Usted está aquí

España sigue creciendo sin gobierno y en un entorno desfavorable

Madrid, a 29 de agosto de 2016-

El último informe de Market Trends sobre la salud de la economía española, impulsado conjuntamente por la Universidad Francisco Marroquín y el Instituto Juan de Mariana, destaca la fortaleza de nuestra economía en medio de un entorno político nacional de gran incertidumbre y de una economía global en horas bajas.

El crecimiento interanual del PIB parece estabilizarse en torno al 3%, detectándose, eso sí, una leve desaceleración tanto en este capítulo como en el empleo. Por su parte, los indicadores de gestión de compras (industriales, servicios) reflejan una tendencia a la baja mientras que los indicadores adelantados de sectores cíclicos como el automovilístico y el inmobiliario arrojan resultados más optimistas.

Por el lado de los precios, persisten las tasas de inflación negativas tanto en los bienes de consumo como en los industriales. El factor energético sigue manteniendo una influencia importante y, en el caso de los últimos meses, impulsa hacia arriba las tasas de inflación tras registrarse subidas en el precio de los hidrocarburos en lo que va de año.

Desde el punto de vista financiero, el buen comportamiento en el precio de los bonos, cuya rentabilidad ha descendido del 1% en el bono a 10 años, contrasta con unas bolsas lastradas por fenómenos globales y por el sector bancario. 

El total de activos del sector bancario ha vuelto a descender en los últimos meses. Las tasas de crecimiento del stock de crédito, que mantienen su signo negativo excluyendo el concedido a las Administraciones Públicas, repuntan en los últimos meses apoyadas por el buen comportamiento del crédito al consumo de las familias y el empuje del crédito empresarial.

Los problemas que sufre la banca, que muchos achacan al entorno de tipos actual, responderían más a otros factores, ya que la reducción del margen de intermediación ha sido leve y está en niveles muy superiores a los de 2010-2012.

En cuanto al sector exterior, destacamos el repunte en el superávit por cuenta corriente, ayudado por el desplome en el déficit energético derivado de las caídas del precio del petróleo. Las entradas netas por inversión extranjera directa también han aumentado en los últimos meses.

Los datos invitan a pensar en una estabilización de las tasas de crecimiento en torno al 3% anual. El gran desequilibrio macro pendiente continúa siendo el elevado déficit público, que no tiene visos de corregirse. Asimismo, la enorme magnitud de la posición deudora de España frente al exterior supone una debilidad de cara al futuro.

Crecimiento económico, empleo y confianza de los agentes económicos

  • En el segundo trimestre de 2016, el PIB registra una leve desaceleración, con una tasa intertrimestral del 0,7%, reduciéndose un 0,1% respecto al anterior trimestre. En términos interanuales se ha reducido dos décimas hasta el 3,2%.
  • Los PMI (índices de gestión de compras) reflejan una tendencia a la baja, en especial, en el sector manufacturero, con la primera caída de pedidos desde 2003.
  • Los indicadores de demanda de sectores cíclicos clave, como el automóvil o la vivienda sugieren una recuperación.
  • Como en los periodos previos analizados, el segundo trimestre del año arroja crecimientos en los niveles de empleo, aunque a menor ritmo que en trimestres anteriores. La tasa de desempleo es del 20% frente al 22,4% hace un año. La variación interanual del empleo para el segundo trimestre de 2015 aumentó un 3,3% mientras que en el mismo periodo de 2016 lo hizo en un 2,4%.
  • El indicador de clima económico, resumen del estado de confianza de los agentes económicos, no acaba de repuntar, y se mantiene una evolución en los últimos meses ligeramente peor que el promedio de la zona euro.

Niveles de precios de consumo, industriales y financieros

  • La tasa de variación anual del IPC, excluyendo la energía, sigue cayendo desde marzo. Mientras, la tasa del IPC general repunta en los últimos meses alcanzando el -0,6% estimado en junio. Esta caída es 8 décimas superior a la de la Eurozona.
  • En cuanto al índice de precios industriales, la fuerte contracción de precios industriales se modera en los últimos meses, principalmente por el componente energético.
  • El IBEX 35 no remonta y registra abultadas pérdidas en términos anuales. Factores como el shock del Brexit o el nefasto comportamiento del sector bancario lastran al IBEX 35 y al resto de índices europeos.
  • La rentabilidad de la deuda española a 10 años no toca suelo y baja al entorno del 1%, de la misma forma que lo hizo la prima de riesgo, que cayó en un contexto en el que el bono alemán ofrece rentabilidades negativas.

Banca y crédito

  • Aunque en el trimestre anterior parecía apreciarse una estabilización, los activos totales del sector bancario han vuelto a caer en este trimestre hasta el entorno del 4% interanual: la incertidumbre y las turbulencias del sector financiero podrían estar detrás de esta recaída.
  • El porcentaje de activos dudosos respecto al total ha descendido hasta el 4,8%, frente al 5,6% un año atrás.
  • Si en el anterior trimestre se aceleraba la contracción de los créditos al sector privado, en el segundo trimestre del año la tasa de crecimiento interanual negativa se ha estrechado. De esta forma, el crédito concedido a los hogares sigue registrando tasas interanuales negativas, pero cada vez menos acusadas por el impulso del crédito al consumo; por su parte, la tasa de variación del crédito a la vivienda ha caído un poco más en el segundo trimestre de este año que en el anterior. En contraste, la financiación a las administraciones públicas ha repuntado.
  • El spread de la curva de rendimientos muestra cierta estabilidad en el último año, aunque con una leve tendencia a la baja, acercándose a niveles mínimos de principios de 2015, seguramente motivado por la política de expansión monetaria del BCE.

Déficit y deuda pública

  • El déficit público del primer trimestre de 2016 ha sido ligeramente superior al del mismo periodo del año anterior. Además, los ingresos públicos no varían apenas si lo comparamos con el año anterior. Los gastos en intereses de la deuda siguen cayendo en términos relativos.
  • Por su parte, la deuda pública sigue en aumento y ha superado la cuota del 100% sobre el PIB en el primer trimestre del año.

Balanza de pagos

  • El superávit de la cuenta corriente se ha incrementado en los últimos meses. En los últimos doce meses, el superávit se incrementó un 1,82% por un 1,34% del año anterior.
  • En el primer trimestre de 2016, la economía española frena su modesto avance de los trimestres anteriores en la reducción de la posición deudora frente al exterior, llegando al -90,9%.
  • Los datos de inversión extranjera directa muestran una mejoría respecto a las cifras que arrojaba el anterior informe: el acumulado de los últimos 3 meses indica un repunte reciente en las entradas netas pese a la complicada situación política del país.

RECURSOS ADICIONALES: