Usted está aquí

Liberalismo y feminismo

¿Es el liberalismo compatible con el feminismo? Si atendemos a la opinión de algunas de las más populares representantes del movimiento feminista, como la estadounidense Catharine MacKinnon, el liberalismo y el feminismo son totalmente incompatibles. En la misma línea, Robin Morgan afirmó que, para el feminismo, el liberalismo es “un trozo envenenado del pastel”. En el ámbito nacional, la controvertida columnista y tuitera que firma bajo el pseudónimo de Barbijaputa, también escribió que “es incompatible ser capitalista y neoliberal y apoyar la lucha feminista”. Pero, ¿son realmente el liberalismo y el feminismo corrientes incompatibles? La realidad es que la respuesta depende de qué entendamos por feminismo.

La concepción clásica del feminismo, defendida por muchas feministas tanto históricas como actuales, coincide con la definición que proporciona la RAE: “Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”. Si el objetivo del feminismo es alcanzar la igualdad jurídica entre hombres y mujeres, entonces no sólo es totalmente compatible con el liberalismo: es que está radicalmente incorporado en el mismo.

El liberalismo parte del principio de que todas las personas son sujetos éticos iguales, y por tanto las normas de convivencia generales deben de ser universales y simétricas. Es decir, las obligaciones y prohibiciones mediante las que se regula la convivencia en sociedad deben ser independientes del sexo, raza, religión u opinión de los sujetos a los que se aplican: toda norma ética que aplique a una persona o grupo debería aplicar por igual a toda persona o grupo. Es desde esta premisa desde la que se deducen los principios básicos de justicia del liberalismo: la libertad individual, los derechos de propiedad y la autonomía contractual. En resumen, el liberalismo se basa en la igualdad ante la ley, y por tanto es incompatible con que la ley discrimine entre mujeres y hombres.

Hasta hace relativamente poco tiempo, las leyes y normas que regían en Occidente tenían una marcada discriminación contra la mujer: sin ir más lejos, en España hasta hace escasas décadas a la mujer se la consideraba jurídicamente incapaz para tomar libremente muchas decisiones, realizar ciertas acciones o firmar contratos que el hombre sí podía; de hecho, la mujer en muchos de estos ámbitos quedaba de facto tutelada por su padre o por su marido, estableciendo una clara desigualdad ante la ley. Esto sigue siendo cierto en muchos países del mundo. Ante esta realidad, los esfuerzos de las feministas que buscaban alcanzar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres estaban más que justificados. Y el liberalismo no sólo es compatible con esos esfuerzos, sino de hecho incompatible con la desigualdad jurídica entonces existente. No por casualidad, muchas de las históricas pensadoras feministas que defendían la igualdad moral y jurídica entre hombres y mujeres eran reconocidas liberales: es el caso, por ejemplo, de la inglesa Mary Wollstonecraft, la española Clara Campoamor o la estadounidense Martha Nussbaum. En la actualidad, en el entorno del Instituto Juan de Mariana destaca la economista María Blanco, que en los próximos días publicará un nuevo libro titulado “Afrodita desenmascarada: Una defensa del feminismo liberal”.

Es cierto que, incluso tras establecer la igualdad ante la ley, puede quedar una inercia en los hábitos y comportamientos de las personas que manifiesten desprecio o discriminación hacia las mujeres por el hecho de ser mujeres. En este caso, el liberalismo también es totalmente compatible con todo movimiento feminista que pretenda influir en el comportamiento de los demás mediante el debate y campañas pacíficas de concienciación. La única condición para ello es que no se emplee la violencia, la coacción o el intervencionismo estatal para influir en la moralidad ajena, pues en ese caso se estarían violando los derechos fundamentales de las personas.

Sin embargo, una parte importante del movimiento feminista actual no está de acuerdo con esta visión liberal del feminismo. No busca alcanzar la igualdad de hombres y mujeres ante la ley, sino todo lo contrario: reclama privilegios legales para las mujeres. El denominado feminismo radical tiene por objetivo transformar por completo una sociedad que percibe como patriarcal y opresora, y pretenden hacerlo mediante la discriminación jurídica y la coacción estatal. Así, la concesión de privilegios legales o la imposición de normas distintas para los mismos actos en función de si son realizados por hombres o mujeres, rompen el principio liberal de igualdad ante la ley, y por tanto hacen del feminismo radical un movimiento esencialmente antiliberal. Desde el punto de vista del liberalismo es tan reprobable un sistema que privilegie a los hombres a costa de las mujeres, que uno que privilegie a las mujeres a costa de los hombres.

Cabe preguntar por qué las feministas radicales consideran que una sociedad en la que impere la igualdad ante la ley entre hombres y mujeres, y en la que las normas de convivencia sean universales y simétricas, sería una sociedad en la que la mujer no puede desarrollar plenamente sus planes vitales; por qué asumen que la mujer va a ser sistemáticamente dominada incluso con unas reglas institucionales neutras. Las respuestas que parecen desprenderse de esta paradoja es que, o bien estas feministas radicales consideran a la mujer incapaz de desarrollar sus planes vitales incluso con reglas iguales para todos, o bien que su objetivo no es generar un marco de convivencia que considere a todos como sujetos éticos iguales, sino que sitúe a unos individuos moralmente por encima de otros.

En conclusión, el feminismo no sólo es totalmente compatible con el liberalismo, sino que está integrado en el mismo, si entendemos el feminismo como la defensa de la igualdad de hombres y mujeres ante la ley. También es compatible cuando se trata de concienciar a la población de la igualdad moral mediante métodos pacíficos, sin hacer uso de la coacción estatal. Sin embargo, si se entiende el feminismo como lo hacen las feministas radicales, que defienden la desigualdad ante la ley, el uso de privilegios legales y la coacción estatal para alcanzar sus objetivos ideológicos, el feminismo pasa a convertirse en un movimiento esencialmente antiliberal.

Comentarios

berdonio

Sí, sí, totalmente de acuerdo, pero como soy un puñetero añadiré alguna cosita.

La estricta igualdad ante la ley la defiende el liberalismo con muy poco éxito, de manera que si es por eso el feminismo siempre ha estado de más. A decir verdad, quienes padecemos discriminación ante la ley hoy día en Occidente somos los hombres y precisamente a causa del feminismo real y antiliberal que nada tiene que ver con esa falaz y etérea justificación primigenia.

Segundo, siendo por supuesto compatible el liberalismo con el feminismo pacífico, también lo es con el masculinismo pacífico. Y con el racismo pacífico y con el ciclismo pacífico. El liberalismo es compatible con todo lo que sea pacífico.

Creo que tratar de acoplar con calzador, siquiera cortésmente, el feminismo en el liberalismo sólo conduce a peligrosas confusiones.

SILVIA

El racismo y machismo no pueden ser pacíficos, generan las condiciones para que asesinatos, violaciones, abusos de poder, desigualdades jurídicas, genocidios, acciones imperialistas y golpes de estado sean justificados de manera sistemática y around the world. Te crees o no te crees superior a otras razas y a las mujeres por cuestión de raza o género. Estás o no estás en contra de cualquier violencia y de las causas que las generan. No hay más. Olvida al liberalismo. Esto no tiene que ver jugar a un Tetris de ficción ideológica de lo que se acopla con calzador o no (aunque he de conceder que comparar al machismo y al racismo con la práctica ciclista dominguera es muy representativo del carisma liberal). Lo vuestro sí que es una falaz y etérea justificación primigenia, combatir al machismo y al racismo nada tienen que ver con culpar al hombre o al hombre blanco de nada, va de combatir al machismo y al racismo. Mis amigos son feministas y eso quiere decir algo tan sencillo como salirte de grupos de guasap en el que los típicos sanotes y "machistas pacíficos" se dedican a poner fotos y vídeos de sexo amateur con chicas (muchas menores) con sus direcciones para humillarlas. Si una de esas chicas fuese tu hija, agradecerías que alguien les dijese que son un cerdos machistas de mierda y que les amenazara con denunciarles.

Cesar

Berdonio: muy bueno tu "puñetero" comentario :)
Silvia: Os conviene saber con quien estáis debatiendo ya que el magistral Berdonio puede llegar a ser un campo minado ante quien le suelte generalidades a modo de crítica
Recientemente el feminismo ha pasado de reivindicar la igualdad entre el hombre y la mujer ante la ley, a una ideología totalitaria que alza banderas de justicia social ( la justicia solo puede aplicarse al individuo) reclamando beneficios y derechos absurdos para el sexo femenino a costa de la discriminación del hombre.
Si tus amigos "se salen del guasap" de quienes publican porno, no es feminismo, es el ejercicio de su libertad de elegir con quien relacionarse. Eso es liberalismo . El llamado feminismo es la falsa bandera de un grupo de acomplejados y básicamente oportunistas que buscan que el estado les otorgue nuevos derechos(?), y así estas artificiales minorías políticas podrán subvencionarse de los impuestos de quienes trabajamos dia a dia
Es la "opresión" misma encarnada por un grupo de exaltados que recurren a la complicidad del Estado, paradigma de la opresión a todos los géneros sin "discriminación" para que este, mediante nueva legislación coactiva kelseniana , oprima y exprima patrimonialmente, via impuestos, a los ciudadanos normales y lograr el voto de esa "minoria olvidada" anormal.

Saludos libertarios.

SILVIA

No. Tan legítima es la voluntad individual como la organización de pensamiento y acción de grupos históricos y sociales. En realidad, los segundos ayudan a que ocurran los primeros y se llama conciencia social. Condenar y no ser cómplice del machismo sí es feminismo. Deberías mirar algo contra los tiranicidios más allá del siglo XVI y de la sociedad pre-capitalista, porque muchos han luchado y han muerto para evitar la discriminación que garantizaba el Estado. Lo siento: si te niegas a reconocer ninguna opresión salvo la de tus impuestos, hace seis siglos no hubieses sido capaz de identificar a un tirano aunque llevase luces de neón. Resulta que ahora, después de siglos de monarquías, Estados y dictaduras, la culpa de todo es de que las mujeres o inmigrantes puedan votar y vivir con dignidad desde hace dos días. Ahora las mujeres votamos servidumbre y somos la causa de la vuestra en los países occidentales. Qué sorpresa. Y lo que pasa es que ni dos días aguantan los querubines sin que la complicidad del Estado sea de su total exclusividad porque eso es peligrosa confusión. Día a día trabajan también las mujeres y los inmigrantes y también pagan impuestos. Lo que no quieren es que encima les jodan más la vida por otras razones y punto.
Un saludo.

SILVIA

tiranos* peggggdón
?¿¿
La justicia social lucha por la justicia del individuo. Vivimos en sociedades desde siempre y las injusticias son sociales.

Sabes que mientes y te da exactamente igual. Esto no es lo de Edmund Law de que los que pertenecían a los órdenes inferiores del universo no podían aspirar a una situación superior sin detrimento del superior que poseía tal situación porque éste debía dejar su puesto antes de que otro ascendiera a ocuparlo. Esa es precisamente una de las gracias del feminismo. El problema es que a día de hoy la racionalidad de dominio que arrastramos desde hace siglos no deja paso a una moral de no dominio. El problema es que algunos vean en la pérdida de privilegios una discriminación. Yo apoyaré a cualquiera que lleve más tiempo abajo sin peros y sin subterfugios porque esa es mi moral y si me obligas a elegir entre un estar arriba o un estar abajo, lucharé por mis intereses. Pides que no proteja mi vida y dignidad, que sea amoral y además me culpas de estructuras de dominación racional que detesto.

berdonio

Silvia, guapa, estás muy equivocada; pacífico es quien renuncia a iniciar violencia, no quien piensa de determinada manera. Deberías entender que condenar pensamientos, creencias e idiosincrasias como perniciosas y precursoras de lo peor resulta básicamente totalitario. Ninguna idea victimiza ni oprime; eso sólo puede hacerlo la política. Es verdad que las ideas pueden justificar ciertas políticas, pero si tenemos la precaución libertaria de erradicar de cuajo el poder político, muerto el perro se acabó la rabia. ¿Ves qué fácil, Silvia, guapa?

Perderse en conjeturas sobre qué tipo de ideas constituyen caldo de cultivo de políticas criminales carece de sentido, porque cualquier política o imposición violenta de determinado estilo de vida supone un crimen atroz.

Creerse o no superior a otros, desear o no relacionarse con ellos, no significa ni mucho menos comportarse necesariamente de manera violenta. Hay quien arrastra prejuicios contra, por ejemplo, los gitanos y no le gustaría tenerlos cerca -fíjate tú qué estupidez, con lo majos que son- , pero aun así sostengo que no procede emprender ninguna medida violenta para extirpar este tipo de racismo que simplemente se niega a relacionarse o se recrea en su mismidad sin iniciar coacción alguna. Lo mismo se puede decir respecto de cualquier otra actitud u obsesión segregacionista, clasista o deportista por estúpida que sea.

Ahora voy a una cuestión clave: como libertario estoy por supuesto en contra de cualquier inicio de violencia y dispuesto a defenderme de ella, pero no así de las hipotéticas causas que la generan. Los seres humanos adultos y sanos gozamos de libre albedrío sin hallarnos determinados fatalmente por nada exterior. Especular con que ciertas actitudes o creencias de los demás que nos irritan son supuesta causa de violencia no justifica el inicio de la misma. A eso podemos jugar todos y por ese camino la convivencia en paz y libertad se torna imposible: no nos podríamos ni mover pues todo sería susceptible de interpretarse según fatídica relación de causalidad.

Si tú no aceptas dejar de respirar porque tu respiración pueda causar violencia, yo rechazo tus subjetivas “causas que generan violencia” como una excusa totalitaria que esgrimes para cercenar mi libertad. Apelar a malditas “causas que generan violencia” supone en la práctica toda una declaración de guerra y espiral de agresión, pero afortunadamente hay algo más: ese liberalismo que me pides que olvide. Tú decides, o nos convertimos en guerreros fascistas y a ver quién sobrevive o somos liberales y nos toleramos mutuamente ciñéndonos exclusivamente a desterrar violencias contantes y sonantes, sin joder la marrana con hipotéticas causitas sobre las que nunca vamos a estar de acuerdo.

No soy maestro de nada, pero me avala ser amigo de César y compartir con él unas cuantas ideas de belleza y elegancia matemática que vas a tener muy difícil rebatir. No me hagas caso a mí, pero hazte un favor y escúchale a él.

SILVIA

Ya. Sabéis perfectamente que no se trata de condenar pensamientos, creencias e idiosincrasias así porque sí, se les condena porque tienen acción directa en el poder político y porque a veces son totalmente inconfundibles con él, porque generan violencia que es real. Si no, no se combatiría. Nadie va a condenar que a ti te guste la práctica ciclista dominguera ni que la palabra de seguridad de César sea Kelsen. Y sabes también que con condenar y con combatir hablamos de no participar de, no de ir a la cárcel ni de nada por el estilo. Condenar es que no seas un ni machista ni un racista y punto, que ya os lo he explicado. No me vengas con fantasías de policías de pensamiento uniformadas.

El problema es que cuando no erradicas el poder político, religioso, económico, técnico, militar y burocrático, que está y estará por aquí hasta dios sabe, y al mismo tiempo alientas o no te opones al machismo, al racismo, a la intolerancia religiosa, a la explotación económica y al control totalitario, los grupos sociales e históricos a los que no perteneces son lo que más mueren en masa y los que mas viven de pena. El problema es que ambas cosas y la lucha en contra se relacionan de manera muy estrecha en la realidad. Vosotros os quedáis con la contradicción para luego obviarla porque tu nicho de amor de ideológico y teórico está por encima, porque así es fácil y solo tenéis que repetir eternamente lo mismo en un copy-paste-non-stop. Intentar separar al Estado y a la violencia de todo, como si fuesen dos pesadillas caídas del cielo, es la mejor rosca para las peores forma de Estado y para las peores formas violencia. No es tan fácil nada, guapo. Ese es el problema.

Tú ficción teórica propagandística y simplista “de belleza y elegancia matemática”, de autismo revisionista y de mundo mágico que no empezó antes de antes de ayer desgraciadamente no tienen nada que ver con la realidad ni con su historia. El machismo y el racismo en la realidad no han sido ni son ni serán pacíficos. Los negacionismos bajo argumentarios y acusaciones frívolas y mezquinas de subjetividad son una estrategia totalitaria. Os leo y con algunas cosas directamente se me revuelen las tripas.

No sois el ombligo del mundo, aunque os cueste creerlo. No sois perseguidos a los que se quiere cercenar la libertad. Si en los argumentarios dicen que las mujeres debemos dejar votar o dejar de tener los mismos derechos porque eso es indispensable para que algunos luchen mejor por su libertad, pasarán por encima y ya está, porque algunos seres humanos adultos y sanos no gozan de libre albedrío sin hallarse determinados fatalmente por nada exterior ni están en contra de cualquier inicio de la violencia desde que descubrieron que sus intereses podrían entrar en conflicto con los de otras personas y que esos conflictos se dirimen en la realidad histórica y no en la ficción pacífica y liberal de la cabeza de un anarcocapitalista.

Negar lo que haya que negar en pos de una teoría da poca confianza y el anarcocapitalismo y la derecha alternativa se llevan el premio en intentar que todo lo que les conviene sea considerado una invención de un status quo feminazi y comunista para retener a siervos voluntarios.

Yo escucho a quien sea, y a César :), pero pido que se me escuche a mi también cuando sugiero que consideréis la posibilidad de que el mundo y las personas y los problemas existan fuera de vuestros límites craneales. Os pido que penséis 5 minutos porque el racismo y el machismo no son pacíficos fuera de vuestras cabezas.

berdonio

Silvia:

No se puede defender un régimen de libertades y pluralismo político, es decir, adornarse con supuesta vitola democrática chupiguay, y pretender estigmatizar y perseguir ideas con la excusa de que está claro que generan violencia porque si no, no se combatirían. O sea, que, siguiendo tu brillante razonamiento, está claro que los judíos eran nocivos porque de otro modo no hubieran sido gaseados.

No me juegues al ratón y al gato. Si el feminismo es pacífico y renuncia a tratar de cambiar la sociedad mediante coacción, fin del debate; como si me dices que eres ciclista o masoquista: me importa un bledo y como liberal me encogeré de hombros. Estamos hablando, por si todavía no te has enterado, de provocar cambios sociales violando la igualdad ante la ley y la libertad individual. Y en esto un liberal sí que tiene algo que decir.

Te lo resumiré: si te opones al machismo pacíficamente, no me interesa, y si te parece bien utilizar la coacción política y legislativa para torcer voluntades pacíficas que tú consideras machistas, te condeno y rechazo por criminal y agresora. No acepto que arbitres que, por ejemplo, defender una visión tradicional de los roles sexuales constituye en sí mismo una agresión. Cuando sentencias dogmáticamente que el machismo y el racismo no pueden ser pacíficos ¿pretendes que se debe multar y perseguir cualquier manifestación de los mismos, por ejemplo, un chiste o negarse a saludar a un japonés? Es bien sencillo: sí o no y déjate de rollos.

Argumentas que como siempre existirá poder político debes pisar antes de que te pisen. Bien, vamos avanzando: eso es puro pensamiento fascista. Silvia atesora ideas protofascistas que disfraza de socialismo y feminismo mientras ataca ad hominem a los ancaps como precursores de “las peores forma de Estado y para las peores formas violencia” (sic) porque le da la gana y ella lo vale.

Silvia suelta perlas como que “los negacionismos bajo argumentarios y acusaciones frívolas y mezquinas de subjetividad son una estrategia totalitaria.” ¿Y eso, Silvita querida, cómo refuta la subjetividad de considerar un chiste machista o tu respiración una causa de violencia? Y todo así

Cesar

Silvia: Retomo por última vez mi imposible misión de mostrarte el camino. Y digo imposible, cuando al yo decir que la justicia social es un sinsentido, me respondes con la simplona tontería de manual socialista de escuela pública .. ” La justicia social lucha por la justicia del individuo. Vivimos en sociedades desde siempre y las injusticias son sociales”…
La injusticias NO son sociales pues las padece el escalón primero y ultimo de su corpus , el individuo. El colectivo no sufre o goza, Francia no es mala, lo seria en todo caso algún que otro francés. La justicia es un atributo de la acción individual. Solo yo puedo ser justo o injusto con mi prójimo. La idea que la justicia puede proceder de algo impersonal que nadie controla, no es solo un error, es algo totalmente imposible. Te lo he explicado, Si disientes con mi explicación argumenta tu que entiendes por justicia social, pero no como acostumbras, con estereotipos del manual de izquierdas . Y te lo hago fácil, no desde el common law, sino del derecho acumulativo de Kelsen, el coactivo del señor feudal que a ti, como colectivista, te agrada ;) Sigues el manual del marxismo de atacar y pretender burlarte de tu interlocutor. No puedes emplear esta estrategia cuando tu oponente ya la conoce. El ataque es un fácil pero mal sucedáneo del pensamiento.
Un anarco capitalista no está contra tu inmigración. Entérate de una vez.!! Es evidencia –abrumadora- que la heterogeneidad étnica reduce drásticamente el soporte del nefasto estado de bienestar, si los votantes ven que gran parte de su dinero va a personas de diferente raza o grupo étnico. Esta verdad haría que cualquier político de izquierdas se haga de pronto fan del anarquismo…bueno cualquier ser racional (¿Capisci lo subliminal estimada.?)

Berdonio.. misericordia mea.

Cesar

Silvia: Retomo por última vez mi imposible misión de mostrarte el camino. Y digo imposible, cuando al yo decir que la justicia social es un sinsentido, me respondes con la simplona tontería de manual socialista de escuela pública .. ” La justicia social lucha por la justicia del individuo. Vivimos en sociedades desde siempre y las injusticias son sociales”…
La injusticias NO son sociales pues las padece el escalón primero y ultimo de su corpus , el individuo. El colectivo no sufre o goza, Francia no es mala, lo seria en todo caso algún que otro francés. La justicia es un atributo de la acción individual. Solo yo puedo ser justo o injusto con mi prójimo. La idea que la justicia puede proceder de algo impersonal que nadie controla, no es solo un error, es algo totalmente imposible. Te lo he explicado, Si disientes con mi explicación argumenta tu que entiendes por justicia social, pero no como acostumbras, con estereotipos del manual de izquierdas . Y te lo hago fácil, no desde el common law, sino del derecho acumulativo de Kelsen, el coactivo del señor feudal que a ti, como colectivista, te agrada ;) Sigues el manual del marxismo de atacar y pretender burlarte de tu interlocutor. No puedes emplear esta estrategia cuando tu oponente ya la conoce. El ataque es un fácil pero mal sucedáneo del pensamiento.
Un anarco capitalista no está contra tu inmigración. Entérate de una vez.!! Es evidencia –abrumadora- que la heterogeneidad étnica reduce drásticamente el soporte del nefasto estado de bienestar, si los votantes ven que gran parte de su dinero va a personas de diferente raza o grupo étnico. Esta verdad haría que cualquier político de izquierdas se haga de pronto fan del anarquismo…bueno cualquier ser racional (¿Capisci lo subliminal estimada.?)

Berdonio.. misericordia mea.

SILVIA

No entiendo nada de lo que me dices porque habéis degenerado y no sé ni de qué habláis (y vosotros tampoco). Os descontroláis y parece que esteís borrachos xD. A ver, a lo primero ya te lo he contestado dos veces, yo no quiero perseguir la libertad de expresión ni nada eso, puedes negarte a saludar a un japonés, yo no arbitro nada y menos los roles sexuales de cada uno, qué cojones me cuentas de los judíos.... "Argumentas que como siempre existirá poder político debes pisar antes de que te pisen. Bien, vamos avanzando: eso es puro pensamiento fascista" Yo no quiero pisar a nadie, ¿a quién piso yo? ¿El que es puro pensamiento fascista? +" Los negacionismos bajo argumentarios y acusaciones frívolas y mezquinas de subjetividad son una estrategia totalitaria. ¿Y eso, Silvita querida, cómo refuta la subjetividad de considerar un chiste machista o tu respiración una causa de violencia?" WTF? ¿¿De qué me hablas de que el que yo te acuse de negacionismo refuta la subjetividad de considerar un chiste machista o de que mi respiración es una causa de violencia?? ¿Me estás tomando el pelo? ¿Necesitas un paper de que el racismo ha causado violencia y la respiración no, con estadísticas y gráficas y p-values o algo así? ¿Es eso lo que me dices? ¿Eres anormal?

¿Qué es esta mierda de relativismo de infarto cerebral en el que insistes? ¿qué pasa que eres bobito y no sabes nada de la realidad y no sabes si un chiste mata a 30 personas o no? ¿Eres una máquina?¿Hasta qué punto puedes insultar a un negro antes que sea racismo?¿Hasta qué punto ese racismo puede joder una vida o causar una muerte? Vete a cagar. "Y todo así" lo tuyo, hablas un montón, pero no sabes lo que estás diciendo y lo oscureces para que parezca que tiene algún contenido. A esto EXACTAMENTE me refería con lenguaje post-distópico de programa informático y de obra de Vaclav Havel, que es que ya se lo he visto más veces en lumbreras como tú. Tus contestaciones a lo que yo he dicho, tus preguntas y tus comentarios son completamente nonsense. Luego habláis de Orwell, ostia puta.

El machismo, el racismo y el mercado y el capitalismo (el real) sin límites y como prioridad absoluta generan y han generado siempre violencia. De que ninguna de las tres no genere ni haya generado violencia no sé a quién vais a convencer porque es que es algo básico. Las otras que se me ocurren a la misma altura son la guerra y las guerras de religión. Como estrategia vais listos re-listos si queréis ir tratando a la gente normal de copito sucnor.

Todo esto ha empezado conmigo diciéndote que el machismo y el racismo no son pacíficos ¿Y qué cojones tiene que ver toda esta retahíla que me sueltas? ¿Como vas a defender al pluralismo si dejas que persigan a los homosexuales, a los de otra religión, a los de otra raza o que las mujeres sean tratadas como una mierda porque eso es libertad? El feminismo no es pacífico en qué??? Me cuestas que la cuestiones de raza y de género no han estado NUNCA detrás de ninguna opresión o que te haces un atlas schrugged con cualquier problema real que no te afecte y me cuantas que las feministas salimos con katanas pa violar la igualdad ante la ley que conseguimos hace ná y que soy criminal o no sé qué. Condéname por lo que ta salga de las narices, que de esto va vuestro macartismo posmoderno rancio y desfasado.

Te estoy diciendo que te enteres de algo de qué es el machismo y el racismo y de las consecuencias que ha tenido. Y te estoy diciendo que no vengas con excusas para negar que hayan generado violencia. No puedo jugar a mi juego favorito del ratón y al gato contigo porque solo vas a marearme. Como comprenderás yo asumo que tienes unas nociones mínimas de economía, ciencias sociales, ciencias políticas, literatura, filosofía e historia, pero sobre todo que tienes unas capacidades básicas para un diálogo en el que dos personas intercambian unos mensajes que tienen un sentido contextual y semiótico adecuado y con que además tienes un umbral mínimo de honestidad humana. Al parecer solo te haces el listo y encima de puta pena.

(Tampoco me he enfadado ni quiero insultarte, es que estoy cansada y no me gusta que me hagan perder el tiempo. Cuando discuto me gusta hacerlo bien y que la otra persona me respete un mínimo :))

Anónimo

es que encima todos los mensajes están descolocados esto es para pegarse un tiro xD

SILVIA

ay, César, Estás mezclando mil cosas que no voy a ponerme a argumentar ahora. Ya te dije que si algún día quieres argumentar tranquilamente y sin ningún manual me lo digas y te apalizo aunque grites Kelsen. He sido bien clara en mis comentarios y clara con de qué estaba hablando. No quería empezar otra discusión sin fin sobre mil cosas y mil debates paralelos. Solo ponía un comentario. Oye, ¿no te gusta la eneñanza pública?
Con el capisci innecesario y la misericordia a Berdonio me quedo. Ciao.

berdonio

Querida Silviuca:

Ayayayayay… vamos a tener que lavarte la boca con jabón, niña mala. Llega uno del trabajo y qué se encuentra?!! Farruca y con el culo al aire. No hay duda, a ti te va la marcha. Pues vale, me bajaré al pilón, ya que parece que corren nuevos aires por estos foros.

Hija, no entiendes nada porque eres idiota, no porque descontrolemos o estemos borrachos como tú. Te lo mastico por enésima y última vez: negarse a saludar a un japonés es racista, reírse de las mujeres asimilándolas a chifladas como tú podría considerarse un chiste machista y, sin embargo, ambos actos son también claramente inofensivos. No te has dada cuenta porque eres muy tonta, pero tan simple contraejemplo refutaría la gran estupidez que has arbitrado (o sacado de la manga, que no entiendes nada, burra) de que no existe racismo o machismo pacífico.

De los judíos te cuento, borrega, que me has dicho (escrito está) que condenas pensamientos “porque generan violencia que es real. Si no, no se combatirían” Si el mero hecho de que sea combatido te parece una manera correcta de demostrar la maldad de algo, los judíos debían de ser muy malos cuando fueron combatidos por los nazis. A buen entendedor pocas palabras bastan y una persona de inteligencia normal lo hubiera pillado a la primera, pero a ti hay que masticártelo porque eres imbécil.

¿Que tú no quieres pisar a nadie, so guarra, cuando apoyas una legislación que discrimina a los hombres por mor de pamemas feministas? Pensamiento fascista es considerar sospechoso a un hombre por el mero hecho de serlo y pretender luchar contra las presuntas causas de violencia que a una loca le salen del coño ¿Necesitas tú un paper, majadera, de los millones de víctimas del socialismo? ¿Debería perseguirse violentamente por ello la mentira socialista? Ahora te voy a demostrar que algunas respiraciones, o sea, vidas, retrasada incapaz de captar ni una simple metonimia, sí que pueden causar violencia a mansalva: Stalin, Hitler, etc. Tal vez tú puedas motivar porradas de violencia con la capacidad que tienes de desquiciar a la gente, concédeme que no es del todo descabellado

El relativismo, subnormal, es todo tuyo. Eres tú quien se ha deslizado por esa peligrosa pendiente y ahora tienes la desvergüenza y estupidez de proyectarlo y achacármelo para que te pueda poner, una vez más, de vuelta y media y en completo ridículo. ¿Cuándo he manifestado yo alguna duda sobre si un chiste pueda matar, bellaca mentirosa? Nunca, porque te he repetido hasta la saciedad que los simples chistes no matan, cosa que a ti no te cabe en esa cabecita idiota. Tampoco he negado jamás que llamar a alguien negrata asqueroso sea racista, pero estoy seguro de que a insultos no muere nadie, si no tú ya olerías más a cadáver que a puta barata. Me voy a cagar pero en tu boca, verdulera grosera inmunda, hasta dejarte claro que, al contrario que tú, yo no barajo ningún relativismo ni subjetividad acerca de lo que es tolerable y lo que no: el inicio de violencia (concepto perfectamente claro y distinto) es lo único inadmisible, pues sólo esta prohibición puede conformar una ética general y abstracta, completa y consistente. Todo ello te sonará a chino, pues bien se ve que eres una lerda sin capacidad ni formación (sin perjuicio de que a base de mamadas arruines más todavía el prestigio de alguna institución repartidora de títulos de todo a cien), pero a ver si entiendes esto: si intentas jugar a macho alfa vas a morder el polvo seguro. La política siempre ha sido y será asunto de machos alfa, y, aunque ahora os utilice oportunistamente, sólo es cuestión de tiempo que os vuelva a poner bajo su bota como hasta hace dos telediarios. A vosotras más que a nadie os conviene empezar a ser razonables y no promocionar el burka islamista jugando a zorras feminazis.

“…hablas un montón, pero no sabes lo que estás diciendo y lo oscureces para que parezca que tiene algún contenido” Apártate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo. No sé si esa obsesión proyectiva te viene de serie dado lo chalada que estás o sólo se trata, como diría César, de una argucia tosca sacada de un manual de propaganda marxista. Vamos a ver, cretina, ¿has podido leer y entender alguna vez en tu vida algo más complejo que una novela rosa? Pues entonces calla la boca. Compréndelo, cariño, yo no tengo especial interés en iluminar a una estúpida como tú -sólo eres una excusa para venir a soltar mi rollo-, pero soy muy cuidadoso en todo lo que escribo y hasta la última de mis frases tiene un sentido y una lógica que incluso a una borrica le puedo aclarar con paciencia. ¿Quieres que para contrastar traigamos a colación alguna de las perlas que vomitas en tus diarreas mentales pedantes y ridículas? Tía cochina, ¡mira cómo lo has puesto todo!

Lo explicaré una vez más porque a eso vengo y para que te jodas. El masculinismo (no utilizo el disfemismo “machismo” igual que tú no usas “hembrismo”), el racismo y el socialismo son sólo pensamientos y creencias. Las creencias no son violencia. Quien se limita a pensar, transmitir sus ideas o seleccionar sus relaciones y amistades no ejerce la menor violencia real. Tampoco se puede decir en rigor que las ideas provocan violencia, porque está claro que simplemente pensar no convierte a nadie en autómata asesino: leer a Marx no lleva necesariamente a emprender gulags y genocidios. La libertad de expresión y pensamiento es sagrada e incluye, por supuesto, la posibilidad de ser masculinista, racista, socialista o cualquier otra creencia por muchos crímenes que haya inspirado, que no causado, siempre protagonizados por un Estado y una política que urge erradicar. Ver películas violentas puede inducir a cometer actos violentos, pero es obvio que no a todos, luego no deben prohibirse, porque los adultos somos libres y responsables: siempre podemos decidir comportarnos bien o mal.

La ineludible conclusión de todo esto es que no se puede equiparar en rechazo y persecución legal la violencia y las hipotéticas causas que la susciten (que no pasan de elucubraciones). No, porque las segundas no constituyen violencia y supondría, por tanto, atajar con violencia legal actos pacíficos o no violentos. Lo no violento nunca se debe reprimir con violencia, pues la violencia es por definición lo peor y sólo cabe aplicarla en legítima defensa como reacción a su inicio. ¿Todavía no lo has entendido, burra? Toda la clase lo ha entendido pero tú no. Lástima que sea un soso liberal o no te sentarías en una semana.

Cualquier crimen deber perseguirse y punto, para lo cual sobra y basta el derecho penal tradicional, pero sin jugar a aprendices de brujo y extender la represión a actitudes y creencias que se conjeture más o menos fundadamente que lo propician. La etiología criminal tendrá su interés, pero no al extremo de inducir ataques preventivos legislativos y políticos que supondrían matar moscas a cañonazos y recurrir a lo peor, la violencia, por mor de meras e inciertas correlaciones estadísticas (Me temo que no has entendido ni papa, pero si quieres te lo explico con muñequitos en otro momento).

El tema es crucial. El feminismo y el socialismo en general se basan en la misma premisa: la creencia de que el derecho penal tradicional no es suficiente, la presunta necesidad de restringir la libertad individual con la excusa de que ciertos actos no violentos y por tanto no tipificados como delitos son sin embargo socialmente nocivos (cuando quieren justificar una arbitrariedad o desafuero lo adjetivan como “social” y punto pelota). Así, para esta gentuza no aceptar la ingeniería social homosexualista y feminista es perseguir a los homosexuales y tratar a las mujeres como una mierda. Por lo visto, el mercado y el capitalismo (ojo, el real, dice la imbécil) siempre han generado violencia ¿Te refieres al ansia de pillaje, crimen y envidia socialista, no? Por eso, para que exista democracia y pluralismo tienen que mandar ellos siempre o hay dictadura. Violencia o asimilable es lo que ellos decreten con independencia de códigos penales. Pero Silvia es boba y no ha entendido ni papa, o tal vez se hace la sueca como subterfugio. Cualquier imbécil entiende que el feminismo en particular y el socialismo en general que inspira leyes discriminadoras e ingeniería social coactiva de pacífico no tiene nada sin falta de que salga con katanas. Hala, ponte a llorar con tus lágrimas de cocodrilo feminista, hazte la víctima que se os da muy bien. Cualquier recurso rastrero es válido con tal de llevar el agua a tu molino, como hablar de rancia y desfasada caza de brujas. De brujas, sí, pero sana caza dialéctica que te ha acorralado, porque para incoar macartismos hay que estar en el gobierno ¿O no, tía boba?

Si yo me hago el listo de pena, está claro que tú bordas el papel de tonta.

Supongo que habrás gozado como una perra rabiosa con la azotaina. De nada. Espero que te haya gustado mi interpretación. Que conste que te respeto mucho y soy un caballero incapaz de insultar a una dama, y tú tampoco has dicho la palabrita de seguridad ¿o qué? Ahora si quieres nos fumamos un cigarrito, aunque yo no fume habitualmente (bueno, a decir verdad tampoco me van mucho estos jueguecitos morbosos, pero un día es un día y todo por la femme) Besitos

SILVIA

Berdonio.
No puedes entender porque no piensas como una persona. No puedes entender nada de la realidad si piensas en unos y ceros. Así no se puede hacer teoría sobre nada, ni siquiera la más lógica más rudimentaria funciona así. Yo no puedo hacerte las conexiones mentales para que puedas diferenciar entre libertad de expresión y una expresión política y social que hace peligrar la vida de las personas y que acaba de facto con la vida de las personas. Tampoco puedo explicarte su relación, porque esto no funciona con números y gráficas.

Yo no puedo explicarte nada del machismo y el racismo porque no queréis ni entender que exista lo social. Llevo diciéndote desde el primer mensaje que las creencias y los pensamientos no son un delito. El machismo y el racismo no son ni han sido nunca una mera creencia ni un mero pensamiento, y eso también te lo he explicado. Yo no puedo explicarte que es la responsabilidad individual con respecto a la responsabilidad hacia los demás porque el segundo componente de la ecuación os sobra por completo. Yo no puedo explicarte la diferencia entre lo real, histórico y actual y la movida que tienes en tú cabeza porque es que sería tener que explicártelo absolutamente todo.

Te lo había explicado todo ya y me vienes a tratar sin ningún respeto, y sí, has esgrimido un relativismo de infarto mental, y sí, vuestra teoría roza el más burdo negacionismo. También sois completamente analfabetos en cualquier materia de humanidades, por lo que veo tampoco sois capaces de no mentir y no sois capaces de dialogar en vez de hablar al foro para hacer la caja de brujas que ha llegado hasta un panoli intentando adivinar que YO me dedico a algo público. Mentís y no queréis entender nada de lo que digo, no queréis responder a nada de lo que digo. Es un peligro para los demás cuando personas con una inteligencia a las claras superficial se considera inteligente y también es un peligro cuando para hacerte el valiente y el único uno elige la manera más fácil, trepa, cobarde y egoísta. No le dais bien ni a lo racional ni a lo emocional: ese es el problema de los dogmatismos. Ya se lo dije también a César: si podéis, una desintoxicación nunca viene mal.

La vida no va sobre hacerse la víctima, va de ser un ser humano y de tratar a los demás como tales. Está claro que no habéis llegado a eso. Ya le he repetido a César en otra ocasión, y pensando que era capaz de operar como una persona y que solo estaba haciendo el payaso, que el único freno a cualquier anarquía son la gente que piensa, siente y actúa como vosotros. Las leyes y las coacciones son necesarias cuando la gente no sabe realizar operaciones básicas de convivencia EN SOCIEDAD y cuando no tiene capacidades para entender con cierta complejidad lo que es propio de lo humano (y por ende tampoco se hace responsable de ello). César tiene un patente trastorno antisocial de la personalidad (aunque al principio pensé que podría tener cierto asperger no diagnosticado) y los demás.... en fin. Es que todavía preguntan en serio que cuántos derechos naturales existen. No sé que os pasa en la cabeza. Mi curiosidad no tiene límites, pero la curiosidad mata al gato, así que mejor guardar distancias xD
Está bien saber cómo son las cosas más de primera mano, en parte me he entretenido bastante y también he aprendido mucho. Teoría y praxis es el único es el único autodidactismo posible ;)

Besitos a ti también, querido Berdonio.

Anónimo

sobre un "más" y quería decir "caza"*

Anónimo

sobra* xD

berdonio

Mucho mejor así. Primera vez que te veo en plan dialogante y sosegado (y eso que empiezas espetándome que no pienso como una persona) No es necesario impostar papelones de chica dura y descarada que se las sabe todas. No somos los modositos panolis aspérgicos que te supones, a los que puedas desmontar el chiringuito asustándolos con cuatro poses, procacidades y aspavientos.

Aquí no funciona más herramienta que la razón y si no sabes usarla pierdes el tiempo. Si alardeas de que tú sí que puedes, en oposición a nosotros, “diferenciar entre libertad de expresión y una expresión política y social que hace peligrar la vida de las personas y que acaba de facto con la vida de las personas” pero que te resulta imposible hacérnoslo comprender por lo que sea, es como decirnos que eres María Santísima. ¿Pretendes que caigamos rendidos a tus píes y te aceptemos como una especie de oráculo? Tan lelos no somos, Silvita.

Hablas de una expresión política y social que hace peligrar la vida de las personas. Te referirás al socialismo ¿no?, pues resulta un hecho indiscutible que no ha existido idea más peligrosa y que mayor sufrimiento haya traído a la humanidad. Pero no. Tú no opinas que se deba prohibir o tomar medidas políticas y legislativas contra el socialismo, sólo contra las ideas que a ti te disgustan como, por ejemplo, el machismo y el racismo. Y este dogma debemos aceptártelo como si fueras una suerte de revelación divina, ya que somos incapaces de entender no sé qué imaginarias explicaciones. Perdona, ¿pero sigues empeñada en salir bien librada de aquí con desplantes y petulancias? Ahora resulta nada menos que tendrías que explicárnoslo todo, o sea, que no tienes explicación de nada.

Resulta que somos negacionistas y relativistas, pero no puedes explicarlo o ya lo has hecho pero debe ser que desapareció misteriosamente. Y encima mentimos, no queremos responderte y somos peligrosos dogmáticos que rehuimos el debate y sólo venimos a atacarte porque te odiamos. Pero, claro, no puedes concretar qué mentiras, qué preguntas nos negamos a responder…Vale, cariño, sí, tienes toda la razón. Simplemente tienes razones que la razón no entiende.

Tú puedes negar tranquilamente todos y cada uno de los crímenes que se han perpetrado en nombre del socialismo, porque te sientes vinculada emocionalmente a él y ya se sabe que con la tribu se está con razón o sin ella; y, es verdad, quien carezca de esas conexiones neurológicas o sentimientos no lo va a entender jamás.

Nadie niega las legislaciones y opresivas costumbres racistas y sexistas del pasado o las desgraciadamente vigentes aún, pero se trata de problemas políticos, es decir, instituidos desde arriba por intervención gubernamental. Sin un gobierno que implante medidas racistas o sexistas el problema se enerva y desvitaliza hasta su desaparición. Sin un gobierno que decrete leyes sexistas o racistas, el derecho penal tradicional nos protege de sobra contra cualquier tipo de agresión con independencia de su etiología. No es sólo que sea suficiente, es que ir más allá implica necesariamente delinquir, puesto que la perversa ingeniería legislativa se basa en coaccionar y violar derechos fundamentales. Ingeniería moral y prácticamente perversa dados sus desconocidos efectos colaterales o inintencionados.

Si existe un problema de racismo y machismo búscalo en el gobierno, no en la sociedad.

Creo que cuando te tranquilizas das juego. Así que espero volver a “verte” por aquí, pero relajadita.

Saludos.

SILVIA

Berdonio.
En relación a tu prevención anticomunista, me gustaría recordar el momento APA y cadáveres del comunismo entre Darío y César en los comentarios de este artículo:

https://www.juandemariana.org/ijm-actualidad/analisis-diario/la-transexu...

Repetir aquí que ningún cadáver de regímenes comunistas os va servir de un mínimo de excusa para aupar con ironías y maquiavelismos a cualquier violación flagrante de la lucha de personas por su dignidad. El que se crea que eso le va a servir de excusa moral, aunque ya lo sepa perfectamente, le digo otra vez que va listo re-listo y le repito que es un cobarde de la peor especie.

En suelo europeo y suelo patrio recurrir a cualquier cadáver del comunismo no solo es una auténtica vergüenza, sino que es que ya nos conocemos todos desde antes de nacer. La propaganda de guerra fría es un chicle que ni se estirará eternamente ni servirá para tapar todos los agujeros y fugas de los que combatan desde cualquier tribuna a la democracia y a las luchas justas.

No os taparán las vergüenzas: belief in me, en el fondo estamos todos bien desnuditos, tal y como nuestras madres nos trajeron al mundo.

Repito también que con respecto al modelo económico y los problemas asociado, el rollo:
"Intervención estatal y socialismo = muerte y pobreza
Vs
Capitalismo y laissez faire = riqueza y libertad para todos
¿Ves que fácil?"
Es un Chernóbil mediático desde su misma gestación.

Que aquí primero se lo llevan todo bien destiladito gracias al poder político y luego cuando toca asumir la responsabilidad de lo que se chupa en un palco del Bernabeu liberalizamos todo gracias al poder político.

"Nadie" se hace rico trabajando, la gente gana pasta por estrategia y acceso privilegiado a técnicas de control e información, por desigualdades heredadas de generación en generación, por aprovecharse de la situación más desfavorable que otros tienen, por conexiones con el poder, por lobbies, por desigualdades legales que les benefician solo a ellos, por becas de fundaciones creadas por cabezas de caciquismos pasados a los que se les lavó la cara en la transición, por poder permitirse trabajar gratis (o incluso pagar o invertir en su trabajo) y por poder arriesgar falsamente y sin arruinarse frente a una mayoría que nunca llega a fin de mes y por un largo etc. que sencillamente no es accesible para un 99% de la gente.

Aquí se está pendiente de qué necesita la economía de nosotros para hacer el ajuste cueste lo que cueste mediante incentivos de conductismo animal (con penosos y contradictorios resultados) y mediante un control tan totalitario que en la RDA habría alarmado. Me vienen a decir en España y encima desde su sacrosanta seguridad laboral que o me saque del coño otra starpup de cupcakes para adelgazar que se venden a domicilio mediante aplicación de móvil o que me muera. Y no veis que esto ha superado todo lo kafkiano.

berdonio

Blablablá, blablablá, blablablá.

Silvia, los mantras sectarios y las expresiones estereotipadas tendrán alguna utilidad en Corea del Norte, pero te advierto que resultan del todo contraproducentes dirigidos a mentes un poco sanas y escrutadoras. Yo puedo ser un tarado como piensas, pero ¿qué harás cuando te topes con ellas? ¿O crees que todo el monte es orégano?

Vamos a analizarte la parrafada. Lo del “momento APA y cadáveres del comunismo entre Darío y César” me causa más bien perplejidad, pero será que no estoy a la altura de tu sutileza y sobrentendidos. Soy sólo un vulgar mortal, ¡oh, Minerva!

Dices rimbombante que los crímenes comunistas no son una excusa para violar la lucha de personas por su dignidad. Intentas escurrirte como una anguila con grotescas peticiones de principio y es muy deshonesto, porque aquí la única violación (de derechos fundamentales) la protagoniza el rampante feminismo legislador y coaccionador. El mundo al revés: defenderse del criminal ahora es violar la lucha del criminal por su dignidad.

Sigues eludiendo lo fundamental: por qué si crees que existen ideologías o actitudes peligrosas contra las que se deben tomar medidas, excluyes al comunismo. ¿Niegas los crímenes comunistas? Cada vez que aparezcas por aquí en plan revelación feminista de izquierdas cargada de razones alguien te recordará tan flagrante contradicción.

Después tienes la desvergüenza de insinuar un Chernóbil mediático neoliberal, como si la socialdemocracia no gozara de absoluta hegemonía mediática. Cada día eres más convincente, Antoñita la fantástica.

Y la guinda que no puede faltar en toda soflama neocomunista podemita: la casta política liberal y de derechas nos oprime y expolia con toda clase de trampas y privilegios (ahora se embrolla todo con clichés y pastiches precocinados: desigualdad, explotación, clientelismo, lobbies, discriminación, sinecuras y patatín y patatán), con “un control tan totalitario que en la RDA habría alarmado”. Nos roban el futuro, camaradas, ni trabajar nos dejan.

Hay que joderse. La apoteosis del cinismo y la hipocresía. Porque, pasmémonos, aseguran que la solución a todo eso es precisamente lo que lo causa pero elevado a la enésima potencia totalitaria: el socialismo y la intervención política.

Para Silvia y la izquierda, la riqueza es un problema. Donde ven un rico ven un culpable, pues, según ellos, esforzados y vagos, capaces y nulidades, motivados e indiferentes, serviciales y cicateros, aplicados y dispersos, honrados y criminales, etcétera, etcétera… deberían tener los mismos resultados, ya que si no es prueba de injusticia. Además, los malvados adinerados causan malestar a quienes ostentan la noble virtud de la envidia. La izquierda ama tanto a los pobres que no para de crearlos arruinando la economía, pero misteriosamente son esas probadas fórmulas de hambruna, miseria y opresión las que ahora van a rescatarnos. Resulta que los empresarios explotan a los trabajadores y los exprimen como a limones al tiempo que no les interesa contratarlos porque pierden dinero con ellos. Cómo es esto posible, cómo pueden ganar y perder dinero a la vez con los trabajadores es un Santo Misterio de la religión laica, pero doctores tiene la Iglesia Roja. La culpa de estos hechizos la tiene el puto mercado; lo que corresponde es subir el salario mínimo a un millón de euros. “Oye, tampoco te pases que eso es mucho”, me dice alguien. ¿Por qué eso es mucho y tres mil o dos mil no? Misterio. Debemos creer que mayor intervención del mercado laboral traerá mejores sueldos y trabajos más seguros; por ejemplo, prohibiendo el despido y el cierre de empresas por ruinosas que sean; pero, entonces ¿de dónde sacarán estos empresarios esclavos cada vez más endeudados el dinero para pagar los dignos salarios? Maná del Cielo, coño. Y todo así.

Misterios de la religión laica. Ahora entiendo por qué sacaste a colación el comentario de Darío: "Lo que es bueno es un plagio, y lo otro es malo, esa es la farsa de la religión laica”. Malo no, infernal.

Bucle

Yo no comparto la visión, expuesta por Juan Ramón Rallo, y que de pasada se deja entrever en la primera parte de este artículo, de que como ciudadanos los hombres estaríamos en deuda con las mujeres por todas esas cosas descritas, y que siempre recaen en la misma etapa de nuestra historia, cuando en época franquista las mujeres no tenían los mismos derechos.
Si los roles asignados a hombres y mujeres históricamente han sido desiguales obedece única y exclusivamente a una causa evolutiva, nacida de forma espontánea para maximizar la convivencia. En un entorno primitivo donde la falta de tecnificación requería familias numerosas para sobrevivir, resulta lógico, por obvias y múltiples razones, esa conducta maximizadora de que una parte de la pareja se dedicase al cuidado de la prole y tareas domésticas, además de su genética falta de fuerza física.
Que las mujeres en un inicio no pudiesen votar obedece a razones políticas, en España fue precisamente la izquierda quién les negó el voto por temor a que tuviesen un voto mayoritariamente de derechas. Y que luego llegase Franco y las constituyese en sujetos de segunda categoría nada tiene que ver con el ciudadano hombre de a pié. Los que conocimos parte de aquella época bien podremos recordar que en la mayoría de familias aquellas prohibiciones o necesidad del permiso del marido, eran consideradas absolutamente ridículas.
Vengo a decir, por lo tanto, que los hombres no tenemos ninguna culpa de la situación discriminatoria pretérita de la mujer, en todo caso la culpa hay que buscarla en el Estado que es quien la generó. Si existió esa discriminación, o mejor desigualdad de roles, fue plenamente aceptada por ambas partes de común acuerdo, el hombre y la mujer, siendo además imposible, como hay estudios que lo confirman, que sin el concurso pleno y aceptado de la mujer al progreso este no se habría dado, o al menos no habría alcanzado las cotas actuales, sirva de ejemplo el atraso de las sociedades musulmanas, donde en todo caso la culpa será de esos planificadores centrales religiosos o Popes de turno.
Por lo tanto dejen de hacerme, como hombre, responsable del machismo, no lo soy y nunca lo he sido, la historia de la relación hombre/mujer es una historia mutuamente gestada, de forma evolutiva, donde la diferenciación de roles no tiene por qué suponer discriminación; y no debo nada a ninguna mujer, a la especie mujer, en los términos planteados, (evidentemente muchas deudas personales con aquellas mujeres que se han cruzado en mi vida) pero no tengo ninguna deuda con esa "especie diferenciada" que pretenden crear y que solo se mantiene por su antagonismo con el hombre.
Y naturalmente estoy excluyendo episodios violentos concretos que ha habido y habrá en cualquier tipo de relación que se fragüe, fraternal, paternal, marital, etc

Nacho

Bajo la suposición de que vivimos en un sistema patriarcal. Donde existen sesgos sistemáticos contra la mujer que le impiden, pese a la igualdad ante la ley, el mismo desarrollo que al hombre.

El liberalismo, bajo dicha suposición, si no he entendido mal. Asume que la asociación e intercambio voluntarios en condiciones de libertad harían que dichos sesgos tiendan a desaparecer.
Mi duda es: ¿que ocurre si dichos sesgos están afectando a la libre asociación e intercambio entre personas? ¿no sería el patriarcado, en sí mismo, un elemento de coacción que impide el desarrollo de la libertad individual?

Me parece un tema muy interesante el de la libertad en situaciones de sesgo estructural, y las soluciones a los problemas que se generan sin participación de una autoridad coercitiva

berdonio

Creo que estás un poco confundido, Nacho. Los sesgos no tienen que desaparecer (de hecho, alguna utilidad evolutiva habrán tenido cuando son tan persistentes y en todo caso nada más perjudican a quien los padece), sólo el insidioso inicio de violencia. Con eso es más que suficiente.

Dejad, por favor, de promocionar el patriarcado, el masculinismo y el conservadurismo, porque a este paso profesarlos va a ser un modo de desmentir algo bastante peor.

Nacho

Gracias Berdonio por tu comentario. Pero no me has sacado de mi confusión.

No me ha quedado claro si asumes que existe un sesgo, que podemos o no llamar patriarcado, pero que es aceptable y hasta evolutivamente justificable.
O si consideras que hablar de sesgo es promocionar una idea de feminismo perjudicial para la sociedad.

Insisto, las tesis de que el patriarcado no existe las comprendo. Ian Rand por ejemplo tenia dicha visión. Pero me interesan las tesis liberales que asumen que si existe un sistema estructuramente patriarcal, y como defienden que la libertad es la mejor receta para lidiar con él.

Nacho

Gracias Berdonio por tu comentario. Pero no me has sacado de mi confusión.

No me ha quedado claro si asumes que existe un sesgo, que podemos o no llamar patriarcado, pero que es aceptable y hasta evolutivamente justificable.
O si consideras que hablar de sesgo es promocionar una idea de feminismo perjudicial para la sociedad.

Insisto, las tesis de que el patriarcado no existe las comprendo. Ian Rand por ejemplo tenia dicha visión. Pero me interesan las tesis liberales que asumen que si existe un sistema estructuramente patriarcal, y como defienden que la libertad es la mejor receta para lidiar con él.

Nacho

Gracias Berdonio por tu comentario. Pero no me has sacado de mi confusión.

No me ha quedado claro si asumes que existe un sesgo, que podemos o no llamar patriarcado, pero que es aceptable y hasta evolutivamente justificable.
O si consideras que hablar de sesgo es promocionar una idea de feminismo perjudicial para la sociedad.

Insisto, las tesis de que el patriarcado no existe las comprendo. Ian Rand por ejemplo tenia dicha visión. Pero me interesan las tesis liberales que asumen que si existe un sistema estructuramente patriarcal, y como defienden que la libertad es la mejor receta para lidiar con él.

Nacho

Gracias Berdonio por tu comentario. Pero no me has sacado de mi confusión.

No me ha quedado claro si asumes que existe un sesgo, que podemos o no llamar patriarcado, pero que es aceptable y hasta evolutivamente justificable.
O si consideras que hablar de sesgo es promocionar una idea de feminismo perjudicial para la sociedad.

Insisto, las tesis de que el patriarcado no existe las comprendo. Ian Rand por ejemplo tenia dicha visión. Pero me interesan las tesis liberales que asumen que si existe un sistema estructuramente patriarcal, y como defienden que la libertad es la mejor receta para lidiar con él.

Nacho

jajaja, perdon por los 50 comentarios iguales pero el Camptcha ha fallado varias veces y al final ha publicado todo.

Nacho

jajaja, perdon por los 50 comentarios iguales pero el Camptcha ha fallado varias veces y al final ha publicado todo.

berdonio

No creo que exista ninguna idea perjudicial para la sociedad. Lo pernicioso es el poder político y la legitimidad que algunos se arrogan para imponer a los demás unas ideas erróneas que sólo a ellos deberían perjudicar.

Por supuesto que es aceptable padecer cualquier preferencia, sesgo cognitivo o tara genética. No hay que exterminar a nadie por eso; ni siquiera tratar de educarle si no lo desea

Dices que te interesan unas tesis liberales imposibles, pues a ningún liberal como tal le concierne lidiar contra un supuesto patriarcado que asuma la igualdad ante la ley. Como tampoco le concierne luchar contra Satán o la danza contemporánea (como liberal, digo)

Páginas