Usted está aquí

Separatismo para liberales

Desafío secesionista, pulso al Gobierno o incluso votar no es delito suenan mucho mejor que sedición. Hablar de delitos consumados es casi cosa de fachas, así que siempre será mejor soltar clichés tremendamente manipulados en los que hay víctima y opresor, bueno y malo, deseado e indeseable. Nada nuevo bajo el sol; el separatismo no es contemporáneo ni exclusivo de España.

Pero, ¿y los liberales dónde están? Es importante tener claro -aunque sea en la teoría- que aunque el Estado sea malo, tratando de fracturar uno concreto no se va a conseguir su desaparición como entidad política. Resulta un verdadero ejercicio de ingenuidad o incluso estulticia, apoyar la mera celebración de un referéndum vinculante para que una parte de España deje de serlo tan sólo por atacar al propio Estado español. Porque, ¿qué es lo que va a surgir?; ¿un estado libertario con unicornios basados en patrón oro y pacta sunt servanda para todos? La realidad es mucho más compleja. Los políticos que promueven aquello no son padres de la patria que actúan guiados por el amor a su noble pueblo, sino políticos que hablan otra de las lenguas de España y tienen intereses similares a sus homólogos castellanos: ellos y sus partidos.

No todo vale para criticar lo que consideramos -justamente- monstruoso, usurpador y hasta ladrón en muchos casos. El enemigo de mi enemigo no es mi amigo, y sin embargo da la funesta sensación de que queramos mirar para otra parte, que todo esté justificado con la absurda creencia (no demostrada) de que las entidades políticas de menor tamaño competirían entre sí y eso favorecería la libertad y el libre intercambio. O no. Sin embargo ahora vendría el ejemplo nada demagógico del “pues ellos sabrán que hacen, si no compiten se estrellarán”. Pero, ¿y los pobres paganos que lo sufren? ¿Y todos esos españoles que pasarían al paraguas de otro Estado en contra de su voluntad?

Todos estamos en contra de las dictaduras democráticas, de imponer a las minorías los designios de las mayorías y de someternos a impuestos confiscatorios o medidas sociales que el cincuenta y uno por ciento de una cámara dictamine. Pero ante una situación en la que siete millones y medio de poseedores de DNI español pueden verse privados de este (y de todos los derechos políticos que trae consigo) por el designio de la mitad más uno de ellos, parece que nadie se atreva a decir nada. Supongo que para liberales cuyo radio de salida de la piel de toro alcanza hasta donde Ryanair tiene destinos, puede parecer muy canalla jugar a las nacionalidades y cambiar de pasaportes como de camiseta. Pero cuando se sabe un poco qué significa tener la seguridad jurídica dependiente de un Estado concreto; cuando se es consciente de que el Estado resuelve situaciones militares, diplomáticas o de seguridad mejor (al menos a día de hoy) que el mercado y sobre todo, cuando se cree firmemente en que un puñado de personas no pueden manipular a millones con dinero público de todos (incluso de los que sufren sus ataques) para formar un nuevo Estado, entonces se vislumbra mejor el árbol.

Resulta, como poco, preocupante ver que hay liberales que con una mano se manifiestan contra impuestos como el de sucesiones, pero con la otra acarician el lomo de los que sin rubor roban datos fiscales para crear su propia agencia tributaria. O ver a los otros, los que de forma prácticamente anarquista critican con vehemencia a la democracia, pero a la par desean que unos cuantos señores con urnas de cartón roben el presente y futuro político a millones de españoles sin ninguna garantía.

No todo vale para atacar al poder. Sobre todo, cuando con ello se da alas a un nuevo monstruo confiscatorio que no tiene más aspiraciones que el actual: cercenar la libertad económica, perseguir al empresario y clientelizar al mediocre para acabar como siempre; gastando todo el dinero que roben a unos y a otros en crear falsas identidades nacionales, en sostener sus propios puestos y en seguir alimentando a la bestia. De nada sirve dejarse engañar por los mismos perros con distinto collar, porque no hay nada más triste que llamarse liberal y ser un poljeznyj idiot del estatismo.

Comentarios

Gallego Rey

El enfoque de este artículo es de un infantilismo extremo. Vomitivo. Como siempre, liberales señalando el falso liberalismo de otros, y cómo nos deberíamos comportar y opinar para ser liberales fetén

EL MORENOH

VOMITIVA ES TU CARA

Anónimo

Sí, GALLEGO REY es un capullo, pero es nuestro capullo. No me lo insulte. O insulte con ingenio, con gracia, EL MORENOH.

GALLEGO, su crítica al artículo es inaceptable. Razónela o cállese.

Gallego Rey

Mi cara no la conoce

Gallego Rey

Cuando hable de inaceptable, o "de nuestro", al menos tenga la decencia de identificarse. Y mi crítica se sustenta sola: un dizque liberal marcando las pautas de cómo deben pensar y opinar los liberales. Si no alcanzas a entenderlo, deja el anonimato y debate cara a cara.

Mr.Fraga

Me temo que el IJM tiene que reflexionar seriamente a qué aspira. A mi juicio, artículos como este, mejor en el Español. Y luego a debatirlo en las tertulias. si quieres. Lo único "absurdo" aquí es la creencia del IJM de que esto ayuda a difundir el liberalismo. Vaya banda.

Javier Pérez Bódalo

Gracias por tu comentario constructivo. Seguro que si llevo esta recomendación a debate mis compañeros miembros la apreciarán viniendo de alguien que nos llama "banda". No entiendo si lo de El Español es un insulto o un halago.

Un fuerte abrazo, Javier.

Gallego Rey

Aquí el que insulta eres tú ninguneando a quienes no opinan lo mismo que tus reales.

MR.FRAGA

Cuando el quid de la cuestión, una afirmación académica más que estudiada, se descarta como una "absurda creencia", no caben comentarios constructivos. Rehúyes de la cuestión principal para, eso sí, luego presumir de ver todo el árbol. Impresiona cómo tenéis que recurrir a argumentos subsidarios para mantener a flote un Estado que (se da la circunstancia) cada vez es más antiliberal.

El derecho de secesión es innegociable. Cuando una constitución la contemple, comenzamos a discutir sobre el procedimiento. Vas a los argumentos secundarios.

Cesar

Perdona Javier, pero has tenido mejores dias. Y me lo habéis probado con no pocos de tus buenos artículos anteriores.
Pero si aqui se te critica es creo por simpleces como ..."con la absurda creencia (no demostrada) de que las entidades políticas de menor tamaño competirían entre sí y eso favorecería la libertad y el libre intercambio"... Al respecto deberíais leer a un Bruno Frey , profesor universitario en Zurich , conocido por sus " Jurisdicciones competitivas superpuestas" o zonas autónomas (cantones?) en libre competencia, que como todo liberal que se precia, reconocería como una extensión lógica de la exitosa filosofía de libre mercado. Este principio liberal austriaco es la base de teorías similares como la del multigobierno de Le Grand E. Day. Reconozco en tu argumento la falacia estatista, del menor de los dos males, cuando tomas referentes a energúmenos políticos secesionistas catalanes que solo buscan asegurar su coto de caza.
Sin embargo es preocupante tu convicción como hombre del derecho ( la sacas de tu codex iuris ad hoc del soberano ) en un estado unificado con su " seguridad jurídica dependiente de un Estado concreto" ...y aun mas que... "el Estado resuelve situaciones militares, diplomáticas o de seguridad mejor (al menos a día de hoy) que el mercado"... Parece ser que no has aun reflexionado sobre la incuestionable realidad de las ventajas de la competencia en la calidad , inmediatez y economia de los servicios privados.
Lamento decir Javier que después de tu lectura tengo la sensación de estar ante un excelso idiota util
Y no es ad hominis es ad Leviatan

Cesar

P. S.
Ad hominem Javier: La custodia de los insondables tesoros del Vaticano esta a cargo de un pequeño ejercito semi privado (y eficiente), a cargo de una milicia profesional conocida como la Guardia Svizzera. Siglos de sabiduría pontificia finalmente terminan por demostrar que "small is beautiful"

Ruy

Aquí todo el mundo critica la secesión de Cataluña, pero los argumentos en contra de dicha secesión también se podrían emplear para hablar en contra de la construcción de la "nación europea". Qué mayor aberración cabe imaginar que el proceso de integración con Europa. A ver si os creéis que todo ese dineral iba a salir gratis. Nada es gratis. Unos gilipuertas europeos nos quieren aplastar con reglamentaciones milimétricas que determinen cada acción y cada momento de nuestras vidas y la de nuestros hijos. Todos sabemos que es malo, pero nadie se atreve a quejarse. Estamos comprados. O vendidos, según se mire. Hay que reaccionar.

Yo estoy a favor no ya de un referéndum en Cataluña sobre la secesión, sino de un referéndum en toda España (incluida Cataluña) sobre la expulsión de Cataluña del resto del Estado, amén de la repudia de la deuda pública. Y estoy a favor porque creo que sería muy bueno para la nación española, que se vería obligada a crecer y a hacerse más responsable, es decir, que el Estado español decrecería ante el avance de la sociedad civil. No acabaríamos como Somalia, como nos amenazan, sino que por fin tendríamos un país ordenado en el que los granujas tuvieran una vida muy difícil.

Además, no solamente es necesaria la expulsión de Cataluña, sino la de Galicia, Andalucía y las Provincias Vascongadas. Cinco nuevas entidades políticas más débiles cuyos habitantes se verían obligados a despertar del letargo, y hacer frente a la REALIDAD DEL MUNDO: que debemos vivir dentro de nuestras posibilidades, no por encima de ellas, porque eso nos perjudica _ahora_ a todos, y nos perjudicará más todavía en el _futuro_.

Y si no nos gustan nuestras posibiliades, entonces debemos crearnos nuevas y mejores posibilidades, lo que en la jerga económica se conoce como "aumentar la productividad". Y eso pasa por eliminar los malditos convenios colectivos, que son los culpables del desempleo. Desnacionalizar el mercado de trabajo es una cuestión de SALUD PÚBLICA URGENTE: la mayoría de las enfermedades mentales se curarían milagorsamente si se permitiera a la gente trabajar. Si queremos que la gente deje de sufrir y recupere una dignidad humana elemental hay que liberalizar de raíz el mercado de trabajo.

Yo quiero ver a una Murcia independiente que compra agua a un precio razonable a una Tarragona independiente, que la vende libremente a un precio libremente pactado. Por qué hay que marear tanto la perdiz.

Otra ventaja de la desmembración del Estado español es que nos libraríamos de las chorradas de la Real Academia Española, que solo sabe destrozar la lengua. Nuestra lengua, el español o castellano, debe resurgir y no podrá hacerlo mientras haya un lastre administrativo del peso de la infame Real Academia Española.

Podría salir mal. Podríamos ver a Cataluña convertida en Corea del Norte, y que San Sebastián fuera la Habana. Pero también podríamos ver a España convertida en Corea del Sur, país que es en muchos aspectos mejor que la España actual. Está claro que, pase lo que pase, si la gente no empieza a ocuparse de lo suyo y obliga al poder político a retroceder, España va a seguir yendo cuesta abajo y sin frenos.

Y los españoles sufrirán las espantosas consecuencias de su cobardía e indolencia.

No quiero Repúblicas, ni Monarquías, ni Democracias, ni Capitalismos de Estado. Quiero Libertad, Justicia y que impere el Sentido Común, en lugar del deseo de joder al vecino, que es lo que he visto toda mi vida por aquí.

Para evitar la clientelización nada mejor que reducir el número de clientes, es decir, SECESIÓN GENERALIZADA y que cada palo aguante su vela.

Ya sé que no convenzo a nadie. Todos creen que la salvación debe ser universal o no será. Seguirán esperando a que llegue un San Jorge en brillante armadura, dispuesto a matar al dragón que nos amenaza. Y seguirán esperándolo porque no tienen valor para reconocer que el dragón somos nosotros mismos. Nosotros nos saboteamos nuestro futuro. Y nosotros debemos ser nuestros propios salvadores. Para lo cual hace falta renunciar a la socialdemocracia que predican los periodistas de todos los partidos. Qué difícil es rebelarse contra los amos y sus sátrapas: periodistas, profesores universitarios, escritores, actores, banqueros, religiosos, médicos, abogados, jueces, policías, militares. La sociedad civil debe respetarse a sí misma y quitarle el látigo a cada uno de esos capataces del pensamiento que acabo de mencionar. O bien, puede elegir seguir cómodamente instalada en el terror tradicional. Y esta elección democrática de preferir la mediocridad a la libertad nos perjudica a todos, de forma que evitar la secesión es ser un "poljeznyj idiot".

Gallego Rey

Amén.

B.

¿A qué te refieres cuando hablas de "Inventarse falsas identifsdes nacionales"? ¿A que una identidad nacional catalana sería un artificio? ¿Una invención construida sobre determinado material cultural? Estoy completamente de acuerdo. Como la identidad nacional española, o la francesa. En tanto que artificios, todas serían igual de falsas.

Angel de la

En relación con este artículo, creo que resulta muy enriquecedor leerse también TEORÍA DEL NACIONALISMO LIBERAL del profesor Huerta de Soto.

Aniceto P

Javier, te están dando hasta en el cielo de la boca. Creo que el artículo es bueno y que las críticas son relatos inventados, posverdad (antes a eso se le llamaba mentiras). Es preocupante que en nombre del liberalismo se justifique la corrupción, el fraude fiscal, el incumplimiento de la ley y de los pactos...
Santo Tomás Moro decía que al diablo él lr concedería el beneficio de la duda. Su yerno afirmaba que si se tenía el diablo delante, él se saltaría la ley para cogerlo. Moro le contestó que cuando se hubiera saltado la última y el diablo se revolviera ya no habría ninguna ley que pudiera protegerle. ¿Qué garantías va a dar quien de entrada no respeta las leyes que ha jurado defender? Ese planteamiento sólo cabe en una mentalidad antisistema, como por ejemplo la CUP. Si los liberales se identifican con la anarquía, creo que tienen un serio problema

Anónimo

Aniceto, tu si que tienes una dócil mentalidad "prosistema" , muy respetuosa de la leyes y pusilánime al paroxismo.
Patetico futuro nos espera a los liberales si dependiéramos de ti.

Anónimo

La ley no protege a nadie. Pensemos, por ejemplo, en los herejes protestantes que Santo Tomás Moro mandó quemar vivos. ¿Qué ley protegió a esas personas? No es razonable pensar que es justo quemar a una persona solo porque tiene opiniones distintas al Rey de turno o al Obispo de Roma. Ni hoy, ni hace quinientos años, ni nunca.

Bueno, qué palabras tan radicales acabo de poner. Voy a bajar el tono, para que no me echen de juandemariana.org

La ley que sirve para justificar lo injustificable y para hacer bueno lo que es malo, es ley solo porque hay unos señores armados hasta los dientes que la imponen. Cuando estos señores cambian de opinión, y de ley, todos los que no tienen armas se quedan con el culo al aire.

Qué barrabasadas suelto. Son un piojoso anarquista que no merece vivir. Prometo redimirme en el siguiente párrafo.

Es un mito tremendo este de "el imperio de la ley". No hay una fuerza última que pueda imponer la ley universal. No hay leyes universales. Todo lo vamos haciendo según conviene en cada momento. Y cuando acertamos, a eso lo llamamos "naturaleza" y "virtud" y "justicia". Y dicen algunos que la libertad consiste en vivir de acuerdo a la naturaleza, y vivir virtuosamente y vivir con justicia. Pero si la naturaleza, la virtud y la justicia son meras casualidades, entonces la libertad podría ser cualquier cosa. Yo creo que la libertad es tener el valor de negarse a hacer lo que no hay que hacer, y de ahí se sigue la justicia, la virtud y la naturaleza.

Está visto que no me sale esto de fingir que soy un tierno socialdemócrata bienpensante. Debo esforzarme más para agradar al amo.

La seguridad jurídica solo existe mientras al poderoso le convenga. Me pregunto qué maldita seguridad jurídica tienen los niños y niñas de Tailandia que son obligados a prostituirse. ¿Por qué no otorgamos nacionalidad española a todos los niños de Tailandia y nos los traemos acá para que se haga justicia, que es que vivan sin prostituirse, en una buena familia y aprendiendo cosas buenas? Ah, claro, no lo hacemos por el dinero. Ese dinero que los Estados controlan y con cuya manipulación pisotean la propiedad de la gente; Ese dinero que el "Estado" tailandés pediría como precio de esclavo para sacar a los niños del país; Ese dinero que preferimos gastar en monstruosidades legales como la Política Agraria Común, que destruye el desarrollo económico de las regiones más pobres de Europa y África; Ese dinero que preferimos gastar en la perversa ayuda humanitaria, que destruye el cálculo económico de los países que la padecen; Ese dinero que preferimos gastar en impedir que los musulmanes se integren y tengan la oportunidad de huir de esa maldita religión y cultura en la que tuvieron la desgracia de nacer y crecer.

Nada. Soy un desastre. Estoy negado para cumplir lo que la Sociedad espera de mí. Voy a cambiar de estrategia, a ver si puedo salvar el pescuezo.

Menos mal que estamos seguros en un paisito del primer mundo, en el que tenemos libertad de expresión, excepto cuando nos amenazan con meternos en la cárcel.

También tenemos derecho a hacer con nuestro dinero lo que queramos, siempre que paguemos impuestos.

Y tenemos derecho a trabajar, siempre que paguemos por trabajar y solo trabajemos en lo que está permitido trabajar. Si no pagásemos, esto sería una execrable anarquía y el fin de la civilización. Pensad en los niños.

Tenemos derecho a comprar todo lo que nos permiten comprar, siempre dentro de un orden y respetando el medio ambiente y la igualdad y la cultura de la paz y no confundamos libertad con libertinaje, como decían esos reaccionarios líderes religiosos de cuya influencia ya nos hemos librado en la sociedad moderna...

Y tenemos derecho a defender nuestra propia vida y nuestra propiedad usando solo nuestras manos, como Bruce Lee o Cassius Clay, porque si tienes una pistola y disparas en legítima defensa te la has cargado, pues los policías y los jueces se sienten heridos en su orgullo profesional y reclamarán compensación.

Oh, qué gran seguridad disfrutamos en Europa.

Somos libres y responsables de nuestros actos gracias al Estado de Derecho, como dice mi libro de "filosofía y ciudadanía". Si no hubiese estudiado ese clarificador volumen, juraría que somos esclavos de una refinada y benevolente dictadura tecnocrática absoluta, que está a un paso de prohibir el dinero en metálico. (Si no puedes con el enemigo, únete a él.)

Soy muy feliz de saber que mi seguridad jurídica como español está salvaguardada de las veleidades políticas del hombre-masa.

Se me están derritiendo los dedos con tanta ironía. A este paso, no me encontrarán vivo las autoridades.

Ahora podría escribir de lo absurdo que es jurar que uno va a cumplir la ley y hacerla cumplir, y cómo todo el mundo ha incumplido, y con gran solaz, su juramento alguna ocasión. Luego está la locura de SUPONER que la gente jura verdaderamente. Qué ingenuidad. La gente quiere un sueldo fijo y saber que nadie les va a a despedir nunca, y todos están dispuestos a decir lo que sea y a tragar cualquier sapo que se les ponga por delante. A eso se reduce el honor en la Ciudad.

Pero luego están los que se toman en serio estas cosas. Qué compasión me producen estos, cuando los veo sufrir y gritar indignados porque se han dado cuenta de que son minoría y el resto de los humanos somos perjuros, mendaces, crueles y cobardes, capaces de gasear a mil inocentes mientras los jefes nos aseguren que a nosotros no nos van a matar mientras sigamos las órdenes. Benditos los que se atreven a jugarse los cuartos y la vida misma para defender su verdad y su justicia. Pero anda que no hay liberaloides por ahí fuera que se ponen sistemáticamente en contra de cualquiera que presente resistencia a leyes injustas por cuestiones morales. Los Santos no solo sufriren a los bárbaros, también a los civilizados.

No sé por qué escribo estas cosas que me incriminan. Será que busco mi propia destrucción...

Destrucción que sin duda será justa, porque será legal. Mi proceso judical tendrá todas las garantías. Claro. No podré quejarme.

Hay que hacer todo lo posible por evitar que los independentistas se salgan con la suya. Por ejemplo, los Honorables (jejeje) Ciudadanos Españoles podríamos formalizar una Iniciativa Legislativa Popular (JAJAJAJA) para mandar al Gobierno (JAJAJAJAJAJAJA, JIJIJI, JOJOJOJO) que deje de pagar a los separatistas (AJ AJ AJ AJ AJ, que me troncho). Otra ideíca de bombero pirómano: podríamos empezar a liquidar patrimonio artístico y cultural de Cataluña, a fin de ir pagando la deuda y asegurarnos que ningún jubilado pasa hambre ni muere de frío. Seguro que hay muchos ricachones en Liechtenstein dispuestos a aflojar la cartera para ser dueños de las maravillas de Antoni Gaudì. Yo lo veo. Seguro que los independentistas no tienen nada que objetar.

¿Y el archivo de la Guerra Civil? ¿Por qué no lo vendemos a alguna entidad que sea capaz de cuidarlo? Se me ocurre el Museo Británico. ¿Escuece mucho?

No sé por qué hablamos de este asunto. Nunca pasará nada. Antes nos invadirán los marroquíes. Y como los asturianos saquen ese genio que tienen, vamos a tener guerra en la península durante los próximos doce siglos. No pasará nada. Seguiremos perdiendo dinero y dando asco. Todos los turistas dirán qué bien iría España si los españoles se hiciesen cargo de sus asuntos. Bueno, no lo dirán porque no quieren ofender. Son así de educados. Dios los bendiga.

¡Hala Madrid!

Cesar

Javier: He vuelto a leer vuestro articulo y me sorprende este publicado en un medio dirigido por J. Rallo.
Leo asombrado..."Supongo que para liberales cuyo radio de salida alcanza hasta donde Ryanair tiene destinos, puede parecer muy canalla jugar a las nacionalidades y cambiar de pasaportes como de camiseta"...
Si tuvieses algo, solo algo, del espíritu liberal, sabrías que para un liberal siempre ha sido "canalla" la funcional artificiosidad política de las fronteras , pasaportes y símbolos patrios e idiomas impuestos por decreto.
Decia el inigualable Borges ... Yo creo que solo existen los individuos: todo lo demás, las nacionalidades y las clases sociales, son meras comodidades intelectuales".

Libertad , amigo Javier, libertad de elegir tu destino y espabilar tu mente de prejuicios inculcados por un temeroso establishmente, a martillazos, como tu "unicornio del patrón oro" ¿No sabes que bajo su natural logica de mercado, el mundo vivió mas de un siglo (XVII-XIX) una prosperidad y estabilidad nunca jamas vivida. Despierta de tu fantasía pragmática llamada bancos centrales.
Perdona pero no puedo callar mis discrepancias y este es un medio de debate en libertad.
Retoma tus buenos artículos, en un mar de prensa filo totalitaria hacen falta medios que difundan la verdad.
Saludos.

Cesar

Vais a tener que acostumbrarte a mis post scriptums.
Donde dije periodo de estabilidad del patrón oro , quise escribir, finales del XVIII hasta finales del XIX .
Debo aprender a calmarme antes de aporrear el teclado. (este no tiene la culpa)

Kelsen

El siglo XIX ya pasó y mientras pasaba se dijo que «las ruinas de la Iglesia y de la Nobleza, las de la Feudalidad y de la Edad Media, son sublimes y llenan hoy de admiración a los sorprendidos y asombrados vencedores; pero las de la Burguesía serán un innoble detritus de cartón piedra, de escayolas y de colorines.»

Sí vas a ser un escapista lee a Victor Hugo, lee a los sansimonianos, lee Silvia de Nerval y Memorias de ultratumba de René de Chateaubriand y pégate un tiro porque un día amanezca lloviendo. Porque esto es demasiado estúpido hasta para el siglo XXI.

Me aburre esta secta. Quiero teorías sobre el misterio de la trinidad, carpocracianos, asesinatos en el Vaticano, nazis, premoniciones astrológicas, Indiana Jones, verdaderas sentencias apócrifas, quiero ver la perversión apoderándose de la isla de Robinson. Pues no. Os entran ganas de defender el adosado de urbanización después de la película dominguera de Bruce Lee. Por algo se llamaban INSULSAS FICCIONES las Robinsonadas inspiradas en sueños secos de Smith y Ricardo. Todo lo dicho no se ha dicho en vano. A nadie le importa vuestra aburrida y católica soberanía individual de las Islas Hébridas. Es sabido que también queréis hacer del salvaje oeste un Oeste INSULSO. Queréis libertad para jugar al Pokemon en traje de Hugo Boss, respetar un contrato y leer un libro antes de dormir sobre las ocho características del perdedor para aseguraros de no ser vosotros.

Santa Magdalena, patrona de las rameras, ruega por nosotros.

Cesar

Mira Kelsen , Silvia, o...ya no se. Porque no os vais a psicoanalizar antes de descargar en este foro, cual cloaca hedionda , vuestra catarata de oníricos delirios de frustración , trashumados en la emulación de un Sísifo de sexualidad sthealt, que jamas llegara a lograr la claridad de la cima de las circunstancias.
Aquí necesitamos conceptos con un mínimo de racionalidad ( humana no simiesca) que despierten y liberen a la masa, del sopor de la virtualidad en que la han sumido vuestros inmorales amos políticos de voluntades y haciendas. Saludos libertarios.

xD

Pero no me trates así, que soy la única que ha registrado tu comité invisible.
1. Mi no entender nuestra conquista prometeica
2. Hay que imaginarse a Sísifo feliz

Qué es sexualidad sthealt, mártir anarcp?
(Ninguna mente sectaria que se precie no está obsesionada con lo andrógino y con las fealdades acompasadas)

La masa que se despierta en lo onírico ríe con espantosa alegría, como un pueblo que se ríe tras haber triturado un trono.

Santa Julia, espejo de las putas de Roma, danos tu calor.

xD

¿Has juntado a Sísifo con lo se la sexualidad por esto:
http://lapiedradesisifo.com/2013/08/31/la-ambigua-sexualidad-de-charles-...?
¿Querías decir stealth de Stealth: La amenaza invisible?
Eres lo más raro del mundo. Es una lástima que ya no puedas pertenecer a un comité invisible porque el XIX ya pasó. Ya me voy, huraño disonante.

Anónimo

XD ; Frustración es vacío existencial, agnosis de ideal, y negación de libre albedrío ante la realidad de un determinismo ciego y eterno como la noche. Absurdo existencial del materialismo filosófico que tienta al suicidio ante la circunstancia vital incomprendida de un mas alla oculto a su comprensión (stealth ) Opino como decía Camus el cuerpo nos lleva la delantera inalcanzable (irreparable según Camus) sobre la mente La incomprensión del mundo en que vivimos , lleva a la desesperación y sueños de derrota pero nuestra mente en un acto de eterna y repetida cobardía no se adelanta al cuerpo y no lo suicida. Este es la desesperación del suicida que emulando a Sísifo , vuelve a intentar subir su montaña cada dia sabiendo que su absurdo final es causa de su cobardía de morir.
Lo mas raro del mundo

turgot

El problema viene de una actual ficción jurídica, que los juristas reifícan e hipostatizan , pero que que antaño no lo era; es el de soberanía del pueblo; nunca lo ha sido; lo era el Soberano y lo son los oligarcas y sacamantecas que están en los gobiernos; ahora bien, es muy sencillo desarmar a los nacionalistas y es proponiendo el derecho a la secesión y por tanto referendums por provincias , comarcas e incluso barrios, garantizando el libre transito de los que no quieran la secesión del resto de España (vamos, el Plan MISES para el imperio Austro-Húngaro) ; y si no lo respetaran, se les suspende la autonomía y se les manda a la Guardia Civil o al Ejercito, cosa que con la ley en la mano ya tendrían que haber hecho ; lo que ocurre es que entre los gobernantes sacamantecas existe la anarquía, porque no hay una tercera instancia o poder que les aplique EL DERECHO ; es otra ficción jurídica ; a COMPANYS , si le hubieran aplicado todo el rigor de la ley de entonces, es muy posible (una ucronía nada descabellada) que se hubiera evitado la guerra civil

berdonio

Veo que un artículo que a mí me parece esencialmente correcto y oportuno ha suscitado ciertas críticas que estimo improcedentes o desenfocadas.

El rancio nacionalismo político es una ideología sucia y venenosa que ningún liberal –es decir, alguien radicalmente opuesto a TODO inicio de agresión- puede apoyar (o parecer que lo hace), y menos tácticamente o por mero cálculo.

No mordamos el anzuelo. Esto no es separatismo nacionalista contra el régimen criminal del 11-M: están conchabados y no precisamente para reducir la opresión contra el individuo.

No mordamos el anzuelo. Si algún fin justificara los medios, el liberalismo sería un error intelectual.

La mera disgregación política no necesariamente favorece la soberanía individual –y menos la de inspiración nacionalista- pero aunque así fuera, somos liberales precisamente porque creemos que nada se puede conseguir a cualquier precio o por cualquier medio. Si el fin de los asesinatos justifica un solo asesinato ¿por qué preconizar el fin de algo justificado?

¿Cómo un liberal puede apoyar la celebración un paripé demagógico para que una parte usurpe una propiedad común y coaccione al individuo apelando a un concepto colectivo reificado? ¿Estamos de broma o qué?

Cuando el señor Pérez denuncia el flirteo de algunos dizque liberales con el nacionalismo separatista lleva toda la razón. Cuestión diferente es que él pueda ser un minarquista que se deje cosas en el tintero e incurra en sus propias contradicciones; pero sí, los liberales, ciñéndonos a rajatabla a la soberanía individual, no podemos propiciar por acción u omisión ningún nacionalismo.

Anónimo

BERDONIO, realmente os parece liberal este escrito ? Lee nuevamente al señor Perez:
--"aunque el Estado sea malo, tratando de fracturar uno concreto no se va a conseguir su desaparición como entidad política. Resulta un verdadero ejercicio de ingenuidad o incluso estulticia, apoyar la mera celebración de un referéndum vinculante para que una parte de España deje de serlo tan sólo por atacar al propio Estado español. Porque, ¿qué es lo que va a surgir?; ¿un estado libertario con unicornios basados en patrón oro--" El autor no solo critica el nacionalismo, en lo que coincido con él y contigo totalmente, sino lo que es realmente grave, se atreve a calificar de " sedición" e " ingenuo" el ejercicio mas puro de la libertad individual , el referendum o expresión directa de las preferencias individuales.
Considero el articulo precedente , la mas sublimada expresión de socialismo liberticida no solo en lo social sino en lo económico, pues llama unicornio al patrón oro. Sin palabras.
Lamento por el articulista pero me agrada llamar las cosas por su nombre: cerveza con aceitunas y no consomé de cebada bien frio con fruticos de olivo.
Un saludo.

Anónimo

Usurpar una propiedad común?
DEJA LAS DROGAS!!!

Los españoles no son dueños de la región conocida como Cataluña ni de ninguna otra región. Los españoles no son dueños de nada, ni siquiera de sus casas, pisos, depósitos bancarios. El derecho de la propiedad no es absoluto en la CE1978. A ver quién tiene pelotas para liarse a tiros con la policía cuando un juez decida que tu terruño debe ser expropiado. Si el Gobierno nos tuviera miedo, en vez de nosotros al Gobierno, entonces sí podríamos decir que hay propiedad en España.

Los catalanes tienen perfecto derecho en darse cabezazos con la realidad y quedar en ridículo una vez más. Los liberales debemos animar a los estatistas para que se hundan. No debemos hacer el canelo e intentar salvarles el pellejo.

Que traerá malas consecuencias el hundimiento? Sí. También que todo siga como hasta ahora tendrá malas consecuencias. Tienes que elegir entre Escila y Jaribdis. Pero, pensándolo bien, tu elección no sirve para nada. No hay nada que elegir. Solo podemos observar e intentar ponernos a salvo.

Pero recordemos que la cobardía es una de las mayores fuerzas del Universo. Nadie quiere perder el Estado de Bienestar. Todo son bravuconadas y no llegarán a nada, por desgracia.

Tenemos que dejar de leer la prensa. Los periodistas nos manipulan como quieren. Qué abuso. Y todo porque somos ignorantes y nos creemos la programación "cívica" del colegio. Qué fácil es ser periodista desde que se inventó la educación estatal.

Primero, retomemos la dignidad sobre nuestro propio cuerpo, para lo cual debemos liberalizar el mercado de trabajo, acabar con la subvenciones a la agricultura y los aranceles a la importación. Aprendamos a defender nuestra propiedad y reclamemos la desnacionalización de la seguridad, el derecho y el dinero. Entonces, cuando seamos verdaderos propietarios, empecemos a hablar con toda la pomposidad que queramos de la "soberanía nacional española". Hasta entonces, mientras sigamos siendo siervos, dejemos de decir chorradas. Es un lujo que no nos podemos permitir.

Cesar

Perdón Berdonio, el primer anónimo soy yo. El segundo no se.....¿Bastiat quiza? ;)

Páginas