Usted está aquí

El problema de la moral centralmente planificada (primera parte)

Desde la tribu traemos formas centralizadas de moral, sea a través de “revelaciones” o la imaginación de un orden mágico que sostiene al universo, con el fin de controlarnos unos a otros y poner bajo alguna jaula mental a los peligrosos individuos que podrían hacer peligrar el statu quo. La religión es una forma de planificación moral centralizada, pero no es la única. También lo es la socialdemocracia, el fascismo, el comunismo, el totalitarismo eclesiástico, la psiquiatría y cierta versión normativa de aparente ciencia. Todos tienen en común que hay unas instrucciones, un plan, que incluso creen “ver” y que debe ser cumplido. La alternativa es la perdición.

El monoteísmo concibe además que una autoridad absoluta omnipotente es sinónimo de bondad y protección, que además debe ser librada de toda responsabilidad sobre lo malo. Algo muy parecido a lo que se hace con los Gobiernos totalitarios. Cualquier buena noticia es asociada a la grandeza de un “comandante” y toda mala noticia es ignorada.

Thomas Szasz cuenta en muchos de sus libros, pero en especial en “El mito de la enfermedad mental”, como las “brujas” y los “poseídos” fueron convertidos en los “enfermos mentales” por la psiquiatría moderna aliada del Estado. Probablemente sea el caso extremo de disfraz, y si indagamos un poco en la historia de esas “enfermedades” y su manual legislativo (que surge de una votación, no de una observación), nos daremos cuenta de cómo se hace pasar la visión previa sobre conductas desaprobadas, por “síntomas” y luego de enfermedades, que los brujos empiezan a “encontrar” por todos lados, sirviendo siempre a algún propósito apaciguador o de control físico o económico.

En la naturaleza se quiere encontrar el plan moral para los que dudan de la existencia de la autoridad universal bienhechora. Ahí se cree ver un diseño, en lo que en realidad es el resultado de interacciones. Cualquier cosa que resulte de ellas se parece a un orden planificado preconcebido, con un gigante sesgo de retrospectiva. El “diseño” parecía llevar a un mundo de dinosaurios hasta el Cretáceo, pero un evento externo los hizo desaparecer. Esta retrospectiva es como ver el partido de Argentina-Islandia en el inicio del mundial de Rusia y después de conocer el empate atribuirle a esa paridad un plan de alguien, un destino y hasta un equilibrio.

Pero podría incluso no creerse en el diseño inteligente y seguir apostando a que en las cosas como están, hay pistas morales, que hay que seguirlas así, cuando toda la evolución está hecha de rupturas de lo establecido, desde nuestra tatarabuela a la enésima potencia: la ameba. La genética podría reforzar la idea de un mandato, salvo por el hecho de que actuamos contra nuestros genes todo el tiempo, desde el momento mismo en que tratamos de prolongar nuestra vida. Desde la perspectiva de una planificación moral centralizada, podría considerarse a cualquier forma de supervivencia artificial como inmoral.

Sin embargo, todos los procesos son consecuencias de pruebas y errores. Incluso la invención de los planes morales centralizados son el establecimiento como decisión política de ideas morales descubiertas o en uso en un momento determinado. Ocurrió lo mismo que con el derecho privado disperso de los pretores y la codificación. Fue el fin de la evolución por sí mismo del derecho y su conversión en otro plan centralizado.

A pesar de que esto siempre existió, al lado se desarrollaba un mercado negro: la hipocresía, que no se revelaba contra el plan centralizado, sino que lo evadía, haciéndolo a la vez tolerable y, en el fondo, legitimando. También el abandono de los aspectos más dogmáticos y poco útiles de las religiones, siguiendo los intereses de los individuos.

El problema con las formas de moral centralizadas o autoritarias es el mismo que tienen las economías o el derecho producto de la política: no tienen la información sobre qué es mejor, que está dispersa, tanto como la de la economía. El orden espontáneo es visto como un caos desde la perspectiva centralista, pero en realidad es el único que se apega a la realidad y que llega a ordenar las relaciones porque está basado en lo que los individuos quieren más lo que conocen de las circunstancias en las que viven. Desde las cavernas a las sociedades complejas de la actualidad, esta limitación de atenerse a supuestos planes se ha agravado exponencialmente.

Una sociedad libre admite formas comunistas de planificación en el ámbito privado, nunca con el poder del Estado. Llamémosles kibutz morales que colectivizan la decisión sobre cuáles son los comportamientos aceptables y siguen manuales ancestrales de comportamiento que toman más o menos al pie de la letra. Mientras el Estado no interviene, se entra y se sale de ellos a discreción; por lo tanto, también van mejorando por la existencia de esas puertas abiertas y el acceso a una realidad no meramente consensuada.

Con la limitación de no utilizar la fuerza, cualquier religión es compatible con una sociedad libre, en tanto en cuanto no viole derechos, que en ese tipo de sociedad se resume en libertad individual e inviolabilidad de la propiedad. Eso no significa que sean una buena idea, como tampoco es necesariamente una buena idea poner local de venta de calefactores en el Sahara por el simple hecho de que no debe prohibirse que se lo haga, o basarse en la astrología para decidir qué empleo tomar, por el simple hecho de que nadie tiene derecho a impedirlo. Justamente la experiencia humana evolutiva está llena de fábricas de calefactores en el Sahara también en el aspecto moral. Se han barrido infinidad de limitaciones inútiles simplemente porque no le sirven a las personas, aunque en algún momento pudieran considerarse inaceptables, desde  las minifaldas o a la fecundación in vitro.

El mayor progreso moral ocurre en base a la interacción de deseos, conocimientos y perspectivas privados, con todos sus ensayos de prueba y error. Esto puede verse en el efecto moralizador del comercio. Cuantas más experiencias y resultados, excluyendo la violencia, más se conoce sobre qué es lo mejor. Las mismas religiones han evolucionado cuando sus seguidores se les iban de las manos eligiendo algo que ya no les parecía mal, contra lo que les habían enseñado. Nadie cumple, afortunadamente, lo que está en los libros sagrados tal como están.

En la serie de HBO Westworld el despertar de la conciencia ocurre a través de pasos sucesivos para identificar el diálogo interno como el yo. El combustible de ese despertar es el dolor y llega un punto en que se manifiesta en la diferenciación con el creador. Es una magnífica alegoría de lo que sucede al pasar de un régimen de planificación moral centralizada, a un orden moral espontáneo, basado en lo que los individuos de verdad quieren, del que se puede entrar y salir, sujeto y moldeado por experiencias personales de las que solo conocemos rastros en forma de normas generales.

Comentarios

LR

El hombre, solo quiso siempre dominar la naturaleza, nunca pudo lograr su cometido, pero insiste por el instinto de conservación. Hoy Dios no tiene nada que ver con la naturaleza, todo lo contrario todo en Él es absolutamente sobrenatural por lo que lo hace inaccesible, solo es posible a través de las escrituras. Pero las escrituras no fueron dadas para solucionar problemas del mundo dónde vivimos, sino por el contrario, es para la salvación del alma y solo del alma. Por qué el hombre insiste en vincularlo al mundo? es que quiere un Dios para sí mismo? es la eterna pregunta. Gracias.

FAKED13

LR, dominar lo que no domina y quiere dominar más bien. En la naturaleza hay cosas que no se pueden dominar y/o que "sale" muy caro hacerlo, por tanto, es más algún tipo de tara mental pretender dominar todo que otra cosa.
Yo he dado con gente que se empeña en dominar mi vida de alguna manera, sin hacerse antes la pregunta: ¿él domina la mía?
Pero será egocentrismo lo que tiene uno al final.

Aprovecho el comment para rectificar otra palabra:

catastrofistas*

.Cesar

Comparto con el autor que debemos poder decidir por nosotros mismos nuestros límites morales en sociedad siempre que no violenten al prójimo Esto se llama libre albedrío , condición que no comparte con ninguna especie conocida, Facultades intelecto volitivas singulares que llamamos condición humana. Es el esfuerzo de autoperfeccionamiento como alimento de nuestra propia alma .." Esta actitud moral es cuestión de Fe , volitiva, personal, libre,

Sin embargo, el autor inexplicablemente cruza la frontera de la moral basada en la Fe personal voluntaria y la compara con la moralización legislativa coactiva de las actuales socialdemocracias.

Y asi afirma que..." cualquier religión es compatible con una sociedad libre, en tanto en cuanto no viole derechos, que en ese tipo de sociedad se resume en libertad individual e inviolabilidad de la propiedad"... (impecable expresión de deseos de lo que debería ser no ya una religión, sino el estado que la ha fagocitado )

Ese difuso y nebuloso límite que "desdibuja" el articulista al vincular la moral cristiana y la moral legislativa, va mas allá de un simple agnosticismo . Parece ignorar la diferencia irreconciliable entre ambas , ya que si como afirma el articulista ..."Las mismas religiones han evolucionado cuando sus seguidores se les iban de las manos eligiendo algo que ya no les parecía mal"... no parece apreciar en este mundo orwelliano es imposible "perfeccionar" la moral legislativa, ejerciendo su libre albedrío , su voluntad, acechado por la violencia de la ley positiva a la que debe obedecer o padecer el castigo de la fuerza de su brazo armado monopólico

Carl Jung cuando le preguntaron si creía en Dios, respondió “No creo en Dios, se que Dios existe”. Esto no es un asunto de fe sino una cuestión eminentemente racional: Mi crítica al autor es posible porque tanto uno como otro descendemos de un ancestro original pero la Causa que dio origen a este diálogo no puede retrotraerse ad infinitum y esta mucho mas atrás en el tiempo, oculta a este breve instante de pretendida digresión filosófica

berdonio

Extraño artículo a mi entender -pendiente tal vez de un desenlace esclarecedor o mejoría de mi comprensión lectora – que parece criticar la lealtad libre y privada a valores concretos (porque contra la impuesta no hay discusión: todo bien nacido la rechaza) reputándola de algo tan absurdo como pretender vender calefactores en el Sahara (considerando lo que caen las temperaturas de noche tan disparatado no es, pero bueno).

A mí eso no me parece nada absurdo (tener las ideas claras, digo). Una cierta lealtad o adhesión a medios y fulcros concretos es imprescindible para alcanzar cualquier fin particular. Vamos, que no puede uno andar mariposeando ni un general, empresario o promotor aprobar que cada soldado, empleado o colaborador vaya a su bola. Mismamente, el IJM tiene un director que aplica unos criterios y no otros ¿Eso es necesariamente malo? ¿Iría la cosa mejor fiándolo todo al orden espontáneo sin dirección alguna? Tengo mis dudas. Alguien tiene que decir en qué dirección va un buque, porque de lo contrario simplemente no se mueve. Cosa muy distinta es que nos embarquen en él contra nuestra voluntad.

El orden espontáneo bien entendido es mano de santo, pero no saquemos las cosas de madre. Quien espere que un edificio comience a crecer como una seta se va a cansar algo esperando.

Pero no se preocupen. Del artículo quedará constancia, pero no de las réplicas. Gracias a lo que parece un nuevo criterio de la dirección del IJM ya no hay ni rastro de los irrelevantes comentarios de artículos antiguos. ¿A que mola?

.Cesar

Asi es Berdonio el articulo es extraño y gatopardista . Benegas parece confundir la moral cristiana colocándola al mismo nivel del imperativo cultural que nos inculca el socialismo. Lo que es peor , nos previene reiteradamente del peligro a la libertad que significa el control centralizado de la moral por parte de la religión pero parece que el árbol le tapa el bosque. No menciona el verdadero drama de las sociedades contemporáneas, la degradación moral que causa el credo secularista que nos va imponiendo el estado con su multiculturalismo, su relativismo cultural que ataca el pilar fundamental de la cultura de una nación , su Fe , único freno al poder monopólico de los absolutismos electos.
La campaña del secularismo , es una implacable campaña contra el credo religioso que la mayoría de un pais profesa en su creencia en Dios a quien rezan a diario, Sin embargo orar es cada vez mas un acto privado , relegado a la intimidad del hogar "para no ofender a los no creyentes" . Esta limitación transforma la religión, de un acto libre y espontáneo y hasta ha llegado a alterar el espacio público transformándolo en una nueva "zona segura" donde la oración es prohibida. Una vergonzosa concesion que sumisa y cobardemente hemos dado al estado.
Esto es la verdadera y real " peligrosidad de una moral centralizada " una moral secular que es en realidad una batalla ideológica contra la espiritualidad de nuestra tradición judeo -cristiana la tradición mas liberal jamas conocida . El verdadero credo peligroso es el secularismo , un credo pagano cuyos dioses son los integrantes de la democracia electa de turno. y su cetro de fuego es la sagrada legislación del rey

berdonio

Hola, César. De mozo tenía un amigo que odiaba intensamente a la Iglesia pues la culpaba de reprimir la libido femenina y que de rebote él no fornicara lo suficiente. Quería sexo sin compromiso que ni se molestaba en disimular, pero los culpables eran los curas.

No digo que todas las fobias sean irracionales, pero sí creo que hacen perder algo la razón. La religión es uno de los sospechosos habituales cuando de mejorar el mundo se trata. En este contexto, el mundo son los intereses personales de cada uno. Queremos que nos vaya de cine, y si no, es que alguien influyente nos está fastidiando (a poder ser que mueva sibilinamente los hilos en la sombra). La paranoia puede llegar al punto de asimilar tan perniciosos y supuestos manejos a una auténtica agresión, justificando una violencia real contra ellos; típica reacción socialista que está claro no es el caso que hoy nos ocupa.

Hoy parece que es una reacción pseudoliberal contra la religión (mañana puede ser contra el heteropatriarcado o cualquier otra percibida tradición perversa) desacreditándola por su supuesta “ineficiencia”, cuando lo único relevante para un liberal es el carácter libre o forzoso. El secularismo es condenable por violento, no por ineficiente; la religión es aceptable en tanto que pacífica, no por eficiente (sea eso lo que sea)

Son las secuelas de criticar el socialismo por planificado más que por inmoral: acabas rechazando el bien planificado (el particular, porque ya sabemos que el bien general planificado sólo estaría al alcance de Dios)

.Cesar

Hola berdonio: Bien claro lo dejas y explica el agnosticismo que esta prendiendo en muchos ,hoy.
Creo que, lo que nos aleja de la pureza de una idea o Fe , devaluando la misma, es que las instituciones nacen puras pero quienes la representan , la desvirtúan con el sesgo humano. El ejemplo actual es el Sumo Pontifice, cuya inclinación manifiesta y frenética a los discursos populistas de izquierdas ha causado gran controversia. Es la perfecta imagen de persona que describió el magistral Bruno Frey en su La libertad y la Ley: ..." Cuanto menos creen hoy las personas en esa vida futura, tanto más se aferran a la vida presente y, creyendo que la vida individual es breve, siempre tienen prisa..."
Saludos.

.Cesar

P.S Perdona por haber escrito tu nombre con minúscula. Creo es una costumbre mia ya, escribir nombres importantes con minúscula (tal como escribo 'estado' con minúscula) ;-)

FAKED13

BERDONIO, relativismo moral VS absolutismo moral. Nada nuevo bajo en sol.
Hablas de la Iglesia pero esta hace centenios que no tiene tanto poder como la 'polis'.
El Estado compite hasta con los que lo financian; el número de centros educativos y de salud me da a mí que no es igual ni por asomo en el sector público que en el sector privado, ¿no?
Nadie sabe entonces como esos centros del sector privado podrían financiar los del sector público al unísono sin recurrir a otras partidas tributarias.

Pero aunque se den estas paradojas, tampoco hay que ser tan catastróficas parece ser.
El sexo no lo es todo en la vida y menos si con quien lo tienes no te gusta.
La Iglesia lo que pasa que es como otras ideologías u otra gente, te hace sentir mal por lo que haces, lo que eres y lo que tienes.
Imbuye un sentimiento de culpa constante en ti, se podría decir.

FAKED13

.CESAR, ¿no seréis Pili y Mili?

FAKED13

bajo el sol* ais, si es que el autocorrector...

Pili y Mili (Cesar)

Deliras estimado Faked afirmando: ..." Nadie sabe como esos centros del sector privado podrían financiar los del sector público al unísono sin recurrir a otras partidas tributarias...." Pero si precisamente el 'tributo' del sector privado ,( tu. yo y el otro) quien financia exclusivamente Todo , todo, el sector público. ¿No has leído jamas un libro de economía básica y participas en un foro de economía ? ¿No sabes que sin el robo al sector privado , ciudadanos que trabajan y empresarios, el estado como lo conoces no existiría?
Parafraseando a Paco Capella : Faked... das vergüenza ajena. :-))

Anónimo

Chavalito Faked , estás recibiendo demasiada atención por ser alguien que parece carecer de fecundidad intelectual

FAKED13

. CESAR, he dicho: "podrían financiar" y "sin recurrir a otras partidas tributarias".

Como insinuando, que no pueden hacerlo si no se recauda por otras vías o los fríen más a impuestos a cada uno.

Lo dicho, me parece que esta "secta" no hay tanta financiación tampoco, tendréis que cobrarme impuestos a mí difamandome por ejemplo.

Anónimo, sí, atención de los que me aportan bastante sobretodo.

Osvaldo

El artículo me pareció muy interesante. Matizaría un par de cosas. La expresión “psiquiatría moderna aliada del Estado” sin más me parece desafortunada. En Psiquiatría como en otras disciplinas existen múltiples teorías y puntos de vista diferentes, corrientes y líneas de investigación sobre cuestiones a menudo complejas y controvertidas. Equiparar la psiquiatría al mito, a la religión o considerarla un tentáculo del Estado es cuando menos erróneo y engañoso (conste que no he leído a Szasz). En otro orden agregaría que la polarización entre orden moral espontáneo y orden centralmente planificado a veces, en la práctica, es más difusa de lo que quisiéramos. A su vez tanto una como la otra, a su vez, se hallan inmersas en cierto orden valorativo más amplio, sea este de naturaleza religiosa o puramente utilitaria en sentido amplio. No obstante, sigue siendo correcto, a mi entender y desde una visión liberal, la proscripción de imponer reglas morales desde la autoridad politica. Obviamente ese orden espontáneo no implica que se origine en almas inmaculadas sino que nace de las innumerables interacciones de individuos con múltiples restricciones genéticas. biológicas, neuropsicologicas, sociales y culturales en general, con sus propias y particularísimas singularidades. Saludos.

Escorial

Igualdad de las leyes planificadas desde un Estado,con la idea de Dios de la religión ,me parece algo muy osado y confuso. Las normas ,las leyes no son ninguna verdad a cumplir,pueden estar contra tu conciencia y tienes que acatarlas por la coacción policial,lo mismo que pagar impuestos. La religión si que tiene que ser libremente aceptada por nuestra conciencia,puede ser sugerida como parte de una verdad limitada y parcial que a cada uno le corresponden seguir o rechazar. Solo en el caso de cuando una creencia religiosa se impone a la fuerza podemos hablar de religión planificada y por tanto comparable al Estado que no deja de ser un poder opresor. En nuestra cultura existe una religión cristiana mayoritariamente aceptada ,que no es la planificación centralizada de ideología de genero obligatoria,es la conciencia de cada uno la que decide ser o no religioso.(en otro tiempo las cosas no funcionaban igual)