque es un sistema un poco extraño, y me recuerda al sistema d'Hond.
De hecho funciona de una forma similar.
Las rentas inferiores a 1.000.000 €/anuales no importan, y son descartadas.
En función del número de empresas y bancos que controlas a nivel nacional, puedes ir imponiendo condiciones.
Aquellas rentas que no llegan, o que no están ubicadas en el país, pueden simplemente organizar un Lobby y apretarle las clavijas al gobierno de turno. Obligándole a hacer una cosa u otra.

Aunque pueda parecer una barbaridad lo propuesto por este caballero, se ajusta mucho al sistema que gobierna España desde al menos 3 décadas. Antes no lo sabría decir a ciencia cierta, ya que no tenía "conciencia" o no vivía, pero por lo que me cuentan y leo, debía ser parecido. ;)

Pablo

Tocayo, me temo que me has malinterpretado. No he dicho que el sufragio universal sea la salvaguarda de las libertades. Al menos, no el sistema que tenemos ahora, que dista bastante de ser universal, está bastante podrido, y otorga el poder a las entidades que tienen dinero para que puedan ganar más, ya sin muchas ambigüedades.

El problema de esta solución de subasta de poder sería que el ganador en efecto tendría el poder real del estado y por tanto, el monopolio de la fuerza. Lo habría comprado con su dinero y con el de los otros pardillos que se hubieran atrevido a pujar. Yo tampoco daría un duro por votar en esas condiciones. Símplemente porque no puedo competir con una corporación multimillonaria que tiene derechos de persona. Ya me quitarían el dinero y la libertad después.

Parece que eso no se ha tenido en cuenta en la argumentación inicial. Se propone un sistema en el que la política sería sólo cosa de quienes quieran invertir en ella sin tener en cuenta que luego tendríamos que vivir bajo las reglas que dictaminaran los ganadores, que sin duda amortizarán la inversión a costa de la renta de todo el mundo, ahora que pueden regir sobre ella. A eso yo lo llamo disponer del dinero ajeno (algún desaprensivo diría "robar").

Admito que el sistema actual cada vez se parece más a esto y no salvaguarda ningún derecho. Pero cuidado, que se ha visto en otros países y hasta en el nuestro: aún podemos caer más bajo.

Salud.

Andrea

Fascinante... e igual de utópico que considera ud. la izquierda... ¿D. Amancio, D. Botín & company van a gastar su dinero en estas papeletas? ¿Aportar dinero a cambio de decidir qué se hace con él? No lo creo... creo que preferirán seguir como hasta ahora evadiendo impuestos y teniendo a la clase política cogida por los h... por lo bien que suena ser una marca española, por las personas a las que dan trabajo y por las facilidades que les dan para ganar sus elecciones...

En su mundo ideal los pobres lobbistas se quedarían sin trabajo!

Pedro

Yo pensaba que encontraría algún artículo casposo en defensa del decimonónico sufragio censitario pero no, no ha sido así.
Realmente ha sido mucho peor, porque esto más que proponer el sufragio censitario parece un intento de legalizar la corrupción.
Hasta ahora había que hacer donaciones al partido político de turno para que te den una concesión, siempre con miedo a que te pillase la justicia. Pero con su propuesta va a ser mejor, ahora simplemente se compran votos y así compras las concesiones directamente.

Felicidades, nunca pensé que el pseudo-liberalismo ancap de por aquí llegaría a estas cotas de majaderia.

Javier

Por favor Pablo, deja de decir tonterías proponiento una DINEROCRACIA o tendre que escribir un blog yo tambien proponiendo un sistema electoral en el que el voto sea respaldado por el numero de neuronas del votante
Gracias

Alberto

Quiero pensar que este artículo es el resultado de las limitaciones intelectuales de su autor, o de un momento particular en que éste no estuviera en plena posesión de sus facultades, y no de la mala intención que, por otro lado, se le adivina en querer crear una sociedad en que los políticos y sus programas persigan la obtención del voto de las clases más favorecidas.

Señor Carabias, involucionar no es la solución y, en vista de que no se dejaría Ud. un euro en derechos de voto, pues se le ocurren muchas otras opciones más interesantes donde gastar ese dinero que Ud. sí tiene, me atrevo a sugerirle que parte de ese caudal lo invierta en viajar, leer y culturizarse un poquito.

Verá, con asombro, que los seres humanos no se sabe muy bien qué somos, pero desde luego no somos mercancía bípeda sujeta a ciertas lógicas de mercado.

Francisco

Comprar el derecho a voto? Pues yo tengo otra sugerencia.

El valor del voto va asociado al coeficiente intelectual de cada persona.

Os voy adelantando que todos los estudios al respecto coinciden en que los conservadores son, en general, menos dotados.

Manuel copé

Solo una pregunta ¿usted se considera católico?

Pere

Si el voto censitario se implantase acabaríamos siendo gobernados por la mafia rusa, o alguns cártel de la droga. Y nosotros no queremos eso, ¿verdad?

Carlos

Yo propongo que al autor de este atropello a la razón no se le deje votar

Enrique Rus

Buenas tardes, insultos, ofensas, bueno, de Pedro (llamando a los ancap majaderos) o de Javier (aunque el suyo es más elegante, lo veo una comparación fuera de lugar, que tiene que ver el coeficiente intelectual con una opinión, se este a favor o no). Pero no es mi problema, en mi blog tengo claro que no admito ofensas, no son "buenas pal negocio".

A lo que iba y seré breve, es impresionante ver como en este país los debates son todos iguales, y tu más...

Así no funciona nada, ni el voto censario ni el universal ni ninguno porque no tenemos educación ni civismo. Por tanto yo seguiré quedándome en casa el próximo Domingo y aun siendo afín al Ancap, solo estoy esperando que los abstemios de cualquier ideología seamos más del 50%...después estoy convencido de que el sistema por fuerza mayor tenderá a ser federado o aún mejor, confederado y entonces me i´re a vivir a una CA donde no haga falta un voto censario (sino universal) porque el político de allí simplemente (que es el objetivo liberal realmente) maneje poco presupuesto, es decir, como muho el 25% de mis ingresos, el resto ya me lo administro yo...

Eufemiano Heredia

Sí, eso, nada de impuestos ni Estado.
Eso sí, la policía que me protege que no me la quiten. Y las autopistas para correr con el BMW, tampoco. Y si me apuras, los hospitales tampoco (por si tengo algo grave de verdad y en la privada no se atreven a hacerse cargo de mí).
Qué rápido se te iba a quitar la tontería si de verdad vivieras según la ley de la jungla.

Luis García CHICO

Saludos al Instituto.

No tenga nada en contra de Pablo Carabias, pero sí contra su artículo.
Toca el tema del "voto censitario" (yo lo estudié como sufragio censitario, pero no seamos pedantes, se entiende con voto censitario sí) desde una óptica que no veía desde principios de carrera como era la bifurcación del principio de legalidad financiera, o al menos me lo recuerda, haciendo de un derecho fundamental (ex arts. 1.2, 9.2, 14 y 23 Constitución Española) un elemento de política económica tan (permítanme) "cutre" y ajeno a un riguroso análisis científico que me hace pensar muy seriamente en el curso que está tomando la ciencia económica (o mejor dicho, que lleva tomando desde hace varios lustros). Cada día que transcurre me pregunto más y más de si la Ciencia Económica hace bien creando hipótesis para demostrar cómo debería funcionar la economía (igual en la Ciencia Jurídica).

¿En serio la elección de un representante político puede convertirse en una inversión al más puro estilo de un negocio bancario? De acuerdo que formemos una Sociedad, pero no mercantil con sus correspondientes acciones o participaciones.
Una frase que pronuncia es clave "quien más aporte debería tener más que decir sobre el destino que se da al fondo común". Su idea está bien concebida (el coito funciona) pero mal parida. No deba volverse a planteamientos dogmáticos con el límite del capital que posea cada individuo, porque mucho me temo que la distancia entre representantes políticos y la gente de clase media-baja (ahora más que nunca vaya) se expanda más.
Carabias cae así en argumentos de micromachine cuando apunta "la democracia no es más que una forma de decidir la gestión y el control del dinero que aportamos cada uno". Pues precisamente por eso se equivoca señor, aunque lo escriba con toda la buena intención del mundo, porque para que ESTO sea democracia no se puede privar a los ciudadanos de la decisión de cómo gestionar y controlar el dinero. Si se les imponen fronteras en su libertad de elección en la manera que usted sugiere, el sr. Botín, con desembolsar parte del capital que dispone, sería el amo (si no lo es ya) de toda España, pues le tomo la palabra “quien más aporte debería tener más que decir”.
Obviamente Pablo Carabias ofrece un sistema al más puro estilo del videojuego Tekken, donde las empresas multinacionales gobiernan (en este sistema que se ha creado con mayor evidencia) conforme a lo que aportan al "Estado".

Por otro lado, la idea del sufragio censitario es una idea que comparto desde hace bastante tiempo, pero no todo es tan sencillo como cambiar el sentido terminológico de la palabra "sociedad" referido a la población de un país con el sentido de la palabra "sociedad" pero ésta vez mercantil (planteamiento micromachine sin duda).
Yo defiendo el sufragio censitario (aunque en realidad sería más universal que el actual sufragio que tenemos, y obviamente no sería igual que el arcaico modelo de voto exclusivo en el hombre), pero no en la forma en la que Carabias lo defiende, desde luego.

Un saludo.

nivelazo

El estado no sólo se dedica a gestionar un fondo de dinero común sino que decide desde normas de circulación, delitos penales, relaciones laborales, guerras, derechos y deberes... en fin, tu lógica explota por todos los lados

Diego

supongo, amigo Pablo, que eres mejor tenista que economista, o siquiera hacendista, si piensas eso lo que buscas es cargarte de un plumazo la búsqueda de equidad que lleva realizando el IRPF tantos años, porque si el gobierno de por sí depende mucho de las decisiones del mercado, una compra indiscriminada de votos como tu propones es irrisoria, si quieres dar el poder a los ricos, por lo menos no apliques demagogia, dilo claro, ¡queremos que los ricos nos gobiernen! y al día siguiente verías que, no son los IU, ni los CCOO o UGT, sería yo mismo el que iría a la puerta del congreso a manifestarme de la mano de cuarenta millones de personas mas...

creo que deberías plantearte seriamente dedicar el tiempo que dedicas a escribir sobre esto a entrenar más con tus alumnos de tenis...

un saludo, y por favor, reflexiona

coriolà

Es cachondeo,o alguien nació sin escrúpulos?.
No sigo,porque no tengo ganas de rebajarme y soltar unos bonitos improperios (merecidos).

Haitz

Pero esto ¿qué es? ¿El túnel del tiempo?

Anónimo

Es el primer artículo que leo de este autor, y muy posiblemente será el último. Educadamente, digamos que lo que aquí se propone es una inmensa majadería, y no merece mas comentarios. Dos cosas: Uno, el segundo párrafo del artículo lo dice casi todo y Dos, no es Ud. un liberal si piensa todo esto, sino algo mucho más siniestro (aunque este último adjetivo reconozco que no es NADA afortunado).

JoanCapdevilaSolé

Pues a mi me parece una medida muy apropiada, teniendo en cuenta en el pais en el que vivimos. Cada sociedad debe adaptarse para facilitar las cosas al ciudadano, y España... ya se sabe. Y es que, porque van a continuar quedando en callejones, medio tapados, para pasarse maletindes cargados de dinero? Con esta ley, basta con entrar por la puerta grande de tu colegio electoral con un fajote de billetes de quinientos, gritando, muertos de hambreeeeee, sus jodeeeeis!! y votar la reforma que te venga en gana! Ya me imagino la alta cuna española, calculando: -Y cuantos votos calculais que se pueden permitir los pobretones estos que campan por nuestras tierras?- -La sociedad española?- -Si, claro- -Pues, tal como esta la cosa, menos de un voto por ciudad... -Muahahaha!!! Este pais ya es nuestro!-

yomemi

Privaticemos el país!!!!!!!

yuhu!!! que subidón!!!!!

Cristina

Nazismo puro... ¿Así lo llamaría "De Cospedal".. no??.. ay señor".. píllanos confesaos, o no habrá quién nos ampare.. a los "pobres".. de espíritu..

Paco

Dudo mucho que este mensaje pase el filtro, pero aun asi voy a decirlo. Un sistema tan discriminatorio como el que plantea, destinado a perpetuar una distinción entre amos y sirvientes, enmascarandolo con una patina de falsa democracia, tan fraudulenta como las elecciones de Irán o de la Sudáfrica del apartheid, es intrínsecamente odioso, y legitima a los marginados por el a derribarlo por la fuerza de las armas. Yo, personalmente, en un mundo así no desperdiciaría mis ahorros en comprar inútiles cuotas de voto. Preferiría emplearlos en comprar dinamita, un fusil y municiones en el mercado negro. Y seguro que no seria el unico.

Le ha quedado claro hacia donde nos conduciría su genial idea, o le enlazo algún documental de la Guerra Civil para que termine de entenderlo?

Juan

NUNCA habria pensado, llegar a ver este tipo de comentarios en este siglo. Realmente me sorprendeis cada día. Este supesto instituto, deberia tomar medidas, con sus articulos vergonzosos. Vaya en que país de incultos me ha tocado vivir. Ya daré voces de este chiste de instituto.

pardalot

Vostè pretén ser agosarat, però en realitat és naïf. Ja sabem què hi ha extenses capes de la població que "ni pinchan ni cortan" però la principal virtut del sistema que tenim, articulat al voltant del sufragi universal no és que les classes populars decideixen.....sinó que s'involucren en el sistema i d'aquesta forma, aquest queda perfectament legitimat. El que vostè proposa ja succeeix ara, perquè evidentment el capital té moltes i variades formes d'influir en el poder i més en l'economia, per contra el sufragi universal és el sistema perfecte per involucrar amplíssimes capes de la població, legitimant-lo d'aquesta forma. Per fer el que pretenia, hauria d'haver proposat una societat feudal, amb els seus estaments perfectament estancs. intenti-ho un altre dia d'escandalitzar-me

Janx

Las mayores fortunas son las que a traves de SICAV y paraisos fiscales menos contribuyen al erario publico. Curiosa forma de ver la politica y la democracia tienen estos neoliberales friedmanitas hermanados con el PP de Esperanza Aguirre....

pablo

En primer lugar, manifestar mi sorpresa por los 1.529 ME GUSTA obtenidos en Facebook. Está claro que el tema ha llamado la atención…aunque mucho me temo que se deben en su gran mayoría a la falta de un botón NO ME GUSTA en dicha red social.
Realmente, el fondo del artículo, que partiendo de la paradoja de que A + B al ser mayoría puedan decidir sobre el dinero que al fondo común ha de aportar C y encima puedan decidir cómo usarlo, trata de la posibilidad de que la gente normal se pueda salir de un sistema que te dice “ te dejamos votar y a cambio tenemos derecho a machacarte a impuestos, a endeudarte hasta el cuello y a usar tu dinero como queramos” y de cómo el poder usa el dinero de todos, en vez del suyo propia para sus propios intereses, ha quedado oscurecido por la sal gorda…
Mucha gente se ha quedado con la idea de que “ solo los ricos voten” cuando yo trataba de transmitir dos conceptos

- Que la gente que quiera aprovecharse del estado ponga su dinero, no el de los demás

- Que quien no crea en ello no sea forzado a participar…

Sinceramente que un mileurista pague 500 € al estado por poder trabajar, IVA del 21 % , impuestos y tasas de todo tipo, a cambio de que le concedan el derecho a votar a un sistema de partidos absolutamente cerrado, no sé yo si es lo correcto

Y que una gran empresa , con SICAVS para evadir impuesto pueda recibir ingentes subvenciones con el dinero de todos, tampoco… En el modelo actual, con sufragio universal, las grandes transferencias de rentas se producen de las clases medias a las grandes corporaciones…

Por otro lado, respecto a los comentarios recibidos, me parece perfecto. nadie está a salvo de críticas y me parece un ejercicio muy saludable el exponerme a las réplicas de los lectores
Sin duda, algunos comentarios me han parecido interesantes. Así, cuestiones sobre como encajaría en el modelo propuesto la elección del poder judicial ( que juzga a todos) me parece una brillante aportación y de hecho, me hace pensar que el voto censitario se adaptaría mejor a la elección del ejecutivo y quizá del legislativo, que del judicial
Otra idea interesante es la necesidad de tener una constitución garantista (similar a la americana o a la constitución no escrita basada “common law” inglesa) en vez de una constitución de corte continental, basada en leyes mayoritarias … idea que por otra parte también considero necesaria para un sistema como el actual basado en el sufragio universal

Respecto a los post que señalan que con un sistema censitario la sociedad estaría inerme ante el poder de los poderosos, quizá habría que cuestionarse si con este sistema estamos realmente protegidos…o algo falla
Y me ha parecido un a planteamiento divertido y no del todo descaminado el comentario de Heliogábalo sobre las guerras privadas entre poderosos…Realmente sería otro tema interesante plantear como la llegada del sistema moderno digamos “democrático” que se produjo a partir de la Revolución Francesa convirtió las batallas “ privadas” entre reyes en guerras entre pueblos en armas, mucho más sangrientas y a una escala enorme , nunca mejor dicho, “napoleónica”
Otros comentarios me han aportado menos.
Por ejemplo, la propuesta de que el censo se tendría que basar en el coeficiente IQ , ( con la sugerencia explicita de que ello me excluiría )me parece cuestionable. Creo que los test IQ, en los que, sin parecer pretencioso, he salido bastante bien parado, no son un buen referente para valorar nada…solo la capacidad de sacar buenos resultados en test IQ
Otro comentario en cual se relaciona la idea básica del artículo con el nazismo, me parece bastante descaminado. No hay una sola línea en el “Mein Kampf” que apoye el concepto de voto censitario…y no olvidemos que los nazis, un movimiento de masas de carácter socialista/ nacionalista llegó al poder mediante sufragio universal ( aunque, eso sí, luego acabó con todo derecho al voto, universal, censitario o de cualquier tipo)…y realmente Adol f Hitler y sus secuaces no estaban precisamente por la idea de que a gente pudiese sustraerse de forma voluntaria de los” derechos y obligaciones” impuestas por el estado, como yo propongo en mi artículo.
Un saludo, y gracias por haber leído hasta aquí

Esther

Lo que nos faltaba por ver: La mercantilización de la democracia. ¿Se da cuenta de lo que dice? Cuando los mafiosos rusos, esos que van a tener permiso de residencia por comprar una casa en la Costa del Sol, consigan la nacionalidad española, ¿qué le parecerá que sean ellos quienes tomen las decisiones? Pues vaya pensando en ello.

Antonia

Estimado Sr. Carabias:
Usted subsume la política en la economía hasta hacerla desaparecer. Acaba de cargarse toda la filosofía política, entre otras cosas.

Ful Izquierdo

¿Galgos o podencos?
A mi entender el problema no es quién vota sino el hecho de votar en si. Votar y perpetuar a ese engendro denominado Estado que no es sino una impresionante maquinaria creadora de violencia y miseria.

ricardo

Usted debe creer que el estado es una sociedad anónima pero lo cierto es que el estado debe ser como un regimiento militar en el que mande el que más méritos castrenses tenga o, mejor, como una organización religiosa en el que mande el fundador que tiene línea directa con un ser imaginario. Bueno, a lo mejor, sería conveniente que fuera como un casino y mande el que mejor juegue al póker. Qué complejidad mental hay que tener para discernir entre todas estas opciones tan lógicas!!!

Amparo Morán

Es de agradecer la claridad meridiana de su planteamiento frente a esos discursos con los que sus amigos en el Gobierno se nos presentan como adalides de una democracia en la que se mean diariamente. Tiene usted razón, es de ilusos creer que el ejercicio del voto puede representar en algo nuestra voluntad porque la voluntad de quienes nos gobiernan está ya dictada de antemano por los que tienen “la pasta”, ese grupo para el que el Estado es una hacienda de la que exprimir beneficios, y los ciudadanos una masa de peones que se la labran. Habla usted también de "un elemental sentido de la justicia" que debería llevar a que "quien más aporte debería tener más que decir". Esto es, que para qué vamos a seguir echando papeletas en esta lotería, cuando ya sabemos a quiénes les va a tocar el premio gordo, que serán además los que coloquen las plusvalías de sus negocios en un paraíso fiscal, compren a los jueces su impunidad, dicten el discurso de los medios de comunicación y contraten a los sicarios que repriman cualquier voz que disienta de la suya. Tiene usted razón, pero la lógica de su discurso debería avanzar un paso más en valentía y admitir que lo del voto censitario es un trámite tan inútil como el universal, algo así como la "democracia orgánica" de Franco, en la que solo creía él. Lo mejor sería acabar ya con esta farsa y declararnos un Estado plutocrático donde los vasallos solo decidieran el día de la semana en que prefieren que se ejercite sobre ellos el derecho de pernada.
En realidad, solo veo algunos pequeños obstáculos que puedan oponerse al avance de ese brioso corcel neoliberal que usted cabalga: nuestra maltrecha Constitución y las leyes que de ella dimanan, la legislación democrática europea que nos vincula, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los varios siglos de desarrollo de la Filosofía Política, la memoria de los millones de personas que murieron por la consecución de ese derecho que a usted le parece tan fútil, y los tantos cadáveres que se producirían si su propuesta prosperara, probablemente el mío entre ellos, muy probablemente el suyo también.

Javier

En lugar de pagar en euros propongo en pagar en horas de servicios sociales, es decir por cada 100 horas de servicios sociale, un voto, por ejemplo. Asi nos aseguramos que realmente estén preocupados por el bienestar de la gente los que deciden. Al fin y al cabo las cosas más importantes de la vida no se pagan con dinero. Salvo los que piensan que pueden pagar por el amor, etc,...

Mariola

Eso se llama acabar con la democracia (liberal), desde la democracia.....Spain is different, desde luego que despues de dos siglos de la Pepa, siguamos con semejantes diatribas, con la que nos ha caido mas que darme pena, me espanta. O nos escoramos demasiado a la izquierda o nos pasamos dos pueblos a la 'derecha' antidemocratica......En fin....

© 2005-2014. Instituto Juan de Mariana. Todos los derechos reservados.