Usted está aquí

En desequilibrio

El libro En desequilibrio es una colección de ensayos sobre distintos problemas analizados por la Escuela Austriaca de Economía, publicado por Unión Editorial en marzo pasado. Muchas veces se piensa en la Escuela Austriaca de Economía como un enfoque dogmático y homogéneo acerca de cómo funcionan el mercado y el Estado. Sin embargo, dentro de esta tradición encontramos entre sus autores numerosos casos donde las diferencias analíticas son muy importantes: por ejemplo, la epistemología que fundamenta el saber científico, la teoría de procesos de mercado y las propuestas de reforma monetaria que conducen a una moneda sana son distintas áreas donde es posible encontrar una rica gama de planteamientos alternativos. En este libro intento analizar algunos de esos problemas, donde precisamente no existe consenso, y proponer hipótesis superadoras para seguir avanzando en el conocimiento.

En el área de la microeconomía, uno de los tópicos mas controvertidos entre los austriacos es la cuestión de la tendencia al equilibrio general. Si bien todos los autores coinciden en entender el mercado como un proceso en desequilibrio, existen diferentes perspectivas sobre el lugar y el rol del concepto de equilibrio en ese marco. En el libro analizo las posturas de Menger, Mises y Hayek como prólogo al debate entre Kirzner y Lachmann acerca de si el mercado tiende, a través de un proceso empresarial de descubrimiento de oportunidades, hacia una configuración de equilibrio general o si el mercado es solo un proceso simplemente ordenado donde se producen intercambios, pero sin una tendencia definida.

Kirzner, que comenzó pensando el proceso de mercado casi como un apéndice de la teoría neoclásica del equilibrio, ha ido matizando su postura inicial hacia una posición mas indeterminista, y las ideas de Lachmann han promovido un programa de investigación potencialmente muy fértil acerca del rol de las instituciones como instrumentos que ayudan a mitigar la inevitable incertidumbre asociada al cambio, haciendo posible algún grado de coordinación. En los últimos años ha surgido en este debate una tercera variante representada hoy por N. Foss y P. Klein que sostienen que Kirzner no representa cabalmente el pensamiento de Mises y que la solución a este problema requiere abandonar por completo la idea de “descubrimiento de oportunidades” y suplirlo por la de judgement.

En ese contexto la controversia se enriquece con los aportes de Roger Koppl y su teoría de los big players y de Robert Higgs y su análisis de “incertidumbre de régimen”, que hacen posible una mejor comprensión del marco institucional.

Examino también el impacto de los errores cometidos por los empresarios en su afán por satisfacer necesidades, el impacto de la innovación en Kirzner y Schumpeter y la necesidad de condimentar a estas reflexiones con mayor contenido empírico para poder evaluar mejor la eficiencia de ese proceso que llamamos mercado.

Una moneda sana es un ingrediente crucial para la transmisión de la información reflejada por los precios, pero paradójicamente entre los austriacos no existe consenso acerca de cómo alcanzarla. Mas allá del debate entre defensores de la reserva 100% frente a aquellos que promueven la reserva fraccionaria, existe un problema adicional que hasta ahora ha sido ignorado en la literatura austriaca y es el del desequilibrio del mercado monetario, no de origen político fruto del mal manejo de la autoridad monetaria, sino consecuencia de las limitaciones del conocimiento inherentes a todo proceso de mercado. La moneda sana es una moneda en desequilibrio y ese desequilibrio monetario afecta también a la formación de precios que están en desequilibrio, no solo por falta de conocimiento perfecto en los mercados de factores de la producción, bienes y servicios, sino también porque los empresarios monetarios sufren las mismas limitaciones informativas que los demás agentes de la economía.

En el terreno de la epistemología intento combinar el racionalismo critico de Karl Popper con los aportes muy heterogéneos que los austriacos han realizado a la filosofía de la ciencia. Siempre encontré muchas afinidades entre ellos, pero también muchos malentendidos que busco aclarar, ensayando una conjetura que integre estos enfoques aparentemente excluyentes pero que tienen mucho material en común para enriquecerse.

Incluyo en el libro también un análisis empírico, relacionado con los mercados de commodities agrícolas. Roger Koppl propone el análisis de los big players (agentes económicos inmunes al mecanismo de perdidas y ganancias) en los mercados monetarios y financieros donde le interesa principalmente analizar el impacto de los bancos centrales en la formación de expectativas. En el libro analizo en cambio el rol de los big players en el mercado de trigo donde en la década de los 90 existían aún grandes monopolios gubernamentales de exportación e importación que ejercían en los flujos comerciales una influencia análoga a la de los bancos centrales en los mercados financieros. Siempre me interesó darle más contenido empírico a los análisis que hacen los austriacos. La teoría de los ciclos económicos y la teoría de los big players son contribuciones muy fértiles donde pueden combinarse el enfoque científico con el mas práctico del trading.

Para terminar, en estos tiempos de debates y grietas, muchas veces demasiado apasionados, creo que debemos hacer un esfuerzo por abandonar toda clase de dogmatismos y abrazar mas que nunca la ética y la práctica del racionalismo critico. La Escuela Austriaca, en algunas de sus vertientes, también sufre de estos problemas con algunas actitudes arrogantes y pretensiones excesivas. No hagamos de estas ideas tan atractivas un manual que pretenda solucionar todos los problemas que existen y existirán en el mundo. La realidad es muy compleja. Estemos abiertos a combinar las contribuciones austriacas con los valiosos aportes de otras escuelas de pensamiento y de otras ciencias, al estilo de lo que promueve Peter Boettke en su libro Viviendo la economía, evitando la tentación de aislarnos en una suerte de gueto intelectual que solo nos ayuda a convencernos entre nosotros mismos de que tenemos razón.

Espero que este humilde libro sirva como un aporte en esa dirección.