Usted está aquí

Portugal durante la primera legislatura de Antonio Costa (II): medidas

En el artículo anterior se analizaron brevemente los antecedentes históricos de la legislatura de Costa (2015-2019). En este artículo se analizan, siguiendo con las preguntas expuestas en la última conclusión, las medidas sociales y de austeridad tomadas por el Gobierno. Lo que se pretende pues es tratar de averiguar el impacto que ambos grupos tuvieron, o si uno fue más relevante que el otro.

Dentro de aquellas medidas sociales que han sido resultado directo de Antonio Costa, se evalúa el salario mínimo, el aumento de las pensiones, y otras medidas de gasto público, como la reducción de horas al funcionariado.

El salario mínimo portugués se mantuvo en los 565,83 euros brutos desde el año 2011 al 2015 durante el Gobierno de Pedro Passos Coelho (Expansión, 2019c).  Esto se debió principalmente al duro tiempo de crisis que experimentaba el país, así como a la necesidad de cumplir con las directrices indicadas desde Europa. No obstante, en el año 2014 la subida del salario mínimo se incluyó de nuevo en la agenda política, con el objetivo de llevar a cabo una subida para el 2015. El Gobierno se mostró así dispuesto a negociar con interlocutores sociales para materializar esta posible subida (Público, 2014). Sin embargo, fue ya durante el gobierno del siguiente primer ministro, Antonio Costa, cuando se hizo efectiva esta aparente voluntad.

Así, Costa subió el Salario Mínimo Nacional (SMN) de los 565,83 euros a los 589,17 (Trading Economics, 2019c). Esta subida, aunque aparentemente socialista, tuvo que ser pactada con el Partido Socialdemócrata de Passos Coelho y no con el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista, aun siendo estos sus socios de Gobierno (Chacón, 2016). La imposibilidad de llegar a un acuerdo entre las izquierdas trajo una subida del salario mínimo que, como requisito de los socialdemócratas, se vio acompañada de una reducción del 1,25% en los pagos por los trabajadores en concepto de Tasa Social Única (TSU). Esta medida no contentó ni a la Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP) ni, obviamente, a los socios de gobierno (Chacón, 2016).

Antonio Costa continuó con paulatinas subidas del salario mínimo los años siguientes pasando de los 530 euros netos en 2016 a los 557 en 2017. En 2018 alcanzó los 580 euros netos en 2018, siendo este un incremento del 4,12% con respecto al año anterior (EP Economía, 2017). La tendencia continúa hasta 2019, donde se sitúa en los 700 euros brutos.

Durante su legislatura, Antonio Costa también tuvo como objetivo el aumento de las pensiones portuguesas que, al igual que el Salario Mínimo Nacional, se hallaban congeladas desde el año 2011 por decisión del Gobierno anterior para cumplir con los objetivos económicos. Este aumento en 2015 tuvo un coste estimado de 86,5 millones de euros (Agencia EFE, 2015). Durante el mismo periodo, alrededor de otros 86 millones de euros se destinaron a un aumento de las ayudas sociales. Así, las revalorizaciones de las pensiones en Portugal bajo el gobierno de Costa se retomaron, para cuyo cálculo se usa un indicador conjunto de precios y de PIB (Tahiri, 2018). Cabe recalcar que este aumento de las pensiones mínimas del año 2015 se equiparó con la inflación (del 0,4%), lo que supuso una subida máxima de unos 2,5 euros al mes, por lo que realmente este fue un aumento muy leve (Agencia EFE, 2015). Las subidas de pensiones continuaron y para el 2017 la cuantía de las pensiones ya había alcanzado los niveles previos a la crisis.

No fue únicamente por estas medidas por lo que algunos medios halagan al primer ministro, calificándolo con adjetivos como “antiausteridad” o “social”, ya que también los niveles salariales de los empleados públicos alcanzaron el estatus previo al 2008.

Otras medidas que se suelen resaltar son el aumento de los niveles salariales de los empleados públicos al estatus previo al 2008  y la reducción de horas del funcionariado, volviendo a las 35 horas semanales que se habían elevado a las 40 con Passos Coelho (El Economista, 2017). Además, se aumentaron los días de vacaciones a una cantidad previa a 2011 y se incrementaron los subsidios al desarrollo, fiscales y de financiación a pequeñas empresas (Alderman, 2018). Todas estas medidas conllevaron objeciones de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en varias ocasiones. Así, medios como el New York Times o The Guardian elogian las medidas sociales del Gobierno, y afirman que Portugal es el mejor ejemplo contra la austeridad (Orr, 2017).

No obstante, si se evalúan las medidas cuyo objetivo era una reducción del déficit o el ajuste de las cuentas nacionales, parece que la austeridad sí pudo jugar un papel importante.

En cuanto al gasto público, este pasó de 86.707 millones de euros a 83.535 millones de euros en el periodo 2015-2016, efectuando así un recorte cercano al 4%. Esta tendencia de recorte en el gasto público venía ya desde el Gobierno de Passos Coelho, cuyo último año como primer ministro trajo una reducción del gasto desde los 89.59 millones de euros a los 86 mil millones mencionados al comienzo del liderazgo socialista. En el 2017, Costa incrementó el gasto hasta los 88.904 millones para reducir la cuantía en más de 300 millones de euros para el 2018 (Expansión, 2019b). Igualmente, si se mide el gasto únicamente del Gobierno central, se observa una reducción del 4,7%, de los 65.800 millones de euros hasta los 62.700 millones de euros. Si se hace el mismo cálculo excluyendo el pago de los intereses de la deuda se observa como el recorte fue real, desde 57.400 millones de euros a 54.300 millones de euros (Rallo, 2017).

Así, se puede afirmar que el peso del estado en la economía se ha reducido desde que Antonio Costa está en el Gobierno. En el año 2015 el gasto público suponía el 48.2% del PIB. El año siguiente, Costa redujo este dato hasta el 44.8%. Tras un leve incremento en el 2017, llegando al 45.7%, cerró el 2018 con un porcentaje del 44%. Este es el menor nivel de gasto público en relación con el PIB que Portugal ha disfrutado desde el año 2000 (Trading Economics, 2019a). También la inversión pública, otro ámbito que se puede analizar para ver cuánto de “socialista” ha tenido el Gobierno de Costa, se redujo de manera significativa ya en su primer año de gobierno. En el periodo del 2015 al 2016, esta cifra disminuyó desde el 2,3% del PIB al 1.5% del PIB (Rallo, 2017).

En el ámbito fiscal se observa igualmente como el Ejecutivo de Costa no mostró necesariamente rasgos expansivos. A pesar del anuncio de una nueva oleada de aumentos tributarios al alcanzar el poder, como impuesto a pisos turísticos o bebidas azucaradas y alcohólicas, Costa no dudó en recortar el IVA en la restauración del 23 al 13%. Mismamente, el Gobierno instauró un nuevo tipo reducido del impuesto de sociedades del 12,5%. Este se aplica a los primeros 15.000 euros de beneficio siempre que el negocio se halle en una zona rural y del interior (Sánchez de la Cruz, 2017b). Costa tampoco ha aumentado el tipo regular del impuesto de sociedades en sus años al frente del país, manteniéndose así en el 21%, respetando la tendencia de Passos Coelho, el cual ya lo redujo del 25 al 23% en el 2014, y a la cifra actual del 21% en el 2015 (Trading Economics, 2019b).

Se puede concluir, pues, que logros como las increíbles reducciones del déficit ejecutadas por Costa fueron fruto, en gran medida, de un férreo control de las cuentas públicas, siendo este en particular uno de los principales objetivos del primer ministro (Teles, 2018). El déficit de Portugal se redujo del 4,4% del PIB en 2015 al 1,9% en el 2016. Tras un pequeño aumento hasta el 3% en el 2017, se redujo hasta el 0,4% al año siguiente, la cifra más baja de su historia reciente. Para el 2020 ya se espera tener superávit, potencialmente siendo el primero por lo menos desde 1986 (Expansión, 2019a). Esto, además de lo expuesto en los datos, es algo que en ocasiones ha traído las críticas de sus socios de gobierno. En este aspecto Costa no ha tratado de esconder demasiado su objetivo de ajustar las cuentas públicas (Correia, 2019). Se ve también que Costa recibió una herencia deseable por parte de Passos Coelho, quien ya encaminó la reducción del desempleo, el déficit y el aumento del PIB. En este aspecto, se puede decir que Costa ha continuado en gran medida con las políticas de austeridad de su predecesor (Sánchez de la Cruz, 2017a).

En el siguiente artículo se analizará el grado de relevancia que tuvieron la inversión internacional y el entorno en el crecimiento portugués, o si fue algo realmente meritorio por parte del primer ministro.

Referencias

Agencia EFE (2015) ‘Portugal sube las pensiones mínimas y recupera algunas ayudas sociales’, RTVE.es. Disponible en: http://www.rtve.es/noticias/20151217/portugal-sube-pensiones-minimas-rec....

Alderman, L. (2018) ‘Portugal Dared to Cast Aside Austerity. It’s Having a Major Revival.’, The New York Times. Disponible en: https://www.nytimes.com/es/2018/07/26/portugal-austeridad-recuperacion/.

Chacón, F. (2016) ‘El salario mínimo sube en Portugal de 530 a 557 euros mensuales’, ABC Economía. Disponible en: https://www.abc.es/economia/abci-salario-minimo-sube-portugal-530-557-eu....

Correia, M. (2019) ‘The Dark Side of Portugal’s Economic Success Story’, The Nation. Disponible en: https://www.thenation.com/article/portugal-economy-public-investment/.

El Economista (2017) ‘La “receta” de Portugal para subir pensiones y sueldos públicos y reducir el déficit a mínimos de 1974’, El Economista. Disponible en: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/8278507/04/17/La-receta-de....

EP Economía (2017) ‘Portugal subirá el salario mínimo a 580 euros desde el 1 de enero de 2018, un 4,12% más’, Europa Press, p. 2019. Disponible en: https://www.europapress.es/economia/laboral-00346/noticia-portugal-subir....

Expansión (2019a) ‘Deficit Público de Portugal’, Datos. Disponible en: https://datosmacro.expansion.com/deficit/portugal.

Expansión (2019b) ‘Portugal - Gasto público’, Datosmacro. Disponible en: https://datosmacro.expansion.com/estado/gasto/portugal.

Expansión (2019c) ‘SMI en Portugal’, Datosmacro. Disponible en: https://datosmacro.expansion.com/smi/portugal.

Orr, A. (2017) ‘Portugal shows there is an alternative to austerity’, The Guardian. Disponible en: https://www.theguardian.com/world/2017/feb/21/portugal-shows-there-is-an....

Público (2014) ‘Passos Coelho e patrões disponíveis para discutir aumento do salário mínimo’, Público Política. Disponible en: https://www.publico.pt/2014/04/06/politica/noticia/passos-coelho-reafirm....

Rallo, J. R. (2017) ‘El mito del milagro económico de izquierdas en Portugal’, El Confidencial, pp. 2014–2016. Disponible en: blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2017-06-05/mito-milagro-economico-izquierdas-portugal_1393663/.

Sánchez de la Cruz, D. (2017a) ‘Costa, el “socialista austero” que logra el menor déficit de Portugal en 40 años’, Libre Mercado. Disponible en: https://www.libremercado.com/2017-10-08/costa-el-socialista-austero-que-....

Sánchez de la Cruz, D. (2017b) ‘No, Portugal no abandonó la “austeridad”: reduce el gasto del 52% al 44% del PIB’, Libre Mercado. Disponible en: https://www.libremercado.com/2017-12-13/no-portugal-no-abandono-la-auste....

Tahiri, J. (2018) ‘Así suben las pensiones en otros países europeos’, ABC Economía. Disponible en: https://www.abc.es/economia/abci-suben-pensiones-otros-paises-europeos-2....

Teles, N. (2018) ‘The Portuguese Illusion’, Jacobin Magazine. Disponible en: https://jacobinmag.com/2018/07/portugal-left-bloc-eurozone-austerity-eu.

Trading Economics (2019a) ‘Portugal - El gasto público en el PIB’, Trading Economics. Disponible en: https://es.tradingeconomics.com/portugal/government-spending-to-gdp.

Trading Economics (2019b) ‘Portugal Corporate Tax Rate’, Trading Economics. Disponible en: https://tradingeconomics.com/portugal/corporate-tax-rate.

Trading Economics (2019c) ‘Portugal Gross Minimum Monthly Wage’, Trading Economics. Disponible en: https://tradingeconomics.com/portugal/minimum-wages.