Usted está aquí

Liberalismo y Bitcoin

Recientemente tuve la oportunidad de escuchar un episodio dedicado a Bitcoin y otras criptomonedas del programa “tu dinero nunca duerme” de EsRadio dirigido por Luis Fernando Quintero y Manuel Llamas. El objetivo de este episodio es hacer un análisis de Bitcoin como inversión. Hubo una conclusión unánime por parte de todos los participantes en el programa de que Bitcoin y las criptomonedas no son buenos activos de inversión para todo aquel que no tenga un buen conocimiento sobre la materia, y por mi parte no puedo estar más de acuerdo.

Quiero dejar claro que el objetivo de mis artículos en el Instituto Juan de Mariana es analizar y explicar de qué manera Bitcoin puede ayudar a mejorar nuestra Libertad. En ningún caso deben entenderse como consejos de inversión. Si alguien quisiera invertir en Bitcoin, lo primero que en mi opinión debería hacer es estudiarla y entenderla antes de tomar ninguna decisión, como muy bien explica Domingo Soriano al principio del programa. 

Quisiera también matizar que el análisis fundamental de Bitcoin sÍ es posible. El valor total de una moneda viene determinado por la demanda en saldos de tesorería, y no tanto por el mero hecho de que se utilice en intercambios. Félix Moreno estuvo acertadísimo en todas sus intervenciones a lo largo del programa, y en concreto dejó muy clara esta idea cuando se refirió al bolívar venezolano o al peso argentino. De nada sirve que sea la moneda mayoritariamente aceptada para los intercambios si hay una aversión generalizada a mantener saldos en esas monedas. Simplificándolo mucho, este análisis fundamental consistiría en tratar de estimar cuántos usuarios de Bitcoin habrá en plazo determinado y cuánto saldo mantendrán de media en esta moneda. Análisis que no deja de ser extremadamente especulativo, puesto que dichas estimaciones carecerían de certidumbre.

Este carácter especulativo que todos los intervinientes del programa resaltaron y con el que yo estoy totalmente de acuerdo dio paso en varias ocasiones a comparar la inversión en Bitcoin a una apuesta de casino. A esta comparación no le daría ninguna importancia si se hubiera tratado de otras personas, pero tratándose de defensores de la libertad como me consta que lo son Domingo Soriano, Manuel Llamas y Luis Alberto Iglesias, y a los que tengo un muy alta estima, quiero desde aquí enviarles un cordial tirón de orejas por comparar Bitcoin con una simple apuesta de casino. 

Por muy improbable que sea que Bitcoin alcance sus ambiciosos objetivos y lo prudente sea asignar una alta probabilidad a que el precio de Bitcoin se desplome a cero, no es lo mismo dar por perdidos 30 euros en una apuesta de casino, que dar por perdidos 30 euros para mantenerlos en saldos de Bitcoin. Lo primero sería una apuesta de azar, lo segundo es una contribución, por pequeña que sea, a mejorar nuestra Libertad. Dado el carácter profundamente intervencionista y estatista de la mayoría de las sociedades occidentales, cualquier discurso de defensa de la libertad es casi como predicar en el desierto. Sin embargo, mantener un saldo en Bitcoin es una forma eficaz y concreta de decir:

No a que nos interroguen por defecto tratándonos como criminales en potencia cuando abrimos una cuenta en el banco.

No al monopolio estatal de la emisión de moneda.

No al control y vigilancia de nuestros cobros, pagos y saldos.

No a las devaluaciones (recordemos las de la peseta en los años 90).

No a la inflación monetaria.

No a los rescates bancarios.

No a los corralitos.

No al control de la libre circulación de capitales.

No a endilgarnos el despilfarro político por la vía de la monetización de la deuda estatal (QEs).

No a los privilegios de la banca.

No a la manipulación de los tipos de interés…

En definitiva, decir no a los políticos metiendo sus manazas en nuestro dinero. Además, Bitcoin va más allá de la mera cuestión monetaria, puesto que el control de la emisión y circulación de la moneda es absolutamente esencial para articular el intervencionismo de los actuales Estados-nación en otros muchos ámbitos distintos al puramente monetario. Por muy improbable que Bitcoin pueda llegar a ser dinero, creo que para un liberal tan solo su diseño ya es suficiente justificación para dar por perdidos 5, 10 o 30 euros en pro de la libertad, o al menos para no permitir que se compare Bitcoin con una vulgar apuesta de azar.

Creo que es oportuno volver a traer esta cita de Hayek.  Es más, voy a dejar esta cita como cierre de todos mis artículos dedicados a Bitcoin.

No creo que volvamos a tener un buen dinero hasta que se lo quitemos al Gobierno de las manos, es decir, no podemos quitárselo violentamente, todo lo que podemos hacer es introducirlo astutamente de tal forma que no lo puedan parar.

F.A. Hayek, 1984

Comentarios

Anónimo

Buena cita de Hayek .
Realmente los bancos centrales son el estigma por el que un libertario proclama su apostasía de la democracia.

Otro anónimo

A mí me parece más apuesta de casino tener todo tu dinero en fiat. Más que de casino, diría apuesta de tómbola en la que el propietario tiene trucado todo el procedimiento de obtención del premio.
Ocurre a menudo que muchos economistas ven directamente que Bitcoin no se puede expropiar, pero no aprecian el salto tecnológico que supone: que verificas el trabajo acumulado en la cadena de bloques, así como la tasa de emisión. Es una solución genial que no había existido antes porque combina varias ideas novedosas de criptografía que rompe con muchos de los conceptos preconcebidos de la informática tradicional.

Homero

Ya tenemos al oro que además fue siempre el activo monetario por excelencia. No hace falta ninguna criptomoneda.

Añadir nuevo comentario