Usted está aquí

Fue la encarnación del Mal

Fidel Castro Ruz ha muerto. Y a su paso, sin temor a caer en simplificación alguna, deja un único legado, terrible y criminal como pocos: muerte, torturas, cárceles y miseria. Sin duda, en la siniestra liga de totalitarios del siglo XX, compitió con rivales de su nivel, pero a todos ellos, con la excepción de la dinastía norcoreana, vapuleó en longevidad. El régimen por él edificado se ha prolongado (y no sabemos muy bien cuál es su fecha de caducidad) a lo largo de más de 58 desesperantes e inacabables años.

Fidel Castro fue el comunismo y el comunismo es Fidel Castro. El paraíso en la tierra prometido por Marx y sus sucesores es la ergástula cubana: un sinfín de asesinatos perpetrados desde el poder político, total devastación del cuerpo social mediante el fomento de las delaciones —entre familiares próximos incluso— a través de los tristemente célebres comités de defensa de la revolución implantados en cada esquina, más de un 20% de la población asumiendo el riesgo de huir en balsa a Estados Unidos, un continuo empobrecimiento masivo (Cuba pasó de ser uno de los países más prósperos de Iberoamérica al furgón de cola mundial) y un largo y penoso etcétera de mentiras —la mentira siempre como arma revolucionaria— y conculcación de todas las libertades.

De ese infierno de igualdad y justicia social ha sacado provecho, como no podía ser de otra manera, la minoría política del Partido Comunista, que con mano de hierro se impuso sobre el resto de la población y que ha venido disfrutando de todo tipo de privilegios. El propio Castro, sin ir más lejos, acumuló una de las mayores fortunas personales del mundo.

Una última reflexión sobre el monstruo de Birán. A pesar de su ejecutoria, o tal vez por eso, fue un personaje, más allá de las fronteras cubanas, respetado y admirado por muchos. Que sobre sus conciencias cargue.

Comentarios

Luis Pacios
Náuseas da escuchar las declaraciones de la mayoría de los políticos a lo largo del mundo. El único, que yo sepa, que ha sido claro y contundente ha sido Trump que ha dicho “Ha muerto un brutal dictador”. La izquierda sigue gozando de total impunidad para cometer los crímenes más atroces e imponer las dictaduras más envilecidas. La cubana es un claro ejemplo. Un buen amigo mío decía "si diera un golpe de Estado lo primero que haría sería declararme comunista, a partir de ahí podría hacer cualquier cosa sin temor a la crítica. Sigue siendo cierto.
Teresa
Gracias. En medio de tanta ambivalencia y admiración, que dan náuseas, es un balón de oxígeno leer un artículo tan certero. Soy hija de exiliados cubanos, yo misma llegué a España con 4 años. Mi abuelo fue un humilde emigrante gallego que se construyó una vida allí a base de trabajo y lo perdió todo. Mi padre estuvo en la UMAP, el campo de concentración para reeducar disidentes, personas religiosas y homosexuales. Toda mi familia salió a duras penas, sin nada, para buscar una vida fuera de la tiranía, incluidos los mayores. Pero me enseñaron que el amor a la libertad es el tesoro más importante, y que la dignidad es un bien mayor que está dentro de uno mismo; nadie desde fuera te la puede dar o quitar. Por eso hay motivo para celebrar, el mundo es mejor que hace 3 días, hay un malvado menos.
Jaime Cabezas Maldonado.- Quito Ecuador
En nuestros años de estudiantes de economía, estudiamos el marxismo con sus famosas tres partes y tres fuentes: a saber el materialismo dialéctico, el materialismo histórico y la doctrina de la lucha de clases. Millones de estudiantes de ciencias sociales en América Latina recibíamos semejante ideología como la única verdad. Increíblemente 30 o 40 años despues se sigue estudiando esta monstruosidad, es así que se siguen creando ejércitos de admiradores de Castro, Guevara y otros tiranos de izquierda. Cuando estudias la historia real y oyes los testimonios de personas que fueron victimas de estos seres malvados y lo perdieron todo, menos su dignidad bajo la dictadura del proletariado y por tanto del partido único y ves que hay todavía miles de personas que están de acuerdo con estas filosofías antihumanas e inmorales, te preguntas hasta cuando y que vamos a hacer. Por eso creo que vuestra fundación y otras que van en la misma linea, pueden ayudar generosamente en la difusión del pensamiento libertario y de la economía austriaca. Los marxistas se han organizado tan bien que en Ecuador pusieron un presidente con un PhD norteamericano y que ha logrado conectar su keynesianismo brutal y torpe, a su admiración y amistad por Castro, el Che, Kirshner, Chavez, Maduro y todos estos sátrapas populistas. Sigan en este balcón de la verdad dando a conocer lo errado de la visión que penosamente domina en Latinoamérica, socialismo y social democracia y sobre todo los crímenes y robos de estos dictadores del proletariado, que lo que han hecho es seguir los manuales marxistas leninistas, amalgamándolos con todas las filosofías e instituciones intervencionistas creadas por el mainstream.
Jaime Gamarra Z.
La izquierda latinoamericana adoró y sigue adorando el régimen castrista, pero no seamos ingenuos. Las prebendas y favores recibidos han sido invaluables. Y el cálculo instrumental ha ayudado mucho. Hasta dictadorzuelos y monigotes autoritarios de derecha lo han adulado en su momento. Un Estado socialista es una comisariocracia igual de repudiable que un Estado "democrático".

Páginas

Añadir nuevo comentario