Usted está aquí

La falacia de los impuestos bajos en España

Estudio comparado de fiscalidad

Los argumentos del Gobierno en favor de nuevas subidas impositivas, sustentados en que son "muy bajos" y hay que "homologarlos" a la media europea, son insostenibles. El Ejecutivo crea confusión al emplear la presión fiscal como sinónimo de fiscalidad baja, ocultando que los tipos de gravamen soportados por los españoles son tan altos, si no mayores, que los de los países con mayor presión fiscal.