Usted está aquí

La banca española, ¿lista para apoyar el crecimiento con la expansión del crédito? [nuevo informe Market Trends]

Madrid, a 20 de febrero de 2018.-

La economía española mantiene una senda de crecimiento económico estable en torno al 3%, en un contexto en el que han existido vientos en contra (la incertidumbre ligada a Cataluña), pero también vientos de cola (crecimiento global). Como señala el último informe de coyuntura de España elaborado por el Instituto Juan de Mariana y UFM Market Trends, aunque existen señales mixtas, el balance general es positivo, particularmente por la intensa reducción del déficit público.

El responsable de coyuntura económica del Instituto Juan de Mariana, Ángel Martín Oro, revisa los últimos datos macroeconómicos disponibles en el Informe España de UFM Market Trends del 1er Semestre de 2018. Indicadores como los índices de gestión de compras (PMI) o la demanda de sectores cíclicos como el automovilístico y el inmobiliario apuntan a la continuación de un crecimiento estable. Además, la confianza de los agentes económicos continúa mejorando, pero lo hace a menor ritmo que la del conjunto de la zona euro. En este contexto de buenos datos se sitúan los malos datos de empleo de la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre, que transmiten una imagen muy distinta respecto a las afiliaciones a la Seguridad Social.

Este crecimiento sólido, unido a la contención del gasto público, ha llevado el nivel de déficit público a niveles cercanos del 3% del PIB. Un devenir muy positivo, aunque pensamos que no se debería caer en la complacencia, dado que esta realidad podría cambiar en caso de que los costes de financiación asciendan.

El volumen de activos del sistema bancario ha repuntado desde mínimos del segundo trimestre del pasado año. Pensamos que el fin del desapalancamiento del sector bancario ha podido llegar ya y que una suave expansión de crédito se convertirá en un nuevo apoyo al crecimiento. La buena noticia es que por el momento no observamos señales de que esta expansión vaya a ser descontrolada, como tampoco percibimos presiones inflacionarias.

Desde el sector exterior llegan datos mixtos. Por un lado, el turismo mantiene un comportamiento muy positivo, impulsado por el crecimiento de la economía global. Pero por otro, se ha observado un deterioro en la entrada de inversión extranjera directa. Podría ser un síntoma de la incertidumbre política de los últimos trimestres, que en otras áreas ha tenido un impacto muy limitado.

En definitiva, la economía española mantiene un buen comportamiento y perspectivas a nivel macroeconómico. El crecimiento podría desacelerarse ligeramente en 2018, pero las dinámicas en la mayor parte de sectores son positivas y no pensamos que haya señales de preocupación en el ciclo español.

Crecimiento económico, empleo y confianza de los agentes económicos

  • El crecimiento de la economía española se desacelera ligeramente en tasas intertrimestrales en últimos trimestres, pero se mantiene estable en el entorno del 3% anual.
  • Los PMIs de manufacturas y servicios y otros datos apuntan a que continúe la expansión económica de forma estable en los próximos meses.
  • El sector privado tuvo su peor cuarto trimestre desde el año 2012 según la EPA. La tasa de crecimiento en el conjunto del empleo y el sector privado se desaceleró, aunque en el sector público pasó lo contrario. Estos datos no son corroborados por la afiliación a la Seguridad Social, que no ha sufrido ningún deterioro frente al tercer trimestre del pasado año. La tasa de desempleo se sitúa en el 16,55%.
  • La confianza de los agentes económicos continúa mejorando, pero lo hace a menor ritmo que la del conjunto de la zona euro.

Índices de precios

  • La tasa de variación anual del IPC se desacelera con fuerza hasta el 0,5%, pensamos que en buena parte por efectos temporales (altas bases comparativas en precios energéticos del mismo periodo del año anterior). La tasa subyacente también desacelera, pero mucho más suavemente.
  • Pese a que se han reportado presiones inflacionistas por los precios de materias primas, por el momento estas no se dejan notar apenas en las tasas de inflación, tampoco en los precios industriales. Quizá sea la fuerte de apreciación del euro la que esté conteniendo estas presiones inflacionarias.

Mercado financiero

  • La segunda parte del 2017 fue negativa para el IBEX 35, aunque cerró el año con una rentabilidad del 7%. Pero el índice de pequeñas empresas registró una subida notable, del 30%. La volatilidad parece haber vuelto al mercado bursátil en las últimas semanas, a medida que han ascendido las rentabilidades de la deuda estadounidense y alemana.
  • La rentabilidad del bono español a 10 años se mantiene relativamente estable en torno al 1,5%, al tiempo que la prima de riesgo ha caído de los 100 puntos básicos.

Niveles de deuda y apalancamiento   

  • El total de activos del sector bancario repunta desde mínimos de muchos años y lo hace de forma sostenida, aunque leve, durante varios meses.
  • Los activos de dudoso cobro siguen contrayéndose y el volumen de activos dudosos respecto al total ha descendido del 4% por primera vez en muchos años. Pero recordemos que en la década de los 2000 no superó el 1% hasta junio de 2008.
  • El crecimiento del crédito a las empresas no financieras todavía no registra tasas positivas de forma sostenida, pero pensamos que no tardaremos en verlo.
  • El stock de crédito a las familias continúa en fase contractiva por el componente de vivienda, mientras que el crédito al consumo crece con fuerza, al 6%. Pese a que las nuevas hipotecas sobre vivienda crecen a buen ritmo, los excesos de la etapa de burbuja inmobiliaria todavía se están digiriendo y el stock de crédito a vivienda se contrae al 2,9% interanual.
  • El spread de la curva de rendimientos se ha mantenido estable alrededor del 2% desde comienzos de año.

Déficit y deuda pública

  • En los primeros diez meses de 2017, el déficit público se redujo más de un 40% interanual debido al crecimiento del casi 5% de los ingresos, frente a unos gastos planos. En términos de PIB se sitúa alrededor del 3%.
  • La deuda sobre PIB se reduce ligeramente por debajo del 100%.
  • El tipo de interés medio total de la deuda del estado se ha estabilizado en los últimos meses en torno al 2,6%, tras varios años de permanente caída.

Balanza de pagos

  • El superávit por cuenta corriente cae, desde niveles altos, un 3,4% en el acumulado hasta noviembre de 2017 frente al mismo periodo del año anterior. La caída ha sido provocada principalmente por un aumento del déficit comercial energético, que ha crecido algo más de un 30% interanual. En cambio, el saldo de los servicios de la cuenta corriente aumenta un 10% interanual, debido principalmente al excelente comportamiento del turismo.
  • La enorme posición deudora frente al exterior se reduce ligeramente hasta el 83% del PIB. La magnitud de este indicador muestra la fragilidad externa de la economía española ante nuevos episodios de inestabilidad financiera internacional.
  • La evolución de la inversión directa en España se ha deteriorado notablemente, algo que sucede desde mayo.
  • Se reduce ligeramente por segundo trimestre consecutivo la posición deudora neta del Banco de España, tras más de dos años de incremento continuado.

RECURSOS ADICIONALES: