Usted está aquí

La actualidad de Enrique Ghersi

El próximo 9 de marzo, Enrique Ghersi formará parte del Free Market Roadshow Madrid. También visitará otras ciudades en su paso por España, como Tenerife (8 de marzo) o Sevilla (10 de marzo).

Resulta necesario reivindicar la gran actualidad de este autor, especialista en economía informal, Derecho y Economía o teoría de las instituciones. La obra seminal de la que es coautor, El otro sendero, se halla de plena vigencia hoy.

Al contrario de lo que no pocas veces se transmite, los pobres no son generalmente asalariados, sino autónomos informales a los que no les queda otra vía que ésa para participar de alguna forma en el mercado.

Entre las causas del fenómeno de la informalidad, resulta clave la persistente tradición mercantilista presente en muchos países, esto es, la creación de barreras de entrada en sectores económicos a través de la regulación de su ejercicio o directamente de la protección de ciertos grupos económicos ya establecidos. El objetivo, en estos casos, es impedir el acceso a la formalidad para proteger las rentas de esos sectores económicos protegidos.

Entender la informalidad permite discurrir acerca de sus causas, sus manifestaciones, sus mecanismos de expansión, pero también los problemas que ésta genera o las vías que se pueden establecer para que se legalice la propiedad que de facto es, pero de iure no.

La informalidad se mueve en un espectro amplio:

  • Vivienda informal: implica ocupación, construcción, urbanización (provisión de servicios al asentamiento), y finalmente formalización del derecho de propiedad.
  • Comercio: desde el comercio itinerante a la ocupación de lugares fijos en la vía pública o la proliferación de mercados informales.
  • Transporte, con la clásica invasión de rutas…

Los costes de la formalidad en los tres campos anteriores y en la industria, en términos de acceso y permanencia, explicarían las dificultades de importantes bolsas de población para operar dentro de la legalidad. El efecto expulsión del legislador es crucial no sólo por privilegiar, sino por lanzar a la ilegalidad a grandes sectores de población, los menos preparados para sortearla.

La informalidad no está exenta de problemas de profundo calado. Entre los costes asociados a la informalidad, los implicados han de estar en continua alerta para evitar penas, impuestos y sanciones laborales, además de que no disponen de buenas leyes que trasladen certidumbre al ejercicio profesional o a la propiedad: derecho contractual, derechos de propiedad… Por supuesto, es una quimera, en muchos casos, el acceso al crédito, y la transmisión de propiedad acarrea serias dificultades.

Las consecuencias de una informalidad muy extendida son la baja productividad, la menor inversión, los sistemas financieros deficientes, la ineficiencia recaudatoria del sistema tributario o el atraso tecnológico.

Su vigencia está más viva que nunca, también como enseñanza para el contexto español. La libertad y la prosperidad se asientan sobre bases muy frágiles. La degradación del derecho, el populismo y el papel de las instituciones serán, por todo lo anterior, centro de debate en el tercer panel del FMRS Madrid de este año (en la Fundación Rafael del Pino), con Enrique Ghersi, María de los Ángeles Murillo, Carlos Rodríguez Braun y María Blanco (como moderadora).

Comentarios

Añadir nuevo comentario