Usted está aquí

Internautas por la libertad en Cuba

Pedimos a todas las personas e instituciones defensoras de los derechos civiles en el mundo que contribuyan a esta movilización, y llamamos al gobierno cubano a:

  • Liberar a los presos políticos en Cuba
  • Levantar las prohibiciones que impiden a los cubanos entrar y salir de su país
  • Levantar las prohibiciones de acceso a Internet para los cubanos

La petición con la que arranca este artículo aparece hoy, 1 de junio de 2009, en cientos de bitácoras y otro tipo de webs en diversos idiomas. Esta jornada ha sido proclamada, sin que ningún gobierno ni organismo internacional intervenga en ella, como de "Movilización general web por los derechos y libertades de Cuba". Cubanos del interior de la Isla que, a pesar de las crecientes limitaciones al ya restringido acceso a internet en el país, se las arreglan de un modo u otro para mantener un blog y compatriotas suyos exiliados en Estados Unidos, España y docenas de otros países, así como personas de otras muchas nacionalidades se han puesto de acuerdo sin conocerse unos a otros para denunciar de forma conjunta a la tiranía castrista.

Internet lo ha hecho posible. Unos pocos blogs dedicados a la movilización, webs del exilio informando sobre ello, la noticia en algún medio digital generalista y un grupo en Facebook que resultó ser un éxito nada más crearse han demostrado la capacidad de movilización que ofrece la Red. Algo a lo que teme, y con razón, el régimen de La Habana. De hecho tiene tanto miedo a esta iniciativa que, de un día para otro, bloqueó cientos de direcciones de correo electrónico de cubanos del interior a las que se había enviado información sobre la jornada. Sin embargo, de una manera u otra, la información sobre este día habrá llegado a tiempo a muchos demócratas de la isla y antes o después otros tendrán noticias de lo que cientos de personas han hecho en numerosos países por la causa de la libertad en Cuba.

La participación de no cubanos es fundamental. Para todos los resistentes pacíficos a la dictadura que viven en la isla-cárcel supone un apoyo moral fundamental saber que no están solos. Les da ánimos para seguir adelante con su lucha, les da un impulso importantísimo ante el más que comprensible desaliento que surge ante la apariencia de que las cosas que no cambian. Y también hace temblar a los tiranos. A los dictadores de todo tipo les importa mucho la opinión pública del extranjero, saben que esta puede hacer recular a un Gobierno democrático a la hora de tomar medidas que favorecen a un liberticida. Por eso tratan de cuidar su imagen y ponen tanto esfuerzo en propaganda, algo en lo que siempre ha sido muy efectivo el castrismo.

Por todo ello, hoy 1 de junio de 2009 desde aquí nos unimos a internautas de todo el mundo para exigir libertad para los cubanos. No nos callamos ante la tiranía.