Usted está aquí

Anarquía para lo que conviene

Pedro Sánchez se encontraba en la cresta de la ola cuando en julio de 2014 fue elegido Secretario General del PSOE, esto es, considerando la suprema importancia de la que gozan los partidos políticos en la sociedad española, pasó a convertirse en una de las personas más poderosas del país.

Pero poco más de dos años después ha sido dimitido, a pesar de su férrea voluntad de continuar al mando de la organización, por sus propios compañeros, que no estaban dispuestos, al menos una parte de ellos, a consentir que el partido siguiera por la senda que su líder estaba marcando.

Más allá de las razones de fondo que han conducido a esta guerra civil dentro del decano de los partidos socialistas españoles, que realmente están más relacionadas con una lucha por el poder que con cuestiones ideológicas, convendría colocar el foco en analizar cómo la anarquía opera dentro de la política.

Y es que en política no hay ningún planificador central que todo lo dirija, no hay regulaciones impuestas desde arriba que condicionen el comportamiento de los individuos, sino que los políticos se rigen a sí mismos, son ellos los que se autoorganizan sin necesidad de que el Estado intervenga en ningún caso.

Resulta curioso que la misma anarquía que no vale para organizar la sociedad sí sirva para organizarse a quienes organizan la sociedad.

Comentarios

Juan Bermell
Miguel Anxo Bastos dixit.
Cesar
Elemental Watson ! La anarquia en las esferas de la intimidad politica partidaria prevalece porque los politicos se reservan celosamente su libertad.... y anarquia es libertad en estado puro. El comportamiento de los politicos como agentes economicos racionales que intentan maximizar sus propias funciones de rentabilidad emplea no solo su celosa condicion de homo economicus que tiene a su exclusivo alcance al ser libre de los dictados de un superior estado, porque el estado es él mismo- Asi se ve con claridad la realidad de la teoria del " public choice" , cada politico usando su condicion de tal y los medios a los que tiene exclusivo y omnimodo acceso ; las instituciones de un pais persigue su propio interes por sobre el difuso interes general . Pero la mayoria de los ciudadanos , felices, siguen creyendo en su poder al tener la potestad soberana del voto. Nosotros elegimos ... ¡Increible estupidez humana. !
Luis G. G.
Qué gran oportunidad tiene Pedro Sánchez Castejón de buscarse un trabajo honorable y útil a la gente que él tanto quiere. Al verse liberado de la política, tiene toda la vida por delante para dedicar sus energías a aumentar la libertar, es decir: generar riqueza y reducir la injusticia. Enhorabuena, Pedro, por salir de la pesadilla en la que tú te metiste por canelo. Carpe diem.

Añadir nuevo comentario