Usted está aquí

Valor en los altcoins

Ahora que bitcoin vuelve a estar en boca de muchos debido al descalabro generalizado en el mercado de criptomonedas, conviene pararse a pensar si realmente todo lo que hay en el mercado son “tulipanes” o si por el contrario hay valor real y una tecnología absolutamente disruptiva todavía en fase de desarrollo. Para ello, vamos a analizar brevemente algunos de los altcoins que consideramos presentan un mayor potencial:

  • Ethereum (ETH): Su criptomoneda, el ether, utiliza su propia blockchain pública (Ethereum), que surgió inicialmente para paliar las limitaciones técnicas de Bitcoin. Posibilita acciones más avanzadas, como la custodia de valores, permite poner límites a los reintegros o abre la puerta a los famosos contratos inteligentes. El protocolo Ethereum va más allá de su token (ether) y se integra perfectamente con algunas de las alternativas que veremos más abajo.
  • Raiblocks (XRB): Rebautizada a Nano recientemente, busca competir en el mercado de las criptomonedas vía velocidad, coste y escalabilidad: las transacciones se ejecuten de forma instantánea y sin comisiones. Además, al contrario que bitcoin, también ofrece una escalabilidad ilimitada, haciéndola así muy atractiva para las transacciones peer-to-peer. Debido a estas características, también puede tener usos para micro pagos de activos digitales o suscripciones, pagos instantáneos en comercios o para el trading en mercados de criptomonedas, entre otros.
  • iExec (RLC): Este cripto-activo también se basa en la blockchain de Ethereum y se centra en la provisión de servicios de almacenamiento distribuido en la nube. Sus impulsores buscan crear un marketplace descentralizado donde cualquiera pueda ofrecer sus aplicaciones, excedente de almacenamiento o servidores.
  • IOTA (MIOTA): Según ellos mismos exponen, IOTA busca ser la columna vertebral del Internet-of-Things (IoT). Utiliza un protocolo innovador (distinto a blockchain) de prueba cuántica conocido como Tangle. Una de sus ventajas comparativas con respecto a Bitcoin o Ethereum es su escalabilidad sin límites, cero comisiones o transacciones ultra rápidas. Busca facilitar la integración y la comunicación entre dispares y complejos sistemas existentes.
  • Monero (XMR): Al contrario de lo que generalmente se piensa, bitcoin o la mayoría de criptomonedas no son anónimas sino que son pseudónimas y relativamente fácil de rastrear. Monero en cambio, ofrece un anonimato completo y es considerado el “cash” de las criptomonedas. Ellos mismos se catalogan como una criptomoneda segura, privada e imposible de rastrear.
  • Steem (STEEM): Es una especie de red social que funciona a través de la plataforma Steemit que permite a creadores, escritores, blogueros, etc. compartir sus trabajos y obtener créditos en función de los likes o las veces que su trabajo es compartido.
  • Storj (STORJ): Busca descentralizar los servicios de almacenaje en la nube permitiendo a los usuarios alquilar espacio disponible que tienen en sus discos duros. Esto se hace asegurando un proceso totalmente encriptado y distribuido basado en blockchain que garantiza (al contrario que Dropbox, Drive de Google o iCloud de Apple) que solamente el propietario de la información tiene acceso a la misma.
  • Maidsafe (MAID): Descentraliza servicios de Internet permitiendo la gestión peer-to-peer de los mismos. Algunos de estos servicios son el e-mail, los navegadores, los servicios de mensajería o el almacenamiento en la nube.
  • Byteball (GBYTE): Simplifica la utilización de los contratos inteligentes haciéndolos accesible al gran público. Mediante el uso de esta tecnología, otorga confianza entre partes desconocidas que de otra forma sería totalmente imposible. Cuando un contrato es creado en la plataforma Byteball, las partes saben que éste va a funcionar exactamente como ha sido acordado pues es validado por múltiples nodos dentro de una red descentralizada que sigue las mismas normas que además son inmutables.
  • Bitshares (BTS): Los creadores de Bitshares buscan optimizar la compra-venta de activos mediante al descentralización de los exchanges. A parte de los servicios que ofrece cualquier casa de cambio, también incluye otros servicios más típicos de los bancos o un sistema dinámico de gestión de permisos que podría resultar muy útil para el mundo corporativo.

El listado anterior es solo una pequeña muestra de la inmensa cantidad de proyectos interesantes que se están lanzando al mercado. Los desarrolladores siguen innovando para mejorar las soluciones propuestas por los pioneros de esta tecnología y para satisfacer las necesidades del gran público. El uso más conocido de las criptomonedas es el de los pagos y como vemos ya están surgiendo alternativas totalmente complementarias entre sí. La variedad de proyectos es realmente elevada y la continua competencia garantizará que únicamente los que mejor satisfagan las necesidades de los consumidores y los que estos más valoren, sobrevivan.

Aún así, hemos visto que las iniciativas no se limitan únicamente al mundo de los pagos sino que amenazan con revolucionar cualquier sector donde se requiera a un tercero para garantizar la confianza entre las partes.

En definitiva, el mercado de criptomonedas puede (o no) estar sobrevalorado, puede haber un entusiasmo en cierta medida desmesurado, hay fraudes y proyectos que lo único que buscan es sacar el dinero a los inversores pero en ningún caso nos encontramos ante un activo carente de utilidad (mas allá de la mera ornamentalidad)  como puede ser el bulbo de un tulipán. Al igual que ocurrió durante la burbuja puntocom, muchos proyectos caerán por el camino y sólo los mejores perdurarán.                      

Nota: este artículo no es una recomendación de compra o de venta. El autor, de forma directa o indirecta, podría tener posiciones en los activos aquí mencionados. 

Comentarios

Jmribes

Fantástico artículo Jordi. Todo el mundo se queda con la especulación del Bitcoin pero hay mucho más allá. Hace falta más este tipo de artículos. Hay una explosión de nuevos proyectos con ideas apasionantes que poco a poco van a cambiar nuestro mundo. No tengo duda que la tecnología blockchain va a traer una nueva etapa de prosperidad.

Me gusta mucho la selección de proyectos que has hecho, vamos, casi se corresponde con mi portfolio... Creo que el más utópico y por ello más interesante es el de Maidsafe. El nacimiento de un nuevo Internet, sin censuras, sin monopolios, con el control absoluto por parte del usuario de los datos personales, con un medio de pago integrado que va a traer una nueva economía... Si los gobiernos no lo paran, y creo que no van a poder, va a ser una auténtica revolución.

Muchas gracias por el artículo y espero leer más de este estilo.
P.D.creo que iExec está más relacionado con computación en la nube que con compartir almacenamiento, pero la explicación es muy buena.
P.D.2 Hodl!