Usted está aquí

La recuperación de la economía española, en peligro por la incertidumbre política y la crisis global

Madrid, 17 de febrero de 2016.-

El último informe de UFM Market Trends y el Instituto Juan de Mariana sobre la economía española, elaborado por el economista Ángel Martín Oro, analiza su evolución en el segundo semestre de 2015. Los diferentes indicadores macroeconómicos reflejan robustez relativa en la recuperación de nuestra economía, si bien las dudas se ciernen alrededor de factores políticos internos y de un eventual escenario de crisis financiera global. 

Como dato positivo, se estima que España cierre 2015 con un crecimiento del 3,2%, muy por encima del promedio de la Unión Europea y de las previsiones de los analistas. Este crecimiento se ha traducido en buenos datos de creación de empleo en un contexto de tasas de inflación negativas por el desplome en los precios de la energía.

Como dato negativo, las turbulencias financieras desde el verano de 2015 ponen de manifiesto la debilidad actual de economías emergentes como Brasil, Rusia o China, y han puesto en duda la salud del sistema bancario europeo. La gran incógnita reside en si se generará un efecto arrastre y contagio que golpee con fuerza a las economías europea y estadounidense, que en los últimos trimestres parecen haber capeado el temporal, manteniendo un tono moderadamente positivo. No en vano, la caída en el precio de energía y materias primas, así como de los costes financieros, han tenido un efecto crecientemente positivo para la recuperación económica española y europea en el último año.

Los peligros para la economía española los representa asimismo en muy alto grado la incertidumbre política en España, con reflejo en descensos de la inversión extranjera y de los niveles de confianza desde finales de 2015. Por otro lado, el déficit público sigue siendo la gran tarea pendiente del gobierno. Se estima que las cifras de déficit ronden el 5% en el cierre anual, una desviación considerable respecto a los compromisos del 4,2% adquiridos con Bruselas. 

En suma, el desempeño de la economía española en el segundo semestre ha sido positivo pese a los problemas descritos. Se pondrá a prueba su solidez, sin previsiones de salir bien parada, si se hacen realidad algunos de los escenarios más pesimistas (no los más probables): una deriva política nacional demagógica o una espiral financiera global deflacionista.

Crecimiento económico, empleo y confianza de los agentes económicos

  • El segundo semestre de 2015 habría cerrado con una ligera desaceleración respecto al primero, registrando tasas de crecimiento del 0,8% intertrimestral tanto en el tercero como en el cuarto trimestre. La cifra para el año se estima en el 3,2%.
  • Pese a la desaceleración de la economía global y las turbulencias de los mercados financieros en verano, la economía española apenas ha notado el impacto, con un crecimiento sólido en el cuarto trimestre.
  • El crecimiento del empleo y la caída del paro se mantienen a buen ritmo en el segundo semestre del año. La tasa de desempleo es del 20,9% a finales del año, disminuyendo en 2,8 puntos porcentuales respecto al cierre de 2014. El número de afiliados en alta a la Seguridad Social creció en el cuarto trimestre en un 3,3% en términos anuales, una tasa mayor a la del tercer trimestre (2,8%).
  • Los indicadores adelantados cierran el año en tono positivo. El indicador de clima económico, resumen del estado de confianza de los agentes económicos, ha marcado en diciembre niveles máximos de 15 años.
  • Los primeros datos disponibles de comienzo de 2016 sobre la confianza de los agentes señalan un descenso en todos los ámbitos, desde los consumidores, empresarios e industria.

Índices de precios

  • La tasa de variación del IPC subyacente mantiene su tendencia alcista, situándose en el 0,94% anual. La tasa de variación del IPC general abandonó el terreno negativo en diciembre, a medida que el impacto de la caída del petróleo se va difuminando en la comparación con el año anterior.
  • El diferencial en la inflación de precios al consumo de España respecto a la Eurozona sigue apoyando las ganancias de competitividad en España, frente a lo que fue la norma en el anterior ciclo expansivo.

Mercado financiero

  • El IBEX 35 ha cerrado 2015 con un mal comportamiento, tanto en términos absolutos (-7% / -3,55% incluyendo dividendos) como con relación a los índices europeos. La particular composición del índice, y la importante exposición de algunos de sus principales valores a Latinoamérica (Brasil), más que factores políticos o macroeconómicos nacionales, estarían detrás de este comportamiento.
  • La rentabilidad de la deuda a 10 años y la prima de riesgo han mostrado cierta estabilidad, pese al repunte del segundo trimestre.

Niveles de deuda y apalancamiento

  • Los últimos datos del total de activos del sector bancario muestran un pequeño repunte, que podrían indicar que el final del desapalancamiento de la banca está próximo. La tasa de crecimiento interanual de la financiación total a los sectores no financieros volvió a ser positiva, la mayor desde noviembre de 2013.
  • En términos de stock, el crédito tanto a empresas como a hogares continúa en fase de contracción, aunque a tasas cada vez menores.
  • La pendiente media de la curva de rendimientos muestra cierta estabilidad en los últimos meses de 2015, desde el repunte del segundo trimestre que rompió con la tendencia de aplanamiento que venía desde principios de 2013.
  • Otra señal positiva proviene de la reducción acelerada del porcentaje de activos de dudoso cobro respecto al total de activos de las entidades de crédito. Esta tasa ha caído desde el máximo de 6,7% en diciembre 2013, al 5,1% de noviembre 2015. No obstante, recordemos que a comienzos de 2007 este porcentaje apenas era del 0,5%.

Déficit y deuda pública

  • El déficit público de las AAPP en 2015, de mantenerse un comportamiento de los ingresos y gastos públicos en el último trimestre del año similar al del tercero, podría situarse más cerca del 5% que del objetivo del gobierno del 4,2%
  • El gasto en intereses de la deuda sobre el total de ingresos públicos se ha reducido desde el 9% en el tercer trimestre de 2014 hasta el 8,15% en el mismo periodo de 2015.
  • El tipo de interés medio total de la deuda en circulación del Estado sigue en descenso, pasando del 3,5% en que cerró 2014 al 3,17% de Diciembre 2015. Pero debe notarse que de noviembre a diciembre se ha producido el primer repunte mes a mes del tipo desde abril 2013, y el mayor desde 2012.

Balanza de pagos

  • El superávit de la cuenta corriente mejoró en los últimos meses hasta octubre, principalmente por la fuerte reducción del déficit energético y la balanza de rentas.
  • Los ingresos por turismo mantienen el crecimiento estable de los últimos años. En contraste, el gasto de los españoles en el extranjero por turismo ha registrado un fuerte crecimiento en los dos últimos veranos, reflejo de la mejora económica y la mayor confianza.
  • El comportamiento de las exportaciones españolas revela el dinamismo de los mercados europeos frente a los problemas en algunos mercados como Rusia y Brasil.
  • Pese al gran impacto negativo de Brasil sobre grandes cotizadas españolas, tan solo el 1,1% de las exportaciones totales españolas tuvieron a Brasil como destino. Las exportaciones a China siguen creciendo (7,5% anual), pero la exposición es reducida (del 1,8% sobre el total).
  • En el último año hasta el tercer trimestre 2015 la deuda externa bruta aumentó en cerca de 80.000 millones de euros hasta el 169,25% sobre el PIB. El sector principalmente responsable por este aumento fue el de las Administraciones Públicas.
  • En los nueve primeros meses de 2015 destacamos la reducción de las entradas netas en concepto de inversión extranjera directa.

 

RECURSOS ADICIONALES: