Usted está aquí

Portugal durante la primera legislatura de Antonio Costa (III)

En el anterior artículo se analizaron las medidas más relevantes de Antonio Costa, haciendo una comparación entre aquellas que se pueden calificar como “sociales” y las medidas de austeridad. En este, se evaluará la importancia que tuvo el entorno internacional a la hora de fomentar el crecimiento portugués con el fin de averiguar si se le puede atribuir al actual primer ministro.

Una medida que ya implementó Passos Coelho en 2012 y que, parece, ha beneficiado significativamente al actual primer ministro, ha sido el “Visto de Oro” (“Golden Visa” en inglés). Este programa funciona como un permiso de residencia temporal cuyo objetivo es la creación de empresas y la atracción de capital extranjero al sector inmobiliario de Portugal (Sánchez de la Cruz, 2017a). Así, se les permite a los extranjeros (no ciudadanos de la UE/AEE) obtener un permiso de residencia especial a cambio de una inversión a cinco años en el país. Para acceder al programa, se necesita cumplir por lo menos uno de ocho requerimientos, entre los cuales se encuentran la creación de por lo menos diez empleos, una transferencia de capital de por lo menos 1.000.000 de euros, o la compra de una propiedad por un coste de mínimo 500.000 euros (Running, 2019).

En el año 2019 este programa de visado había logrado una inversión acumulada en Portugal de 4.851.300.000 euros. La mayoría de tales visados, y de las respectivas inversiones, han sido concedidos a ciudadanos chinos, los cuales representan alrededor del 70% del total de receptores, seguidos de brasileños, turcos, sudafricanos y rusos. Otras ventajas del programa, como un tipo único del 20% a residentes no habituales o la exención del pago de impuestos por ingresos en el extranjero, hace que la medida de Passos Coelho se haya considerado como algo cercano a un paraíso fiscal (Sánchez de la Cruz, 2017b). Se puede argumentar que fueron estas medidas del Gobierno conservador, y en consecuencia las respectivas inversiones internacionales, las que han fomentado en parte el crecimiento actual.

A pesar del innegable éxito que ha tenido el programa, el Ejecutivo de Costa ha mostrado su intención de revisarlo con el objetivo de redirigir inversiones a compañías (Waldersee, 2019). Alrededor del 90% de estas inversiones han ido a parar al mercado inmobiliario; además, tan solo 17 inversores de los casi 8.000 totales invirtieron en compañías según el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF). Esto ha hecho que se le acuse de la subida de precios de la vivienda, especialmente de los precios de alquiler, tema de debate en ciudades como Lisboa y Oporto (Correia, 2019). Así, el Gobierno ha anunciado que realizará modificaciones para canalizar una parte de la inversión hacia áreas vulnerables y rurales, para fomentar la creación de empleo y el equilibrio entre regiones, aunque fuentes no prevén beneficios más allá del turismo (Waldersee, 2019).

Precisamente, otro ejemplo de la dependencia internacional es el peso del sector turístico, del cual Portugal se ha beneficiado enormemente. En 2014 este generaba unos beneficios de 12.300.000.000 (UNWTO, 2019). Tras una bajada en 2015 hasta los 11.600.000.000 euros, la tendencia no ha sido más que creciente, situándose en 2018 en más de 18.000.000.000 euros. Otro indicador de esta positiva tendencia es el beneficio de los hoteles, así como el número total de turistas. Ambos indicadores han continuado creciendo, o como mínimo estables, desde el año 2012. Si se evalúa tan solo el cambio en el Gobierno de Costa, se ve cómo estos beneficios hoteleros se han incrementado en un 75% desde su llegada al poder, situándose en torno a los 40 mil millones de euros en 2015, para alcanzar los 70 mil millones de euros en el primer cuarto de 2019 (IMF, 2019). Si bien es cierto que esta tendencia puede deberse al atractivo entorno creado por Portugal, se debe tener en cuenta que el enorme crecimiento del turismo en el periodo 2015-2018 es consecuencia, en gran parte, de la aversión de los turistas que el terrorismo produjo hacia países como Turquía, Egipto o Túnez, competidores directos de Portugal (Parkinson and Heyden, 2015). De hecho, la reducción del riesgo internacional, la vuelta de otros países del Mediterráneo al mercado turístico y el fin de ciertas restricciones (Morris, 2017)son en parte responsables del freno en el crecimiento exponencial portugués de los últimos años.

Este aumento del turismo no solo explica en parte la mejora de la economía, sino que también es responsable de la reducción del desempleo de manera significativa. En 2014, se calcula que el sector de viajes y turismo contribuyó directamente a la actividad de 326.500 empleos en el país, aumentando un más de un 4% en 2015 para situarse en los 339.700. En 2018 la cifra fue de 421.000, marcando una subida de la dependencia turística directa en empleos totales del 28,9% (Statista - Travel Tourism and Hospitality, 2018). Si se mira, además, el impacto indirecto, la cifra total puede casi doblarse. Por ejemplo, en 2017 401.000 recibían una contribución directa del turismo; no obstante, no se deben olvidar los otros 411.000 empleos que lo hacían también de manera indirecta (Statista-Travel Tourism and Hospitality, 2017).

Así pues, se puede concluir que una parte de ese éxito de Costa se debe a las medidas de su antecesor, así como a un contexto beneficioso para Portugal. Aun así, será necesario ver la evolución del programa de Visados de Oro que el actual Gobierno portugués aparentemente tratará de modificar. También será interesante analizar en un futuro el impacto de la reducción de la inversión internacional china, que ya está afectando al país.  Además del previsible rechazo de estos inversores a un plan de Visas más restrictivo, debe considerarse que en Portugal ya se ha reducido el número de inversores chinos en un 11% durante los primeros nueve meses de 2019 (Waldersee, 2019). En el próximo artículo se analizará la comparativa entre las medidas de austeridad y sociales tomadas en Portugal y España, y los mitos que las rodean.

Referencias

Correia, M. (2019) ‘The Dark Side of Portugal’s Economic Success Story’, The Nation. Disponible en: https://www.thenation.com/article/portugal-economy-public-investment/.

IMF (2019) IMF Country Report No. 19/221. Disponible en: file:///C:/Users/user/Desktop/1PRTEA2019001.pdf.

Morris, H. (2017) ‘Holidaymakers can return to Tunisia for first time in two years after Foreign Office lifts travel ban’, The Telegraph. Disponible en: https://www.telegraph.co.uk/travel/destinations/africa/tunisia/articles/....

Parkinson, J. and Heyden, T. (2015) ‘How terrorist attacks affect tourism’, BBC News. Disponible en: https://www.bbc.com/news/magazine-33310217.

Running, T. K. (2019) ‘The Ultimate Guide to Portuguese Golden Visa’, Nomadgate. Disponible en: https://nomadgate.com/portugal-golden-visa-guide/.

Sánchez de la Cruz, D. (2017a) ‘Costa, el “socialista austero” que logra el menor déficit de Portugal en 40 años’, Libre Mercado. Disponible en: https://www.libremercado.com/2017-10-08/costa-el-socialista-austero-que-....

Sánchez de la Cruz, D. (2017b) ‘El secreto mejor guardado de Portugal: un «paraíso fiscal» para miles de europeos’, Panam Post. Disponible en: https://es.panampost.com/diego-sanchez/2017/04/06/portugal-un-paraiso-fi....

Statista - Travel Tourism and Hospitality (2017) ‘Contribution of travel and tourism to employment in Portugal in 2017, by type’, Statista. Disponible en: https://www.statista.com/statistics/770038/travel-and-tourism-contributi....

Statista - Travel Tourism and Hospitality (2018) ‘Direct contribution of travel and tourism to employment in Portugal from 2012 to 2028’, Statista. Disponible en: https://www.statista.com/statistics/770061/travel-and-tourism-s-direct-c....

UNWTO (2019) ‘Country Profile - Inbound Tourism’, UNWTO. Disponible en: https://www.unwto.org/country-profile-inbound-tourism.

Waldersee, V. (2019) ‘Portugal to review “golden visa” scheme in bid to create new jobs’. Disponible en: https://www.reuters.com/article/portugal-golden-visa-idUSL8N27D2KW.